Anónimo
Anónimo realizada en Arte y humanidadesLibros y autores · hace 1 década

¿Cual es la relación entre Dioses y Humanos en La Odisea?

Algunos ejemplos

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta favorita

    Querida Catalina G,

    La Odisea es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Se cree que fue escrito hacia el siglo VIII a. C., en los asentamientos que Grecia tenía en la costa oeste del Asia Menor, actual Turquía asiática. Según otros autores, la Odisea se completa en el siglo VII a. C. a partir de poemas que sólo describían partes de la obra actual. Fue originalmente escrita en lo que se ha llamado dialecto homérico. Narra la vuelta a casa del héroe griego Odiseo, Ulises en latín, tras la Guerra de Troya. Odiseo tarda veinte años en regresar a la isla de Ítaca, donde poseía el título de rey, período durante el cual su hijo Telémaco y su esposa Penélope han de tolerar en su palacio a los pretendientes que buscan desposarla, pues ya creían muerto a Odiseo, al mismo tiempo que consumen los bienes de la familia.

    La mejor arma de Odiseo es su astucia. Gracias a su inteligencia, además de la ayuda provista por Palas Atena, hija de Zeus Cronida, es capaz de escapar de los continuos problemas a los que ha de enfrentarse por designio de los dioses. Para esto, planea diversas artimañas, bien sean física, como pueden serlo disfraces, o con audaces y engañosos discursos de los que se vale para conseguir sus objetivos.

    La obra consta de 24 cantos:

    Canto I, Concilio de los dioses. Exhortación de Atenea a Telémaco

    Homero comienza la Odisea invocando a la Musa para que cuente lo sucedido a Odiseo después de destruir Troya. En una asamblea de los dioses griegos, Atenea aboga por la vuelta del héroe a su hogar, quien lleva muchos años en la isla de la ninfa Calipso. La misma Atenea -tomando la figura de Mente, rey de los tafios- aconseja a Telémaco que viaje en busca de noticias de su padre.

    Canto II , Telémaco reúne en asamblea al pueblo de Ítaca. El palacio de Odiseo se encuentra invadido por decenas de pretendientes que buscan la mano de su mujer Penélope, creyendo que aquél ha muerto. Gracias a la ayuda de Atenea, aparecida ahora en forma de Méntor, el joven convoca una asamblea en el ágora para expulsar a los soberbios pretendientes de su hogar. Finalmente, Telémaco consigue una nave y emprende viaje a Pilos en busca de noticias sobre su padre.

    Canto III, Telémaco viaja a Pilos para informarse sobre su padre. En Pilos se encuentra con el rey Néstor, quien tras contarle lo sucedido en Troya, no puede darle ninguna información sobre su padre.

    Canto IV, Telémaco viaja a Esparta para informarse sobre su padre. Continúa el viaje hasta Esparta, donde le reciben Menelao y Helena. Éste le cuenta acerca de su conversación con Proteo, quien le informó acerca de la suerte que había corrido Odiseo, encontrándose éste en una isla retenido por Calipso. Mientras tanto, los pretendientes se enteran del viaje del joven y le preparan una emboscada a su regreso.

    Canto V, Odiseo llega a Esqueria de los feacios. En una nueva asamblea de los dioses, Zeus toma la decisión de mandar al mensajero Hermes a la isla de Calipso para que ésta deje marchar a Odiseo. La ninfa le promete la inmortalidad si se queda, pero el héroe prefiere salir de la isla. Dura cuatro días en construir una balsa y emprende el viaje al quinto día, pero es hundido por Poseidón, enfadado con Odiseo desde que el griego cegó a su hijo Polifemo. Odiseo es ayudado por una diosa, quien le da una manta con la que debe de taparse el pecho y nadar hasta la isla de los feacios.

    Canto VI, Atenea visita, en un sueño, a la princesa Nausícaa, hija de Alcínoo.

    Canto VII, Odiseo en el palacio de Alcínoo.

    Canto VIII, Odiseo agasajado por los feacios.

    Canto IX, Odiseo cuenta sus aventuras: los cicones, los lotófagos, los cíclopes.

    Canto X, La isla de Eolo.

    Canto XI, Descenso a los infiernos.

    Canto XII, Las sirenas. Escila y Caribdis.

    Canto XIII, Los feacios despiden a Odiseo.

    Canto XIV, Ulises en la majada de Eumeo.

    Canto XV, Telémaco regresa a Ítaca. Atenea aconseja al joven Telémaco salir de Esparta y regresar a su hogar. Mientras tanto, Eumeo relata su vida y sus orígenes al mendigo, y de cómo llegó al servicio de Odiseo.

    Canto XVI, Telémaco reconoce a Odiseo.

    Canto XVII, Odiseo mendiga entre los pretendientes.

    Canto XVIII, Los pretendientes vejan a Odiseo.

    Canto XIX, La esclava Euriclea reconoce a Odiseo. Odiseo, ocultando su verdadera identidad, mantiene una larga conversación con Penélope, quien ordena a su criada Euriclea que le bañe. Ésta, que fue enfermera del héroe cuando era niño, reconoce una cicatriz que a Odiseo, en su juventud, le hizo un jabalí cuando se encontraba cazando en el monte Parnaso. La esclava, pues, reconoce a su amo, que le hace guardar silencio para no hacer fracasar los planes de venganza.

    Canto **, La última cena de los pretendientes. Al día siguiente, Odiseo pide una señal, y Zeus lanza un trueno en medio del cielo azul. Este gesto es entendido por uno de sus sirvientes como una señal de victoria contra los pretendientes. Odiseo aprovecha para ver quién es fiel al desaparecido rey, y librarse así de la venganza. Un profeta, amigo de Telémaco, advierte a los pretendientes que pronto los muros se mancharán de su sangre. A pesar de que alguno de ellos cree la profecía y huye, la gran mayoría de ellos se ríe de la adivinación.

    Canto XXI , El certamen del arco. Aparece Penélope con un arco que Odiseo dejó en casa a su marcha a Troya. Promete a los pretendientes que se casará con aquel que consiga hacer pasar la flecha por los ojos de doce hachas alineadas. Uno tras otro, los pretendientes lo intentan, pero ni siquiera son capaces de tensar el arco. Odiseo pide participar en la prueba, ante la negativa de los demás. Tras la insistencia de Telémaco, le es permitido intentarlo. Con suma facilidad, Odiseo tensa el arco y consigue hacer pasar la flecha por los ojos de las hachas, ante el asombro de los presentes. A la señal de su padre, Telémaco se arma, preparándose para la lucha final.

    Canto XXII, La venganza. Antinoo, jefe de los pretendientes, se encuentra bebiendo cuando Odiseo le atraviesa la garganta con una lanza, dándole muerte. Ante las quejas de los demás, Odiseo responde con amenazadoras palabras, y los pretendientes temen por sus vidas. Se inicia la feroz lucha, con los numerosos pretendientes por un lado y Odiseo, su hijo y sus dos fieles criados por otro. Melantio, infiel cabrero de Odiseo, consigue armas, pero gracias a la ayuda de Atenea, todos aquellos que traicionaron a Odiseo van muriendo uno por uno. Los esclavos son colgados del cuello en el patio del palacio, mientras que Melantio es cortado en cachos para que coman los perros. Odiseo manda a Euriclea que haga fuego y limpie el patio con azufre. La esclava avisa a las mujeres que fueron fieles al héroe, que abrazan a su amo.

    Canto XXIII, Penélope reconoce a Odiseo. Para que los vecinos no sospechen de lo ocurrido, Odiseo manda a los presentes que vistan sus mejores trajes y bailen. El héroe se presenta a Penélope, pero ella no le reconoce. Entonces, Odiseo describe el lecho conyugal del matrimonio, y cómo lo hizo él mismo de un olivo. Penélope, convencida ya, abraza a su esposo, que le narra su aventura, y le cuenta que aún tendrá que hacer otro viaje, antes de terminar su vida en una tranquila vejez.

    Canto XXIV, El pacto. Las almas de los muertos viajan al Hades, donde cuentan lo ocurrido a Agamenón y Aquiles, compañeros del héroe en la expedición de los aqueos a Troya. Odiseo marcha a casa de su padre, Laertes, que se encuentra trabajando en la huerta. El hombre se encuentra envejecido y apenado por la larga ausencia de su hijo. Para ser reconocido, Odiseo le muestra la cicatriz y recuerda los árboles que en su infancia le regaló su padre. Mientras, los familiares de los pretendientes se juntan en asamblea, y piden venganza por la muerte de los suyos. Odiseo, su hijo y su padre, que se encuentran en la casa de éste, aceptan el reto, y da comienzo la lucha. Laertes dispara una lanza que mata al padre de Antinoo. Pero en ese momento cesa la lucha. Interviene la diosa Atenea, que anima a los itacenses a llegar a un pacto, para que juntos vivan en paz durante los años venideros.

    Luego entonces, la relación entre Dioses y Humanos es de cuestiones de problemas a los Humanos por parte de los Dioses……y de ayuda, sobre todo de Atenea a Odiseo…..

    Saluditos Cariñosos, ilianapicco.

  • hace 4 años

    Para educar un perro, se debe saber que el perro es un animal con una capacidad de entendimiento mucho menor a la nuestra, por lo que se debe comenzar por un método simple y este método es la infalible método de 4 Llaves, un método que lo encontraras aquí https://tr.im/1I3cJ

    El autor de este ejemplar, Educar Un Perro es el popular veterinario José Arca. En este volumen, José Arca te enseñara paso a paso los secretos, las estrategias y las técnicas más efectivas para educar a tu perro. Es un volumen con el cual, miles de personas en todo el mundo están consiguiendo resultados extraordinarios.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.