Anónimo
Anónimo realizada en Arte y humanidadesHistoria · hace 1 década

Mengele el más monstruo de los nazis?

Durante la Segunda Guerra Mundial, algunos médicos alemanes realizaron experimentos dolorosos, y a menudo mortales, en miles de prisioneros de los campos de concentración sin su consentimiento.

Los experimentos médicos contrarios a todo sentido ético que fueron llevados a cabo durante el Tercer Reich se pueden dividir en tres categorías. La primera abarca los experimentos dirigidos a la facilitación de la supervivencia del personal militar del Eje. En Dachau, los médicos de la Fuerza Aérea alemana y de la Institución experimental alemana para la aviación realizaron experimentos sobre altitudes elevadas, utilizando cámaras de baja presión, para determinar la altitud máxima desde la cual la tripulación de un avión dañado podría lanzarse en paracaídas con seguridad. Los científicos realizaron experimentos sobre la congelación en los que utilizaban a los prisioneros para encontrar un tratamiento efectivo contra la hipotermia. También utilizaban a los prisioneros para probar varios métodos de potabilización del agua de mar.

La segunda categoría de experimentos estaba dirigida al desarrollo y comprobación de productos farmacéuticos y de métodos de tratamiento para las lesiones y enfermedades a las que el personal militar alemán y el personal de ocupación estaban expuestos en los campos. En los campos de concentración alemanes de Sachsenhausen, Dachau, Natzweiler, Buchenwald y Neuengamme, los científicos probaron compuestos de inmunización y sueros para la prevención y tratamiento de enfermedades contagiosas; entre ellas la malaria, el tifus, la tuberculosis, la fiebre tifoidea, la fiebre amarilla y la hepatitis infecciosa. En el campo de Ravensbrueck se realizaron experimentos con injertos óseos y experimentos para probar la eficacia de las drogas sulfa de nuevo desarrollo (sulfanilamida). En Natzweiler y Sachsenhausen se sometió a los prisioneros al fosgeno y al gas mostaza para poder probar los posibles antídotos.

La tercera categoría de experimentos médicos pretendía progresar en los principios raciales e ideológicos de la visión nazi. Los más infames eran los experimentos de Josef Mengele en Auschwitz. Mengele llevó a cabo experimentos médicos con gemelos. También dirigió experimentos serológicos con romaníes (gitanos), al igual que Werner Fischer en Sachsenhausen, para determinar cómo las diversas "razas" soportaban las diferentes enfermedades contagiosas. La investigación de August Hirt en la Universidad de Estrasburgo también pretendía establecer la "inferioridad racial judía."

Otros experimentos horripilantes, que pretendían ampliar los objetivos raciales de los nazis, consistían en una serie de experimentos de esterilización llevados a cabo principalmente en Auschwitz y Ravensbrueck. Allí, los científicos probaron varios métodos en su esfuerzo por desarrollar un procedimiento eficiente y barato para la esterilización total de los judíos, romaníes y de otros grupos considerados racial o genéticamente indeseables por los nazis.

18 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta favorita

    Médicos nazis, ¿médicos o carniceros con título universitario?

    Por José Antonio Aguilar

    Hacía tiempo que no publicaba un articulo “currao”, a continuación, dividido en cuatro partes debido a su extensión, publicaré uno sobre los médicos nazis, para el cual he recopilado información y traducido textos de otros autores y extraídos de libros de historia y revistas médicas.

    En la primera parte de este articulo, daremos un pequeño repaso a la “obra” en general de estos criminales.

    Una segunda parte irá dedicada en exclusiva al quizás mas mediático y conocido de estos Ángeles, el conocido como ángel de la muerte, Joseph Mengele. Su vida y su obra.

    La tercera parte habla de los experimentos llevados a cabo en los campos de concentración.

    La cuarta y última, va dedicada a otros miembros de la organización Nazi, en su mayoría médicos, que directa o indirectamente, desde un despacho o desde una sala de operaciones, participaron en las atrocidades cometida en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial.

    También colocaré un pequeño álbum de fotos donde colgaré imágenes de alguna de las victimas, así como de alguno de los verdugos.

    Espero que os guste, aunque advierto que puede herir la sensibilidad de personas más sensibles.

    Saludos.

    1ª Parte: El uso de la ciencia médica por parte de los nazis

    "Las decisiones que tome, deberán ir en beneficio del paciente, según mi capacidad y criterio, y no para su sufrimiento o perjuicio." Fragmento del juramento hipocrático, que viene siendo tomado a los médicos desde hace 26 siglos.

    Los médicos nazis fueron agentes exterminadores

    El nacionalsocialismo se valió de los conocimientos científicos y técnicos que había desarrollado Alemania para perfeccionar sus sistemas de asesinato masivo. Bajo las órdenes del Reich se realizaron experimentos con los prisioneros en los campos de concentración que llegaron a extremos de crueldad y horror. William Shirer.

    Entre otras cosas, durante la Segunda Guerra Mundial, el régimen que lideraba Adolf Hitler se sirvió de los conocimientos técnicos y científicos que había alcanzado Alemania para perfeccionar los sistemas de exterminio masivo para eliminar a millones de seres humanos considerados inferiores por el Reich. Sostenía que la raza aria provenía del norte de Europa y que había sido el origen de las grandes civilizaciones de Egipto, Persia, India, Grecia y Roma, pero que había degenerado al mezclarse con "razas inferiores".

    Pero además utilizó a los prisioneros en los campos de concentración para realizar experimentos médicos de tal crueldad, que han escrito una de las páginas más oscuras, si no la más oscura, en la historia de la experimentación científica.

    Todavía asusta oír el nombre de Josef Mengele, el "ángel de la muerte" del campo de concentración de Auschwitz, que entre mayo de 1943 y enero de 1945 escogió sistemáticamente a cautivos para someterles a todo tipo de pruebas, que implicaban la tortura y el asesinato, con la excusa de encontrar respaldo para las teorías pseudocientíficas del régimen nazi. Sin embargo, no era el único. En 1941, más de 40% de los médicos alemanes estaban inscritos en el partido nazi.

    En 1920 se publicó un escrito “El permiso para destruir las vidas que no merecen ser vividas”, de Karl Binding y Alfred Hoche, donde los autores sostenían que esos asesinatos debían considerarse "un tratamiento y un trabajo curativo". Estos tratamientos condujeron a la muerte a personas con discapacidades físicas e intelectuales. La labor tenía como fin último la "purificación" del material genético ario. Cuando Hitler autorizó, en 1939, las "muertes por piedad", comenzaron a trasladarse a instituciones especiales a personas a las que se declaraba desahuciadas. Entre ese año, 1939 y 1945 "unas 200.000 fueron asesinadas en programas de eutanasia", casi 35.000 al año, casi 100 al día. La cifra incluía a 5.000 niños y niñas con enfermedades de nacimiento, cuyos certificados de defunción eran falsificados para ocultar la causa de su muerte a sus padres.

    En 1931, las SS establecieron una Oficina de Raza y Asentamiento para realizar “investigación” de razas y para determinar la aceptabilidad de posibles cónyuges de los miembros de las SS. Después de su ascenso al poder, los nazis aprobaron las Leyes de Nuremberg en 1935, que codificaban una supuesta definición biológica del judío.

    Durante la guerra, los médicos nazis realizaron falsos experimentos médicos intentando identificar pruebas físicas de la superioridad aria y la inferioridad de los no arios. A pesar de matar innumerable prisioneros no arios en el curso de estos experimentos, los nazis no pudieron encontrar ninguna prueba de sus teorías de diferencias biológicas de raza entre los seres humanos.

    Experimentos

    - Se encerraba a los prisioneros en cámaras especiales y se les sometía a ensayos de alta presión hasta que dejaban de respirar.

    - Se les inoculaba el tifus y la ictericia de Weil.

    - Se probaba en ellos proyectiles envenenados y gases.

    - En el campo de concentración de Ravensbruck, se usaba a las prisioneras polacas para estudios sobre gangrena ósea.

    - En Buchenwald se llegó a medir cuánto tiempo sobrevivían mujeres gitanas a las que se alimentaba exclusivamente con agua salada.

    - En Dachau, el médico Sigmund Rascher sometía a prisioneros a condiciones de presión y de temperatura en las que no sobreviviría ningún ser humano y tomaba nota detallada de su agonía.

    - En el campo de concentración de Auschwitz, bajo la dirección de Mengele, además de médico, antropólogo, no tenía reparos en realizar experimentos que causaban terribles sufrimientos y podían desembocar en la muerte de los niños y adultos que trataba. Más de 250 parejas de gemelos, en su mayoría niños, fueron sometidas a sesiones en las que se les ataba con correas a frías mesas de mármol y a continuación procedía, generalmente sin anestesia, a manipularles la columna vertebral y a inyectarles los ojos o los órganos interno.

    Condenas y códigos

    Durante los juicios de Nuremberg, un puñado de médicos nazis fueron condenados a penas que incluyeron la horca, cadena perpetua o años de prisión. Sin embargo, muchos de los involucrados en el genocidio continuaron sus carreras. El temible Josef Mengele se convirtió en fugitivo de la justicia y murió en 1979 en Brasil.

    El Código de Nuremberg, regulaba la experimentación en humanos. El texto reconocía que las aberraciones ocurridas en los campos de exterminio, "no fueron acciones aisladas o casuales de médicos o científicos que trabajaban aislados o por su propia responsabilidad, sino que fueron el resultado de una normativa coordinada al más alto nivel de gobierno".

    El código estableció desde entonces que lo éticamente aceptable es que haya consentimiento voluntario del sujeto de experimentación; que el resultado del experimento debería prometer resultados beneficiosos; que debía diseñarse sobre experimentación en animales previamente y que debían tomarse las medidas necesarias para evitar el riesgo, la lesión o la incapacidad de los sujetos que participaban en las experiencias.

    2ª Parte: Joseph Mengele, el ángel de la muerte

    Josef Mengele (* 16 de Marzo de 1911 Günzburg, † el 7 de febrero de 1979 en Bertioga, Brasil) fue médico en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz, donde realizó experimentos con seres humanos que ocasionaban la muerte de los mismos en la mayoría de los casos. Se le apodaba como Beppo y el Ángel de la muerte.

    Biografía

    Estudió medicina y antropología en las universidades de Múnich, Viena y Bonn. En Múnich se doctoró en antropología en 1935 con una tesis doctoral acerca de las diferencias raciales en la estructura de la mandíbula inferior, A continuación viajó a Francfort del Meno, donde trabajó como ayudante de Otmar von Verschuer en el Instituto de Biología Hereditaria e Higiene Racial de la Universidad de Francfort. En 1938 se doctoró en medicina con una tesis doctoral titulada Estudios de la fisura labial-mandibular-palatina en ciertas tribus.

    Trayectoria nazi

    En 1932, a la edad de 21 años, Mengele se afilió a Casco de Acero, Liga de los soldados de vanguardia (Stahlhelm, Bund der Frontsoldaten), asociación nazi que se incorporó a la Sturmabteilung (SA) en 1933 y que Mengele abandonó poco después alegando problemas de salud. Se afilió al partido nazi en 1937 y en 1938 entró en la Schutzstaffel (SS). Entre 1938 y 1939 sirvió durante seis meses en un regimiento de infantería ligera de tropas de montaña. En 1940 fue destinado a la reserva del cuerpo de médicos, comenzando un período de tres años en el que serviría en una unidad Waffen SS, la Viking. En 1942, en Rostov, resultó herido en una pierna en el frente ruso y fue declarado no apto para el combate. Gracias a su comportamiento brillante frente al enemigo en el frente oriental fue ascendido al rango de capitán. Fue re-asignado entonces como Lagerarzt, médico de campo de concentración.

    El ángel de la muerte de Auschwitz

    Mengele fue enviado al campo de concentración de Auschwitz en sustitución de otro doctor que había caído enfermo. El 24 de mayo de 1943 se convirtió en el oficial médico del llamado campo gitano.

    Fue durante su estancia de 21 meses en Auschwitz cuando el doctor Mengele alcanzó la fama, ganándose el apodo de "ángel de la muerte". Cuando los vagones de tren repletos de prisioneros llegaban a Auschwitz II (Birkenau), con frecuencia Mengele esperaba en el andén junto a otros médicos para seleccionar a los más aptos para el trabajo y la experimentación, así como quiénes serían enviados inmediatamente a las cámaras de gas.

    Mengele se paraba en una rampa frente a las filas e indicaba con un gesto de la mano quién moría y quién vivía, a la derecha iban los ancianos, niños, mujeres embarazadas e incapacitados, a la izquierda iban las mujeres jóvenes y hombres de evidente buen estado de salud. Los que quedaban en la fila de la derecha iban directos a las cámaras de gas. Muchas veces en los vagones en que se traían a los condenados quedaban cadáveres de madres con sus crías aún vivas en los vagones, y Mengele ordenaba lanzar esas criaturas directamente al horno de la lavandería para que sirvieran de combustible. Más tarde cambió de actitud, permitió a las embarazadas dar a luz y los bebés nacidos eran confiscados para ir a dar a una sala de experimentación en otro lugar del campo. En muchos casos, Mengele ordenó que a la madre parturienta se le vendase el pecho para que no amamantara a su bebé. Recopilaba datos sobre la muerte por inanición de los infantes.

    Mengele explicaba a otros colegas su actitud: "Cuando nace un niño judío no sé qué hacer con él, no puedo dejar al bebé en libertad, pues no existen los judíos libres. No puedo permitirles que vivan en el campamento, pues no contamos con las facilidades que permitan su normal desarrollo. No sería humanitario enviarlo a los hornos sin permitir que la madre estuviera allí para presenciar su muerte. Por eso, envío juntos a la madre y a la criatura."

    Los experimentos

    Los gemelos resultaban particularmente interesantes para Mengele. A partir de 1943, los gemelos eran seleccionados y ubicados en barracones especiales. y eran tratados algo mejor que los demás internos.

    Los experimentos de Mengele, intentos de cambiar el color de los ojos mediante la inyección de sustancias químicas en los ojos de niños, amputaciones diversas y otras cirugías brutales y, al menos una ocasión, un intento de crear siameses artificialmente mediante la unión de venas de hermanos gemelos (la operación fue un fracaso y el único resultado fue que las manos de los niños se infectaron gravemente). Las personas objeto de los experimentos de Mengele, en caso de sobrevivir al experimento, fueron casi siempre asesinados para su posterior disección.

    Mengele extraía los ojos a sus víctimas y los colocaba en una pared como un muestrario de las variedades heterocromas que existían. Intentó también por la vía química cambiar el color de pelo de los internos mediante la aplicación de dolorosas inyecciones subcutáneas y en algunos casos realizó castraciones y experimentos en la médula espinal dejando paralizados a los intervenidos.

    Intentó también buscar un método de esterilización masiva, En otras ocasiones realizaba experimentos sumergiendo en agua helada a internos fuertes para observar sus reacciones ante la hipotermia. También cooperó con su contraparte de la aviación, un tal médico Sigmund Rascher de la Luftwaffe para algunos experimentos sometiendo personas a cambios de presiones extremas, los individuos perecían en medio de horrorosas convulsiones por excesiva presión intracraneana.

    Evasión

    El 26 de noviembre de 1944, Richard Baer, comandante de Auschwitz recibió el extraño comunicado de desmantelar la instalación decayendo el ritmo de exterminio del campo. La orden provenía directamente de Himmler (que después se suicidaría), a muchos les causó sorpresa la situación. Mengele abandonó en forma encubierta el campo el 17 de enero de 1945, 10 días después los rusos llegaron a liberar a los pocos que quedaban. Josef Mengele abandonó Auschwitz y fue al campo de concentración de Gross-Rosen. En agosto de 1944 este campo fue cerrado. En abril de 1945 huyó hacia el oeste camuflado como un miembro de la infantería regular alemana y con identidad falsa y fue capturado.

    En la impunidad

    Tras esconderse algún tiempo en Günzburg y luego en Baviera, Mengele partió hacia América del Sur, precisamente hacía Argentina en 1949 donde muchos otros oficiales nazis huidos y ayudados por la organización ilegal ODESSA habían llegado allí.

    Como su nombre no estaba mencionado en la prensa y al parecer para él la cacería de nazis no le alcanzaría, se juzgó libre de sospecha y audazmente volvió a tomar su nombre original, se inscribió como tal en la guía telefónica de Buenos Aires e incluso viajó a Suiza a visitar a su hijo Rolph, en 1956 sin que nadie siquiera sospechara de él y su pasado.

    El acta de divorcio entre Irene y Josef Mengele fue encontrada por Simon Wiesenthal y dio luces a la dirigencia judía de que Mengele estaba vivo y además en la Argentina. Se enviaron los datos para ser corroborados por colaboradores en la Argentina y se pidió la extradición por parte del gobierno de Bonn, la cual fue rechazada por el gobierno argentino aduciendo que Mengele no vivía en dicha dirección. Mengele fue advertido de esta situación y se escabulló de Buenos Aires.

    A pesar de los esfuerzos internacionales en rastrearle, jamás fue detenido y vivió impunemente durante 35 años bajo diversas identidades falsas. Incluso el Mossad le persiguió durante algún tiempo, e increíblemente ni el Mossad ni Wiesenthal lograron ubicarlo a pesar de que su hijo Rolf pudo visitarlo un par de veces e intercambiar correspondencia.

    Muerte polémica

    En 1959 vivió en Paraguay en forma muy modesta como inquilino de una familia alemana, los costos de manutención eran pagados por la empresa Mengele en Alemania hasta 1960, sin embargo debido a ciertos conflictos de faldas, carácter y debido principalmente a la persecución de Klaus Barbie los miedos alimentaron la paranoia persecutoria (no sin razón, pues le buscaban) de Mengele y se trasladó al Brasil y vivió bajo el alero de otra familia de origen alemán también subvencionada por la compañía. Mengele bajo el nombre de Pedro Gerhard en Brasil, luego se independizó y trasladóa una fabella viviendo en una modestísima cabaña.

    En 1979, su estado de salud estaba en franco deterioro y la familia alemana que lo asistía lo invitó a refrescarse en una playa muy suave, Bergoteira, (Sao Paulo) Mengele accedió. Cuando algunos miembros se introdujeron en la playa, Mengele les siguió hasta alcanzar una distancia adentro de como 100 mts y a una escasa profundidad, entonces por motivos más bien confusos y extraños se ahogó, a pesar de que uno de los amigos llegó pronto a darle auxilio (se estipuló desde calambres, ataque cardíaco, mareos, hasta muerte provocada).

    La versión oficial es que se golpeó con un madero mientras nadaba en una playa llamada Bergoteira y se ahogó. Lo que causa extrañeza es que Mengele no sabía nadar.

    Fue enterrado en un cementerio en Embu con un nombre falso, Wolfang Gerdhard, con la asistencia de su hijo Rolf, ningún miembro más directo de su familia asistió.

    En 1985, seis años después sus restos fueron exhumados e identificados en medio de una mediática presión de Israel, EE.UU., Wiesenthal y otros grupos antinazis. La identificación de los restos si bien no fueron concluyentes en un ciento por ciento resultó satisfactoria para quienes lo buscaban. Un defecto dental que poseía Mengele en sus dientes superiores frontales fueron comprobados además de coincidir en edad y estatura.

    3ª Parte: Experimentos en Cobayas humanas

    Otros ángeles

    Aunque Mengele sea el mas “mediático” de estos criminales con titulo universitario, hubo también otros “angelitos” que no le iban a la zaga. A continuación una relación de estos seres, agrupados por el tipo de experimento que realizaban. Se puede apreciar que alguno de ellos, llevaba a cabo mas de un tipo de experimento, alguno, incluso participaba en los 3. De cada uno de ellos se realiza un pequeño resumen al final del artículo.

    Experimentos con Sulfamida

    Brandt Rudolf, Brant Karl, Gebhardt Karl, Fischer Fritz, Genzken Karl, Handloser Siegfried, Mrugowsky Joachim, Oberheuser Herta, Poppendick Helmut, Rostock Paul.

    Experimentos de regeneración ósea, muscular y nerviosa, y transplantes óseos

    Brandt Rudolf, Brant Karl, Gebhardt Karl, Fischer Fritz, Handloser Siegfried, Oberheuser Herta, Rostock Paul.

    Experimentos de esterilización

    Brandt Rudolf, Brant Karl, Gebhardt Karl, Brack Victor, Mrugowsky Joachim, Pokorny Adolf, Poppendick Helmut, Schiedlausky Gerhard, Treite Percy.

    Los experimentos realizados en prisioneros polacos, por los médicos Nazis, se pueden dividir en dos grupos:

    Grupo uno: Experimentos encaminados a probar la eficacia de los medicamentos con la sulfamida como principal componente. En estos experimentos se provocaban heridas a los cobayas humanos, exponiéndolos posteriormente a bacterias de diferentes tipos, pero altamente infecciosas (staphylococci, gas bacilli). Posteriormente, se suministraba a la víctima alguno de los medicamentos en pruebas. Dejando a un lado la utilidad o no para la ciencia de estos experimentos, eran terriblemente crueles por el sufrimiento infringido al sujeto, que en la mayor de los casos perecía, pero que si sobrevivía, lo hacía con unas secuelas físicas permanentes.

    Grupo dos: Encaminado al estudio de la regeneración ósea, muscular y nerviosa y la viabilidad del transplante óseo. La operación consistía en fracturar y diseccionar huesos, músculos y nervios de los sujetos, causando dolores inhumanos, además de lesiones permanentes en los huesos, músculos y nervios “tratados”.

    Los experimentos encuadrados en el grupo uno, encaminados a probar la efectividad de los medicamentos basados en la sulfamida, fueron llevados a cabo en tres tandas por los “doctores” Gebhardt and Fischer quienes empezaron experimentando en 15 sujetos, trasladados desde Sachsenhausen a Ravensbrück con este propósito.

    Según la declaración realizada por el Dr. Fischer's ante el procurador estadounidense del tribunal militar el 21 de Noviembre de 1945 (Juicio de Nuremberg- documento No. 228) el motivo de estos experimentos, el propósito, y las técnicas, se pueden resumir de la siguiente manera:

    El protocolo del experimento era primero consensuado entre los médicos, fijándose una fecha para el inicio de cada tanda, se le notificaba al oficial médico del campo de Ravensbriiück de la fecha señalada, así como del número de conejillos de indias humanos que iban a ser necesarios, y que iban a ser expuestos a un cóctel de bacterias, suministrados por el Waffen SS Institute of Hygiene. Dicho cóctel se aplicaba en las heridas infringidas a la victima, que posteriormente era suturada y vendada con apósitos impregnados en soluciones de sulfamidas. Los “pacientes” recibían la visita diaria del Dr. Fischer para controlar la evolución de las infecciones, enviando los informes al Dr. Gebhardt. La primera tanda de experimentos no dio los resultados previstos. Por lo que fueron suspendidos durante dos semanas, mientras que el Dr. Gebhardt viajaba a Berlín para informar de los experimentos a sus superiores de las SS, que ordenaron que los experimentos continuasen, esta vez serían grupos de mujeres polacas, prisioneras del campo de Ravensbrück las usadas como conejillos de indias. El fracaso de los primeros experimentos, encaminados a probar la utilidad de los medicamentos en heridas en el frente de batalla, el Institute's of Hygiene Advine fue informado de los inconvenientes. Tras un intercambio de información, se decidió cambiar el protocolo del experimento, introduciendo algunos cambios. Además del cóctel de bacterias, se introducirían fragmentos de madera y cristal en las heridas, para crear condiciones similares a las de las heridas producidas en el campo de batalla.

    En la primera serie de experimentos llevados a cabo por este nuevo sistema, se dividió a las prisioneras polacas en tres grupos, al primero, además de la infección bacteriana, se le introducirían astillas de madera, al grupo dos, fragmentos de cristal además de la bacteria, y al tercer grupo, una mezcla de cóctel de bacterias y combinado de astillas de madera y cristal. Dos semanas después, el Dr.Grawitz, médico del Reich visitó Ravensbrück para supervisar personalmente los resultados del experimento, tras oír los informes de Gebhardt's y Fischer's concluyó que las condiciones en las que se llevaban a cabo los experimentos eran insuficientes, y que las heridas eran meras picaduras de pulgas. Con la intención de buscar resultados más concluyentes, y acercar aún más las condiciones a las de las heridas de guerra, las heridas deberían ser auténticas heridas de bala, como las recibidas en el frente. De cualquier manera, no se infringieron heridas de bala a las victimas, aunque se cambió la forma de infringir las heridas. Practicando torniquetes a ambos lados del campo operatorio, se detenía la circulación sanguínea, simulando las condiciones que se daban en una herida de bala. Dos series de experimentos se realizaron con este método, sin introducir ningún tipo de cuerpo extraño, salvo el agente infeccioso en la primera de ellas. Al alcanzar la infección un cierto grado, se suministró a los pacientes medicamentos de sulfamida, para calibrar la efectividad de estos. Dos mujeres en cada serie fueron privadas de la medicación, para ser usadas como sujetos de control.

    Otro grupo de experimentos iba encaminado al estudio de las infecciones en los tejidos blandos, en los que la bacteria había sido inyectada. Este tipo de experimentos era llevado a cabo mediante dos métodos. Algunas mujeres recibían inyecciones intramusculares o subcutáneas de una sustancia que contenía patógenos que provocaban una infección local, con proceso inflamatorio, tumefacción, dolor, con procesos febriles, dolores de cabeza y en algunos casos, alucinaciones. Pasado un tiempo, a los pacientes se les suministraban por vía intravenosa o intramuscular, medicamentos experimentales para probar su eficacia en el tratamiento de las infecciones de guerra “artificiales”.

    El otro método consistía en inocular los agentes infecciosos mediante inyección, además de provocar largas y profundas incisiones. Este experimento también iba encaminado a probar la eficiencia de los nuevos remedios, aplicados intravenosa o intramuscularmente. Todos los experimentos de este grupo iban encaminados a probar la eficacia de la sulfamida en procesos infecciosos por heridas infringidas en el campo de batalla.

    El segundo grupo de experimentos comenzó a mitad de Agosto de 1942, y continuó de manera intermitente hasta el 16 de Agosto de 1943. Estaba destinado a investigar el proceso de regeneración de huesos, nervios y músculos, extirpando partes del muslo y la pierna, en muchos casos de una misma victima, que era sometida en ocasiones diferentes a experimentos quirúrgicos, que le provocaban la incapacidad funcional del miembro, aparte de terribles dolores.

    Las intervenciones neurológicas consistían en extirpar secciones de los nervios de los miembros inferiores. Los experimentos en osteología consistían en provocar fracturas, osteotomías y luxaciones.

    La duración de los experimentos en los que se realizaban fracturas era de tres horas, durante las cuales se fracturaban los huesos de los miembros inferiores, a veces por varias zonas a la vez, reduciendo esas fracturas posteriormente. Cuando se producían fracturas abiertas, se suturaban las heridas y se inmovilizaban con férulas de escayola, que eran retiradas antes de que los huesos hubiesen sanado del todo, para así estudiar el proceso regenerativo de los mismos y la eficacia de diversos tratamientos.

    Para los experimentos de transplante de huesos, se seccionaban fracciones de la tibia izquierda de la victima, insertándolos en la derecha, y viceversa, o injertando el peroné, en la tibia, etc.

    Las osteotomías se llevaban a cabo en dos intervenciones, en la primera, se efectuaban incisiones rectangulares en ambas tibias, y estas “porciones” rectangulares de hueso eran retiradas en una segunda operación. Las incisiones no se realizaban en número inferior a seis en cada intervención.

    El propósito principal de estas intervenciones era el estudio de la regeneración del tejido óseo, aunque las conclusiones también podían ser aplicadas en el campo de la cirugía plástica, para la resolución de ciertos problemas que surgían en esta especialidad, y que tendrían gran repercusión en la práctica de esta especialidad después de que la segunda guerra mundial fuera ganada por Alemania.

    No hay que decir que las osteotomías realizadas causaban dolores indescriptibles, amen de malformaciones permanentes y fragilidad ósea en los pacientes.

    Los resultados de los experimentos fueron ampliamente tratados por oficiales médicos de las SS y médicos civiles en un congreso llevado a cabo en Berlín entre el 24 y el 26 de Mayo de 1943. La mortalidad detectada en las prisioneras polacas en Ravensbrück, a causa de las intervenciones y de los experimentos, se citó en un detallado informe presentado por los doctores Gebhardt y Fischer en dicho congreso. Los médicos civiles alemanes, presentes en el encuentro, cuestionaron los resultados de los experimentos, pero ninguno se opuso a ellos, ni protestó por la crueldad criminal de los mismos.

    La última tanda de experimentos comenzó el 16 de Agosto de 1943, y en ella, los guardias de las SS tuvieron que emplear la fuerza ante la feroz resistencia de las mujeres polacas a servir de cobayas. Los testimonios de las victimas supervivientes quedaron registrados en el juicio por crímenes de guerra realizado por un tribunal militar aliado en Nuremberg. Su testimonio dejó evidencias de la naturaleza de los experimentos, el post-operatorio recibido por los pacientes, así como las heridas físicas y mentales sufridas por las victimas.

    (Extracto del libro "Guinea-pigs" of Ravensbrück. A retrospection by Kazimierz Leszczyński ,Experimental Operations On Prisoners of Ravensbrück Concentration Camp, Studies and Monographies, Diciembre de 1960, Editado por Wanda Machlejd )

    4ª Parte: Otros Ángeles

    En esta última parte se relata la vida y obra de otros médicos que ejercieron la medicina, por llamarlo de alguna manera, durante el período nazi en Alemania. Fueron eclipsados un poco por Mengele, tal vez el más mediático de todos, pero ni el único, ni el más cruel y sanguinario de todos, como se podrá comprobar a continuación.

    Vida y obra de los otros “Ángeles”

    Brandt, Rudolf

    Nacido el 2.6.1909 en Frankfurt, murió 2.6.1948. Asistente personal de Himmler. Acusado de crímenes de guerra en el juicio a los médicos nazis. Ostentaba el rango de Coronel de las SS. Participó en la coordinación de la mayoría de los experimentos realizados en los campos de concentración.

    Fue sentenciado a muerte por el tribunal militar aliado en Agosto de 1947, y ejecutado el 2 de junio de 1948.

    Brandt, Karl

    Nació el 8 de Enero de 1904 en Mulhaussen. Estudió medicina en Jena, Freiburg, Munich y Berlín donde se graduó en 1928, obteniendo la licenciatura en medicina el 1.7.1929. Llegó a ser el médico personal de Hitler en 1934, lo que le hizo ascender rápidamente en su carrera militar, llegando al grado de general médico de las SS, teniendo poder absoluto en los asuntos de salud y medicina en los territorios bajo el poder alemán hasta el punto que en Septiembre de 1943, sólo Hitler estaba por encima suya en este aspecto. Este poder lo llevó a prestar especial atención a las investigaciones médicas.

    En los últimos momentos del régimen, tenía a su cargo, junto con Paul Rostock, todo el control sobre las investigaciones medicas realizadas, tanto en los campos de concentración, como en hospitales alemanes, aparte de comenzar un programa de investigación encaminado a desarrollar armas químicas.

    Desde un primer momento tuvo un papel fundamental en el planteamiento y ejecución del programa de eutanasia. En 1939 Hitler le hizo el encargo, junto a Philipp Bouhler, su asesor personal en asuntos de eutanasia, de crear una reserva de plazas hospitalarias para los posibles pilotos heridos en la guerra. Para ello, aplicaban la “eutanasia” a enfermos de los pabellones de psiquiatría de los hospitales, este proceso fue bautizado como "Action Brandt." Además de esto, desde su puesto de General médico de las SS y comisionado del Reich para los asuntos de salud se involucró directamente en los experimentos realizados en humanos en los campos de concentración, especialmente los realizados sobre las epidemias de ictericia y agentes curativos de esta.

    Fue sometido a un consejo de guerra por Hitler, en las últimas semanas de la guerra, acusado de traición y cobardía, por entregar a su mujer y su hijo al ejército aliado para ponerlos a salvo de los ataques sobre Alemania y condenado a muerte el 17.4.1945. En las semanas siguientes fue trasladado varias veces, hasta que el 3 de Mayo de 1945, por la mediación de Albert Speer, fue puesto en libertad. 20 días después, el 23 de Mayo de 1945 fue capturado por el ejército británico.

    Fue juzgado en Nuremberg por crímenes de guerra, por los experimentos realizados en humanos en los campos, y por la investigación sobre armas químicas, condenado a muerte en Agosto de 1947 y ejecutado el 2 de Junio de 1948 en la prisión de Landsberg .

    Fischer, Fritz

    Nacido el 5.10.1912 en Berlín. Comandante médico de las SS. Obtuvo la licenciatura en medicina el 15 de Enero de 1938, el 1 de Noviembre de 1939 es nombrado subcomandante médico de las SS. En 1940 se convierte en el médico de la guardia personal de Hitler. Posteriormente fue destinado al campo de concentración femenino de Ravensbrilück como asistente de cirugía de Karl Gebhardt. Participó activamente en los experimentos llevados a cabo en este campo. Fue condenado a cadena perpetua por el tribunal aliado, siendo su condena reducida posteriormente a 15 años de prisión, siendo puesto en libertad en Marzo de 1954.

    Gebhardt, Karl

    Nació el 23.11.1897 y muerto el 2.6.1948. Cirujano, catedrático de medicina y superintendente del Sanatorio de las SS en Hohenlychen. Obtuvo su cátedra en 1937, la de cirugía ortopédica y traumatología. En 1938, Himmler lo hace su médico personal. Alcanzó el grado de general médico en las SS. Desde su posición en las SS pudo satisfacer sus inquietudes personales en investigación sobre cirugía reconstructiva coordinando personalmente los experimentos quirúrgicos llevados a cabo sobre prisioneras del campo de Ravensbrück, sobre la efectividad de la sulfamida en las heridas de guerra. Fue condenado a muerte por el tribunal militar en Agosto de 1947 y ejecutado el 2.6.1948.

    Genzken, Karl

    Nació el 8.6.1895 en Preetz, Holstein. General médico de las SS y jefe del departamento médico de las SS. Se doctoró en medicina en 1912, ingresando inmediatamente como médico de la armada donde ejerció durante la primera guerra mundial. Tras pasar por la reserva, fue nombrado asesor médico de la oficina central de las SS y ascendido a superintendente médico del hospital de las SS en Berlín, y posteriormente a jefe médico de las SS en 1942 Alcanzó el rango de general de las SS. Desde su posición participó en los experimentos llevados a cabo en muchos de los campos de concentración. Fue condenado en Agosto de 1947 a cadena perpetua, siendo reducida posteriormente a 20 años de cárcel, quedando en libertad en Abril de 1954.

    Handloser, Siegfried

    Nació el 25.3.1895 en Constance, murió el 3.7.1954 en Munich. Teniente general jefe médico del ejercito alemán. Se doctoró en 1911 en Estrasburgo. Tras una carrera médica y militar muy dilatada, en 1942, llega a ser jefe de los servicios médicos en el consejo supremo de las fuerzas armadas alemanas, llegando posteriormente a extenderse su mandato a todas las secciones del ejército alemán, incluido el departamento encargado de la custodia de los prisioneros de guerra. Por esto, la mayoría de los médicos criminales de guerra estaban a su cargo o bajo su responsabilidad. Fue relevado del cargo en otoño de 1944, aunque mantuvo su puesto como jefe de los servicios médicos de las fuerzas armadas alemanas, por lo que estaba al tanto de los experimentos realizados en los ampos y de sus resultados. El tribunal militar lo condenó a cadena perpetua, pero como otros de los condenados, vio su condena reducida a 20 años de cárcel, siendo liberado en 1954. Murió de cáncer poco después.

    Mrugowsky, Joachim

    Nació el 15.8.1905 en Rathenow, murió el 2.6.1948. Jefe del instituto para la higiene de las SS. Completó sus estudios de ciencias naturales y medicina en Halle en 1931. En 1941 fue nombrado jefe de la oficina central de operaciones del instituto de higiene de las SS. Salvo en los experimentos en aviación, Mrugowsky participó en todos los experimentos realizados sobre humanos en los campos de concentración. Condenado a muerte en el juicio de Nuremberg en Agosto de 1947, y ejecutado el 2 de junio de 1948.

    Oberheuser, Herta

    Nacida en Colonia el 15.5.1911, muerta el 24.1.1978. Dermatóloga, cirujano asistente en campo de concentración para mujeres de Ravensbrück. Estudió medicina entre 1931 y 1937 en Bonn y Düsseldorf, doctorándose en Bonn. Especializándose en dermatología en la clínica de la piel de Düsseldorf obteniendo su licenciatura en 1940, especializada en enfermedades cutáneas y ETS. De 1940 a 1943, Herta Oberheuser ejerció su especialidad en el campo de concentración para mujeres de Ravensbrück, donde, bajo la dirección de Karl Gebhardt, participó activamente en los experimentos llevados a cabo en las prisioneras. Fue condenada a 20 años de cárcel por el tribunal militar de Nuremberg en Agosto de 1947, siéndole rebajada la pena a 10 años posteriormente, y saliendo de prisión en Abril de 1952 por buena conducta. Abrió una consulta en Stocksee, aunque tuvo que cerrarla debido a las protestas y presiones de la asociación de prisioneras del campo de concentración de Ravensbrüc.

    Poppendick, Helmut

    Nació el 6.1.1902 en Hude. Internista. En 1935 realizó sus practicas clínicas como “experto en la raza” en el Instituto Kaiser Guillermo de Antropología, genética humana y Eugenesia. Llegó a jefe del departamento de política poblacional y cuidado de la salud genética de las SS en 1937. Fue acusado de participar en algunos experimentos realizados en los campos de concentración y sentenciado a 10 años de cárcel en Agosto de 1947. Salió en libertad en Febrero de 1951.

    Rostock, Paul

    Nació el 18.1.1892 en Kranz, murió el 17.6.1956 en Bad Tolz. Se doctoró en 1921, en Jena. Su carrera como médico militar comenzó en 1939, como cirujano asistente del ejército. En 1943, Karl Brandt lo nombra su ayudante.

    Fue acusado de complicidad en multitud de experimentos con humanos en los campos de concentración. Fue declarado inocente y puesto en libertad en 1947. Inmediatamente comenzó a recabar documentación sobre el juicio a los médicos de Nuremberg, con la intención de presentar a la opinión pública otro punto de vista, nunca llegó a finalizar el proyecto.

    Brack, Victor

    En noviembre de 1942 fue nombrado jefe supremo de la oficina central de las SS. Recibiendo el encargo de mantener activa y recrudecer la persecución contra los judíos, que se había convertido en una parte fija de la política nazi desde el estallido de la segunda guerra mundial. En 1941 esta persecución alcanzó el nivel de exterminio, tanto en Alemania como en los territorios ocupados. Brack recibió la orden de Himmler, que a su vez la recibió de Hitler. Para ello se utilizaron y ampliaron las infraestructuras creadas para la llamada “eutanasia para incurables”, aunque posteriormente, debido a la necesidad de mano de obra por parte alemana, se decidió no eliminar a los judíos aptos para el trabajo, aunque serían esterilizados como alternativa.

    Con esta intención, Himmler recurrió a los médicos destinados a los programas de eutanasia para buscar métodos de esterilizar a los pacientes sin su conocimiento, y obviamente, sin su consentimiento. De ello se encargaría Brack.

    En Marzo de 1941 presentó un informe en el que se exponía la posible utilización de los rayos X para este fin. En el informe se indicaba la posibilidad de esterilizar a las personas en grupo, sin que estos percibiesen ninguna alteración visible.

    El 23 de Junio de 1942 Brack escribió la siguiente carta a Himmler,

    Querido Reischfuerer,

    Aproximadamente 10 millones de judíos viven en Europa, de ellos, estimo que entre 2 y 3 millones de hombres y mujeres son aptos para el trabajo. Considerando las dificultades que tenemos para encontrar mano de obra en estos momentos, pienso que estos 2 o 3 millones deberían ser seleccionados y conservados. Esto, de cualquier manera, solo podría ser llevado a cabo si se les incapacita para propagarse. Hace aproximadamente un año le informé que mis agentes habían llevado a cabo experimentos con ese fin.

    Me gustaría volver a tratar ese tema. Los tratamientos de esterilización llevados a cabo en personas con enfermedades hereditarias no tienen cabida en este caso, por el coste en tiempo y económico que supondría. La castración mediante rayos X no solo es relativamente barata, sino que puede ser aplicada en miles de personas en un breve espacio de tiempo. En este momento creo irrelevante si las personas en cuestión se dan cuenta de que han sido castrados en el momento, o pasadas semanas o meses desde el tratamiento. Si decidiese tener en cuenta esta opción, por el interés de la conservación de la mano de obra, el Reischleter Bouhler dispondría del personal médico, y de otra índole, necesario de inmediato, aunque me informo que caso de dar vía libre al proyecto, deberíamos de crear algunas estructuras lo más rápidamente posible.

    "Heil Hitler! " Atentamente "VIKTOR BRACK."

    Himmler respondió a la carta el 11 de Agosto de 1942, haciéndole saber que la esterilización mediante rayos X sería probada en al menos uno de los campos de concentración, para lo que Brack dispuso del personal médico necesario experto en esa tecnología. La carta la recibió y la respondió el ayudante de Brack, Blankenburg, ya que este había sido trasladado temporalmente a una división de las SS, aunque había dejado ordenes de cómo había que llevar a cabo el proceso, si era aprobado por Himmler, y que se tomarían las medidas inmediatamente.

    Un testigo polaco relató como fue conducido a Auschwitz, sometido a intensas sesiones de rayos X, y posteriormente castrado para poder estudiar los efectos de los rayos X en él. Unos 100 prisioneros de campos de concentración polacos testificaron haber sufrido el mismo proceso.

    Brack fue juzgado como parte activa y dirigente el programa de eutanasia, pese a, según él, haberse opuesto al mismo, y haber tratado de hacerlo público, (era secreto, solo conocido por Hitler, los médicos encargados de ejecutarlo, y los asesores mas directos de Hitler, entre ellos, Brack) enviando cartas anónimas a medios de comunicación de la época. Testificó que participo en el programa cumpliendo órdenes de Bouhler, aunque en ocasiones, lo representaba en congresos y reuniones, y en su ausencia tomaba las decisiones y dictaba el mismo esas órdenes.

    Proporcionó una gran cantidad de información al tribunal sobre los métodos de exterminio mediante el programa de eutanasia.

    Entre Diciembre de 1939 y enero de 1940, junto con varios médicos presenció varios experimentos en el instituto para la eutanasia. En ellos, se introducía a un sujeto en una habitación construida simulando una ducha colectiva, el paciente esperaba a ser “duchado”, aunque en vez de agua, por la “alcachofa” lo que emanaba era un gas venenoso que inundaba la cámara. Casi de inmediato, la victima comenzaba a sentir mareos, perdía la consciencia, y fallecía sin haberse enterado prácticamente de que había sido ejecutado. Hitler dio instrucciones para que el Monóxido de carbono fuese el gas usado para estas ejecuciones. Según Brack, estas personas no podían ser judíos, ya que el filantrópico programa de eutanasia, debía ser solo aplicado en Alemanes. Uno de los objetivos del programa era eliminar “comilones inútiles” de la población alemana, y así reservar recursos para otros menesteres mas importantes para Alemania.

    Pese a ello, los métodos usados para el programa de eutanasia fueron posteriormente usados y adaptados para los campos de exterminio.

    Fue condenado a muerte y ejecutado en 1948.

    Pokorny, Adolf

    Nació el 26.7.1895 en Viena. Dermatólogo. Se doctoró en 1922. Fue juzgado por el tribunal de Nuremberg, y declarado inocente en Agosto de 1947 de la acusación de esterilizar a prisioneros de los campos de concentración sin su consentimiento.

    Schiedlausky, Gerhard

    Nacido el 14.1.1906 en Berlín. Capitán médico de las SS, médico residente en el campo de concentración de Ravensbriick donde participó en numerosos experimentos con humanos.

    Fue juzgado por un tribunal militar británico, condenado a muerte y ejecutado.

    Treite, Percy Dr

    Médico de campo en el campo de concentración para mujeres de Ravensbrtick se encargó de experimentar con jóvenes internas gitanas a las que extirpaba los ovarios.

    Fue sentenciado a muerte por el tribunal militar británico. Se suicidó mientras esperaba la ejecución.

    Estos han sido algunos de los médicos nazis juzgados y condenados la mayoría por crímenes de guerra, y que son una mancha para la profesión y la vocación médica.

    Pero por suerte, son una mínima porción de todos los médicos que durante la historia han dedicado su vida a mejorar la de otros, poniendo en práctica lo aprendido, e incluso, “inventando” enfermedades que salvaron la vida a muchos judíos durante la segunda guerra mundial. Sirva el caso del doctor Sacerdoti de ejemplo.

    El médico que burló a los nazis

    Sacerdoti todavía vive en lo que fuera el ghetto de Roma.

    Un médico italiano retirado reveló cómo inventó una enfermedad, el Síndrome K, para salvar a judíos en peligro durante la Segunda Guerra Mundial.

    En el septuagésimo aniversario de la liberación de Roma del control nazi, el doctor Vittorio Sacerdoti explicó a la BBC que inventando una "misteriosa" enfermedad pudo salvar la vida a 45 judíos romanos que estaban a punto de caer en poder de los alemanes.

    Desde su apartamento en lo que fuera el ghetto judío de Roma -donde todavía vive- el doctor Sacerdoti dijo que aún recuerda con claridad el momento en que los nazis llegaron a detener a un grupo de habitantes del ghetto.

    Entonces Sacerdoti era un médico de 28 años de edad que trabajaba en un pequeño y antiguo hospital en una isla en el río Tíber.

    En la medida en que los judíos comenzaron a percibir el peligro inminente, muchos de ellos buscaron refugio en el hospital, donde Sacerdoti aceptó a tantos "pacientes" como pudo.

    Mucha tos

    "En sus historias clínicas escribimos que los pacientes tenían una enfermedad contagiosa, el Síndrome K", manifestó el médico.

    Agregó: "Lo llamamos K por el comandante alemán Kesserling, pero los alemanes creyeron que se trataba de cáncer o tuberculosis y huyeron como conejos".

    El Síndrome K salvó a una prima del doctor, Luciana Sacerdoti, que tenía entonces 10 años de edad.

    "El día en que vinieron los nazis al hospital alguien tocó a la puerta de nuestra habitación y dijo: 'Tienen que toser, toser mucho porque ellos tienen miedo de la tos, miedo del contagio", recordó Luciana.

    Un testimonio detallado de este caso ha sido acopiado por la Fundación Shoah, que pertenece al director de cine estadounidense Steven Spielberg.

    Un saludo

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 3 años

    Canjea el no por si, logras quedarte embarazada con este procedimiento http://QuedarEmbarazada.enle.info/?B4rT Los milagros hay y de esto estoy segura puesto que cuando había olvidado cualquiera fe de quedarme embarazada encontré esta fórmula. Con esta práctica he finalizado mi sueño de tener un hijo y hoy en día recomiendo este procedimiento a todas las mujeres que quieren completar sus familias.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    de acuerdo con Trastoli

    esa cosa llamada Menguele no era un ser humano era una bestia con forma humana

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Trastoli. Estupendo.

    Odin ya habia llamado a sus huestes con una estrella, pero despues de esta clase fuera de serie no creo que se atreva a meterse.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • No sé si hay alguno que sea más monstruo. Creo que es una de esas carreras macabras en las que todos corren muy, pero muy parejos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Bru
    Lv 7
    hace 1 década

    Si bien hay casos como el de Menguele o Broman, que obligan a imaginar una escala del horror, incluso dentro de un horror general como fue el tercer reich, considero que no eran más monstruosos que los burócratas o los aprovechadores que simplemente se enriquecieron con la maquinaria bélica que puso en movimiento Hitler

    Hoy se sabe que TODOS los alemanes se enriquecieron con la rapiña a Europa y que incluso socialistas de Alemania aprovecharon el saqueo y gozaron de los vinos franceses y las exquisiteces varias

    El alemán medio se enriqueció con la confiscación general a que sometió Alemania a todos los países invadidos y conquistados

    Un interesante libro publicado hace un par de años ilustra muy bien el fenómeno

    ¿Detestar más a Menguele, Eichmann, Franck, Goebbels que a los demás?

    No me parece

    Yo prefiero tomar al nefasto fenómeno nazi como a una totalidad macabra que jamás hay que olvidar para que nunca más se levante de su derrota

    Bru

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    Todo el regimen una monstruosidad

    Gracias por difundir

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 4 años

    Si buscas un “portento” para la tensión entonces es este de aquí https://tr.im/1Lfb3 , Milagro Para la Presión, un volumen creado de Martín Teixido, un reconocido autor e investigador de la vitalidad.

    No hay época determinada para la hipertensión, pero generalmente aparece a posteriori de los 30 años, pudiendo pasar mucho tiempo hasta ser descubierta. La presión alta va dañando órganos de una forma muy peligrosa y silenciosa, por lo que es muy importante chequearse con frecuencia la presión arterial.

    Milagro Para la Presión te enseñara como apearse la tensión con remedios caseros, remedios naturales, remedios que cualquiera puede encontrar y ponerlos en práctica para liberarse de este problema.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 6 años

    Para aprender cómo hacer dinero con el trading, existen diferentes métodos, sugiero este http://trading-on.info

    Si usted sigue las instrucciones que usted será capaz de hacer dinero con el trading online!

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    El verdadero nombre de este individuo es Josef Mengele, nacido en el seno de una familia acomodada, disfrutaba del arte y de la música, debido a que las familias de alcurnia de la época gozaban de este tipo de privilegios. Egresado de la carrera de Medicina de la Universidad de Frackfurt, y luego de formarse en las exigentes filas de la SS, entro en combate luego de que los rusos comenzaran a cercenar el territorio polaco (estaba dividido entre rusos y nazis por un pacto previo a la Segunda Guerra Mundial, y que correspondia el oeste de dicho pais a los nacionalsocialistas). En un momento recibió los disparos del Ejército Rojo, quedando en estado grave por lo que fue internado prontamente. Luego de esto, recibio la Cruz de Hierro que lo hacia un hombre con méritos (tambien fue el premio recibido por Hitler luego de salir herido en el frente, y conservar su honor, en la Primera Guerra Mundial), y prosiguiendo, ganó nuevamente la Cruz de Hierro, por las mismas razones de por que ganó la primera, todo esto sin haber estado en el frente de batalla por segunda vez, ya que fue declarado sin capacidad para continuar en el frente (¿?). Después, cuando ya tenía suficiente mérito, y un notable título en medicina otorgado por la prestigiosa Universidad de Franckfurt, decidió entregarse en servicio al Reich, llevando a cabo una extraña labor, que constaba en realizar experimentos cientificos para comprobar la Eugenesia y tambien la resistencia racial que tenían ciertos individuos para con las diversas enfermedades como la tuberculosis y el tifus, demostrandole al Reich, por medio de lo científico, que lo que ellos promulgaban como superioridad racial de los germanos sobre los demás es cierto. En un comienzo los gemelos eran las víctimas de el ser que más se asemejaba a las bestias, realizaba experimentos inyectadoles cloro, cloroformo, drogas, veneno, entre muchas otras cosas más que ni nos podemos imaginar, y no soo eso, sino que tambien aplicaba los mismos elementos mencionados en los ojos, todo para saber si se podia hacer que un niño pasase de tener ojos color marrón oscuro a ojos color azul (por cierto, el y sus secuases eran asérrimos a la superioridad de los ojos azules, siendo que ni el ni aún sus superiores, contaban con esas características). Los ensayos eran realizados en gemelos de todo tipo y las edades comprendidas eran de los 2 años hasta los 18, era tal su amor por estas criaturas, que sus propios guardias temían que algún día Josef llegase a pensar en probar con ellos estas estupideces. Finalmente, cuando terminó la guerra, pocas de sus víctimas quedaron con vida, y escribieron en sus memorias las atrocidades de esta bestia, también cuentan que unos hermanitos murieron desangrados luego de que este infame intentara coserlos de sus brazos, tórax piernas, incluyendo las venas para ``ver´´ como serían si hubieran nacido siameses. que sin embargo, olvidé agregar a su lista de victimas. Este especímen no fue encontrado, puesto que el muy cobarde huyó hacia Brasil cuando se disponían a condenar a los nazis en Nueremberg, muriendo de manera placentera, en las costas de dicho país, como un anciano que estaba haciedo su vida familiar.

    Fuente(s): Libro de ``los enigmas de Hitler´´, Edit. Némesis.
    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.