Sexualidad y Embarazo,la vida sexual de una pareja segunda parte?

La vida sexual Los cambios físicos que sobrevienen hacen que las parejas deban cambiar sus técnicas y posturas sexuales. Las posiciones recomendadas son aquellas en la que no se descargue el peso sobre le abdomen tales como las laterales, la conocida como posición del perrito y las que la mujer está encima ya que... mostrar más La vida sexual
Los cambios físicos que sobrevienen hacen que las parejas deban cambiar sus técnicas y posturas sexuales. Las posiciones recomendadas son aquellas en la que no se descargue el peso sobre le abdomen tales como las laterales, la conocida como posición del perrito y las que la mujer está encima ya que le permiten un control total de la penetración.
Es muy necesaria una buena higiene de los genitales de ambos pero en especial del varón, para evitar el aporte de gérmenes extraños a la flora habitual al medio vaginal. El embarazo es un buen momento para explorar nuevas maneras de satisfacerse mutuamente que no sean exclusivamente el orgasmo por penetración vaginal. Todo el cuerpo de la mujer es una antena para recibir estímulos también el del hombre, la experiencia del varón fruto de una educación sexual inadecuada y llena de prejuicios, delimita el placer sexual al placer genital desconociendo toda la potencialidad del estímulo de otras zonas.
A priori no hay ningún inconveniente para continuar la vida sexual, teniendo en cuenta las peculiaridades propias del embarazo como el aumento del volumen del abdomen y de los cambios de la libido por la acción de las hormonas. Cualquier situación anormal como pérdidas de sangre pueden ser indicadores de problemas, por lo que se deben discontinuar la actividad sexual y consultar de inmediato al médico.
El embarazo es un etapa que vivida en profundidad sin duda hará que la pareja y cada integrante como individualidad, salga fortalecida y renovada en todos los aspectos de su vida. Luego del post-parto la madre sufre otra adaptación emocional y sicológica especial con la finalidad de comunicarse con el bebé, proceso que se manifiesta en mayor emotividad, sensibilidad, si este proceso es compartido con la pareja se descubrirán en un nuevo proceso de interacción amorosa, que sin duda se ampliara hacia el nuevo integrante, con todo lo positivo que esto aportará a su desarrollo físico, psicológico y afectivo.
5 respuestas 5