¿ En que siglo se impuso como costumbre el matrimonio ?

¿¿¿ En que siglo se impuso como costumbre el matrimonio para la gente normal, o sea que no fuesen de la aristocracia ???

Antiguamente solo se casaban los aristocratas para delegar sus tierras y sus titulos de poder a sus descendientes. Los plebeyos solo se juntaban, se separaban y se volvian a juntar, sin mas.

Incluso mucho antes las mujeres se robaban y se hacias como propias o como esclavas.

Alguien esta documentado como para argumentar en que zonas del mundo, en que culturas y en que siglos fue apareciendo el matrimonio como lo conocemos hoy.

4 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta favorita

    Todas las sociedades conocidas hoy poseen la costumbre del matrimonio.El matrimonio es una union tanto sexual como economica socialmente aceptada entre un hombre y una mujer.

    Podemos decir que es una costumbre adaptativa, pero no podemos especificar exactamente que forma lo es.Se han ofrecido, tradicionalmente, varias interpretaciones para explicar por que todas las sociedades humanas tienen la costumbre del matrimonio.Cada una de ellas sugiere que el matrimonio resuelve problemas encontardos en todas las sociedades, como compartir los productos de una divisdion de trabajo por generos, cuidar los BBs , etc.

    En la mayor parte de las sociedades, el matrimonio se lleva a cabo mediante un acto contractual, generalmente con algún tipo de intervención religiosa. En las sociedades occidentales el contrato matrimonial se considera a menudo como un sacramento religioso pero sólo es indisoluble para la Iglesia católica apostólica romana y para la Iglesia ortodoxa. A la mayor parte de los matrimonios les precede un periodo de compromiso acompañado de diversos rituales, como el intercambio de regalos y las visitas, que conducen al anuncio público de la petición de mano de la novia y a la ceremonia final del matrimonio. En las sociedades donde todavía predominan los matrimonios de conveniencia, antes de celebrar la boda las familias pueden negociar la dote, hacer arreglos para la futura convivencia y otras cuestiones. En la mayoría de las ceremonias se realizan rituales que representan el deseo de fertilidad, como, por ejemplo, arrojar arroz a la pareja y hacer un círculo de fuego sagrado, en el caso del ritual hindú del matrimonio. En el Swayamvaram, antigua ceremonia del hinduismo, practicada en especial por la realeza, la mujer elegía a su futuro marido entre una selección de hombres, adornándole con una guirnalda.

    Los hindúes, los budistas y muchas otras comunidades consultan a astrólogos antes y después de decidir sus matrimonios, con el fin de elegir un día y una hora propicios. En algunas sociedades el miedo a espíritus hostiles hace que las parejas que se van a casar lleven disfraces en sus bodas o, incluso en ocasiones, que manden sustitutos a la ceremonia. En algunos países, como por ejemplo Etiopía, existía la tradición de colocar a un guardia armado cerca de la pareja de novios durante la ceremonia para protegerlos de los demonios.

    En algunas comunidades indígenas de América, África y Melanesia, la ruptura de los lazos familiares o de comunidad (implícita en la mayoría de los matrimonios y en sociedades patriarcales) conlleva una compensación a la familia de la novia mediante regalos. Los nuevos lazos entre la pareja se representan a menudo con el intercambio de los anillos y la unión de las manos de los novios. El interés de la comunidad en el matrimonio de los cónyuges puede expresarse a través de fiestas y bailes, la presencia de testigos y el sellado oficial de los documentos que certifican el matrimonio. Éste puede ser considerado como un rito de paso, y normalmente va acompañado de ciertos rituales sociales y religiosos que subrayan su importancia no sólo para la pareja, sino también para sus familias y su entorno.

    Fuente(s): ae
  • hace 1 década

    La cuestión de su naturaleza jurídica es uno de los grandes temas que ha sido objeto de discusión entre las distintas corrientes de pensamiento jurídico. Así, durante mucho tiempo se sostuvo que el matrimonio fue considerado por los romanos como un contrato, esto es, que surgía en virtud de un consentimiento con carácter contractualista, por considerársele como un acto inicial de voluntad del que se originaba un vínculo jurídico. En este sentido se llegó a sostener, que los contratos pueden ser obligatorios y no obligatorios y que el matrimonio es de estos últimos.

    A finales del Siglo XIX surgieron criterios disidentes, según los cuales el consentimiento que se exige en materia de matrimonio no puede entenderse como contractual, esto es, como creador de un vínculo que pudiese existir independientemente de su causa, siendo por tanto el matrimonio una simple situación de hecho que subsiste mientras se mantenga el consentimiento. Así, se ha dicho que el matrimonio romano es un hecho social que se justifica y fundamenta en la existencia y permanencia de la affectio maritalis, la cual no es, como hoy día, un consentimiento inicial, sino duradero, de modo que cuando cesa, desaparece igualmente el propio matrimonio.

    Para los partidarios de esta posición, el matrimonio es una mera situación de convivencia de dos personas de distinto sexo, cuyo inicio no está marcado por exigencias de formalidad alguna de orden jurídico, manteniéndose por la affectio maritalis o intención continua de vivir como marido y mujer, y siendo, por tanto, un hecho social en el cual la ley tenía poco que ver.

    Sin perjuicio de ello, hoy en día algunos insisten en considerar al matrimonio romano como un contrato o, mejor dicho, como una situación jurídica que nace de un contrato y que éste sólo exige que los contratantes sean capaces de consentir y que se consentimiento sea serio y no simulado, agregando que como contrato no admite condiciones ni términos (plazos).

    Otro sector de la doctrina, identifica el consentimiento existente en el matrimonio con el que se da en los contratos de sociedad, señalando que el consentimiento de los contrayentes es el único elemento esencial en orden a la existencia del matrimonio, el cual viene a parecerse a un contrato de sociedad surgiendo y persistiendo por la mera voluntad de los cónyuges

  • hace 1 década

    El tema es extraordinariamente largo, y además, en internet, la mayoría de enlaces hacen referencia exclusiva a la "familia cristiana" y al "matrimonio cristiano".

    Te explico:

    El estudio de los regímenes matrimoniales constituye uno de los campos principales de la antropología después de haber sido demostrada la importancia de las relaciones de parentesco en las sociedades primitivas. La selección del cónyuge obedece en ellas a reglas estrictas, sobre las que descansa el conjunto de la organización social.

    En su "Ensayo sobre el matrimonio arcaico" (1865), el antropólogo escocés John F. Mac Lennan (1827-1881) introduce la distinción entre sociedades endógamas y sociedades exógamas: los esposos pertenecen al mismo grupo de parentesco en el primer caso, mientras que en el segundo ese tipo de unión es prohibida. Mac Lennan explica la exigía como una supervivencia del matrimonio por rapto. Esta práctica subsiste, bajo la forma de ceremonia simbólica. El pretendiente finge raptar su prometida, con la ayuda de padres y parientes masculinos, luego regresa para ofrecer regalos a sus suegros.

    La interpretación de las reglas del matrimonio se ha diversificado mucho desde el siglo XIX. Mac Lennan, para quien la exogamia constituye el fenómeno esencial, explica la costumbre del rapto por la escasez de mujeres en las tribus que practican el infanticidio de niñas. L. Morgan relaciona la prohibición del incesto al deseo de evitar las uniones consanguíneas. Lévi-Strauss por su parte asimila el sistema del matrimonio a un intercambio generalizado de mujeres cuya "circulación" obedece a modelos precisos. Las estructuras de parentesco presentarían así, con la lengua (intercambio de palabras) y la economía (intercambio de bienes) uno de los postigos de toda cultura.

    Inspirándose tanto en Mauss como en Radcliffe-Brown, Lévi-Strauss insiste sobre el carácter social de esta institución. La familia elemental no puede ser comprendida por su sola función de procreación y no constituye, como creyó Robert Lowie, un dato universal: ciertas etnias no disponen de ningún rasgo particular para designarla y se refieren directamente a las relaciones de parentesco entre individuos. Cuando las prescripciones son puramente negativas, cualquiera puede casarse fuera de su clan. Lévi-Strauss reserva el término de clases matrimoniales para el caso donde la regla es restrictiva: el cónyuge es entonces escogido en un clan determinado.

    La costumbre del levirato, ampliamente extendida en África y Oriente, prevé que las viudas se casen con un hermano del marido difunto. Ese nuevo matrimonio, obligatorio o solamente voluntario, permitía salvaguardar la descendencia en la línea masculina. James Frazer ("Totemismo y exogamia", 1910) expone numerosos ejemplos de la regla inversa (obligación del viudo de casarse con una hermana de la difunta) y la llama sororato. Willian Robertson Smith, que ha puesto de manifiesto esas reglas en su libro sobre "El parentesco y el matrimonio en la antigua Arabia" (1903) encuentra en ellas una supervivencia del matrimonio por grupos, poliándrico (una mujer se casa con un grupo de hermanos) o poligínico (un hombre se une a varias hermanas).

    Los sistemas matrimoniales se diferencian igualmente por el lugar de residencia de la pareja: en el matrimonio patrilocal, la pareja habita con la familia paterna del esposo y, a la inversa, la familia materna de la esposa acoge los consortes en un sistema matrilocal. Existe también el caso que el nuevo hogar se establece con el tío materno del esposo. Finalmente, también sucede que el esposo habite primeramente con el clan de su mujer para llevarse a ésta al suyo después del nacimiento del primer hijo.

    El tema, como ves es muy largo y muy espeso...

    Además, y desde una óptica plenamente marxista, puedes encontrar una visión sobre el origen del matrimonio y la familia en la obra de F. Engels "El Origen de la familia, de la propiedad privada y del estado".

    Espero haberte ayudado

    Un saludo

    Fuente(s): - Las fuentes citadas en la respuesta - Enciclopedia de la Antropología Ed. EMA
  • Anónimo
    hace 1 década

    quien sabe.

    apenas un antropologo y aun asi es muy discutida esa teoria del matrimonio.

    lo mas probable es que el matrimonio surgio con el origen de la civilizacion (como usted dice) para salvaguardar los bienes materiales del hombre y no mantener al hijo de "otro" hombre.

    y el matrimonio como lo conocemos es reciente, Juarez hizo el primer censo y registro civil.

    pero desde hace miles de años los humanos viven en parejas para formar la familia o sea la base de la civilizacion (una forma basica de matrimonio).

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.