¿Razón o emoción…..podemos encontrar un equilibrio?

Lo Apolíneo y lo Dionisiaco; Nietzsche hace una interpretación que va más allá de su significado ordinario y representaba también el mundo de la confusión, la contradicción, la deformidad, el desorden, el caos, el riesgo, la lucha, la noche, el mundo instintivo, la irracionalidad, la vida en sus aspectos oscuros,... mostrar más Lo Apolíneo y lo Dionisiaco; Nietzsche hace una interpretación que va más allá de su significado ordinario y representaba también el mundo de la confusión, la contradicción, la deformidad, el desorden, el caos, el riesgo, la lucha, la noche, el mundo instintivo, la irracionalidad, la vida en sus aspectos oscuros, lo oculto, lo que nunca quiere mostrarse, lo que hay que callar de nosotros mismos. La auténtica grandeza del mundo griego anterior a Sócrates y Platón estribaba en no ocultar esta dimensión de la realidad que expresaron en la tragedia. A través de este género artístico consiguieron armonizar lo apolíneo y lo dionisiaco, las dos dimensiones fundamentales de la realidad sin ocultar ninguna de ellas. Para Nietzsche la tragedia es mucho más que una obra artística, constituye la esencia de la verdadera cultura: la lucha entre la vida, la embriaguez creadora y su negación, la norma, lo racional.
Todos hemos conocido épocas en las que las emociones fueron reprimidas y consideradas más o menos tabú. Especialmente los de mayor edad entre nosotros, crecimos en una generación para quienes esto era estándar. En los sesenta con la ola Hippie, siguió una reacción en cadena y las emociones fueron liberadas, a veces hacia el otro extremo de la exaltación. Se pusieron las emociones sobre la razón. La racionalidad tuvo que dejarse a un lado por un tiempo, para investigar libremente y transgredir los límites de la tradición. Y por un tiempo fue fructífero hacerlo así, pero la libre exploración de las energías emocionales suprimidas también acarrea ciertos peligros. Uno no transforma y sana las emociones dándoles un libre reinado y permitiéndoles que tengan control sobre nosotros.

¿Cómo encontrar el equilibrio entre la razón y la emoción? ¿Se puede?

Espero sus amables respuestas, saluditos cariñosos y feliz inicio de semana, RoseBud.
18 respuestas 18