promotion image of download ymail app
Promoted
RoseBud realizada en Arte y humanidadesFilosofía · hace 1 década

¿Razón o emoción…..podemos encontrar un equilibrio?

Lo Apolíneo y lo Dionisiaco; Nietzsche hace una interpretación que va más allá de su significado ordinario y representaba también el mundo de la confusión, la contradicción, la deformidad, el desorden, el caos, el riesgo, la lucha, la noche, el mundo instintivo, la irracionalidad, la vida en sus aspectos oscuros, lo oculto, lo que nunca quiere mostrarse, lo que hay que callar de nosotros mismos. La auténtica grandeza del mundo griego anterior a Sócrates y Platón estribaba en no ocultar esta dimensión de la realidad que expresaron en la tragedia. A través de este género artístico consiguieron armonizar lo apolíneo y lo dionisiaco, las dos dimensiones fundamentales de la realidad sin ocultar ninguna de ellas. Para Nietzsche la tragedia es mucho más que una obra artística, constituye la esencia de la verdadera cultura: la lucha entre la vida, la embriaguez creadora y su negación, la norma, lo racional.

Todos hemos conocido épocas en las que las emociones fueron reprimidas y consideradas más o menos tabú. Especialmente los de mayor edad entre nosotros, crecimos en una generación para quienes esto era estándar. En los sesenta con la ola Hippie, siguió una reacción en cadena y las emociones fueron liberadas, a veces hacia el otro extremo de la exaltación. Se pusieron las emociones sobre la razón. La racionalidad tuvo que dejarse a un lado por un tiempo, para investigar libremente y transgredir los límites de la tradición. Y por un tiempo fue fructífero hacerlo así, pero la libre exploración de las energías emocionales suprimidas también acarrea ciertos peligros. Uno no transforma y sana las emociones dándoles un libre reinado y permitiéndoles que tengan control sobre nosotros.

¿Cómo encontrar el equilibrio entre la razón y la emoción? ¿Se puede?

Espero sus amables respuestas, saluditos cariñosos y feliz inicio de semana, RoseBud.

18 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta favorita

    Creo que así como nuestro cuerpo está compuesto por mecanismos y sistemas que denotan y muestran un estado de disfunción o enfermedad a través de síntomas o dolencias; de igual forma la identidad de origen (genética) que internamente se va moldeando al respecto de nosotros mismos y de nuestro entorno, va acumulando un registro de vivencias que influyen en el desenvolvimiento y desarrollo de la propia personalidad. Las emociones no se separan de fisiología del cuerpo, creo que por eso después de un suprimirlas pueden desequilibrar mental y fisiológicamente, causarse daño a la persona y a su entorno inmediato. Una persona puede acumular mucha información sin razonar, puede incluso vivir conforme a las experiencias de los demás sin ser el protagonista de su vida, pero creo que tal vez es por ello que nuestros sentidos nos conectan con el medio, porque no somos individuos ajenos al mismo. La mente interactúa entre reacción (sentir) al medio, pensamientos y accionar. Es decir el equilibrio entre la razón y emoción no está separado del medio que lo sostiene y le permite coexistir armónicamente en el mismo. El crecimiento, evolución y aprendizaje individual no se deslindan de la incertidumbre del entorno. Yo pienso que uno encuentra ese equilibrio entre razón y emoción cuando se busca en lo interno de cada quien a la verdad como valor, y una actitud de amor al respecto de lo que somos como personas y en lo que hacemos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    buen día comp. de red, Nietzsche utiliza las deidades del arte griego para describir la naturaleza de estos impulsos, explicando a través de las figuras de Apolo y Dionysos, que los mismos son distintos, contrapuestos, encontrándose casi siempre en abierta discordia.Como muy bien explicas,

    Por un lado en la embriaguez dionisíaca, en el impetuoso recorrido de todas las escalas anímicas durante las excitaciones narcóticas, o en el desencadenamiento de los instintos primaverales, la naturaleza se manifiesta en su fuerza más alta: vuelve a juntar a los individuos y los hace sentirse vivos?

    Por otro,el dios de la bella apariencia tiene que ser al mismo tiempo el dios del conocimiento verdadero. Pero así como a aquella delicada frontera que a la imagen onírica no le es lícito sobrepasar para no producir un efecto patológico (pues entonces la apariencia no sólo engaña, sino que embauca), no es lícito que falte tampoco en la esencia de Apolo: aquella mesurada limitación, aquel estar libre de las emociones más salvajes, aquella sabiduría y sosiego del dios-escultor.

    Lo interesante es que nos da unas claves muy útiles para analizar una cultura y ver si la tendencia es más hacia lo Apolíneo (una cultura ilustrada o tecnológica) o hacia lo dionisíaco (una cultura vitalista).

    Ysi bien puede llegar a tener interpretaciones desde lo sicológico, (Jung lo desarrolla excelentemente dejo link si quieres leer..) desde el arte que es en el perfil que se denota la pregunta o forma de vida,(pues el filósofo existencialista también describe su momento histórico con esos conceptos Apolo:época tradicional,..Dionisios:la nueva era moderna que renaciía...) podemos explicar que hoy estamos en una época donde individualmente se privilegia los elementos dionísiacos: la diferencia, lo heterogéneo, el cambio constante que ofrece la vida misma y su ciega marcha.Vivimos un paradigma cultural donde se premia la participación, la actividad, la acumulación de experiencias continuas, el consumo acelerado de aspectos vitales, en fin una época dionísiaca.

    Y,concluyendo al interrogante razón o ♥ ? digamos que la búsqueda es el equilibrio sabes, porque a veces es necesario usar la cabeza, como dicen acá....y otras, las mayorías, es el corazón el que indica que es lo que hay que hacer........es un a lucha constante, pero es justo lo que nos hace humanos y no "dioses".......

    gracias por leer, es un delicado INTERESANTE tema....

    http://www.wikilearning.com/monografia/nietzsche_y...

    Fuente(s): ¡¡¡¡LUZ F.¡¡¡
    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    Querida Rose Bud:

    Como atinadamente escribes,darle rienda suelta a nuestras emociones era considerado si no vulgar, sí incorrecto, el hombre, viviendo en sociedad, tiene que adecuar su comportamiento hasta un grado a veces represivo en contra de su naturaleza.

    Hago una diferenciación aparte de la que Nietzsche nos propuso entre la emoción y la razón.

    La emoción es naturaleza, la razón es colectividad.

    Si viviéramos aisladamente (o cuando menos en pequeños grupos) no importaría tanto darle vuelo a nuestras emociones, habrían muy pocos inconformes contra nuestras propias naturalezas, y todos en el grupo lo considerarían normal.

    Mas, como no es así, al darle "forma" a nuestras emociones, al actuar como nos dicta nuestra naturaleza, podemos ofender a personas que no pueden comprendernos, dado que no nos conocen, somos una competencia para ellos, somos extraños y por lo tanto, esto nos reduce apenas a un grado menos que enemigos.

    Es ahí donde entra otra forma de, al menos vivir en paz:

    Lo racional.

    Un cordial saludo.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Bueno, ya dieron a entender el sentido de mi opinión....

    Pero creo que sería bueno recordar un slogan que leí en alguna parte, y que, me parece, está acorde a este tema de lo racional y lo emocional...

    Es de una empresa de llantas creo... y dice así:

    "La potencia, sin control no sirve de nada"

    Personalmente me parece que hallar un equilibrio no es cuestión de saber si se puede, sino un asunto necesario.

    Por ejemplo, cuando hay que decidir sin pérdida de tiempo, pensar demasiado no es posible, y en ese caso es mejor dejarnos guiar por el instinto, por la emoción... quizá esto pase en alguna situación de supervivencia.

    Creo que no es tan dificil evitar la reflexion jeje..

    Pero hay situaciones en que, dejarnos llevar por la emoción, sobre todo por un sentimiento negativo, como los celos o el enojo... puede cegarnos y en medio del frenesí de ideas desordenadas.. podemos hacer cosas lamentables...

    En esta situación es mejor dejar pasar la emoción y dar paso a la razón, dejarse enfriar...

    A mi parecer el equilibrio razón-emoción no consiste en que, al momento de tomar decisiones dejemos una mitad de la decisión a la razón y la otra mitad a la emoción (por decir algo), sino en saber distinguir cuando es mas conveniente usar una u otra...

    En distinguir las situaciones en que es mejor decidir con el corazón que con la cabeza y viceversa, ahí esta la clave, me parece.

    Aunque como siempre, quizá se me escapen situaciones en las que no aplique eso...

    Saludos!

    Fuente(s): Pensando en esto me viene a la mente el debate a cerca de "La razón helena y la emoción negra", en el que, es obvio que los occidentales no son pura razón, ni los africanos pura emoción.... La tragedia que alaba Nietzsche, es una muestra del papel que tenía la emoción en la escena griega... Es un tema interesante para mí todo esto...
    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • hace 1 década

    Hola Rose Bud, un saludo "carnavalesco"...Te respondo con la sabidurìa de Aristòteles: la virtud està en el justo medio, el la "autarquìa" o dominio de sì para buscar ese equilibrio del cual hablas. Sòlo en el justo medio està la tranquilidad y la paz del alma y èste sòlo se alcanza por el ejercicio constante, la pràctica. Otro concepto muy griego, la "aretè" es producto del ejercicio y la pràctica(la "teknè").

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    estimada amiga...

    sospecho que todo equilibrio es precario.....

    saludos

    pau

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    La verdad es que es difícil saberlo. Como todo lo que implique un equilibrio, cuando hablamos del ser humano,es algo casi imposible. La inteligencia emocional trata de darnos una respuesta: conocernos a nosotros mismos y nuestras emociones, así como percibir las de las demás personas se convierte casi en un imperativo para nuestro éxito, nuestras relaciones y nuestra calidad de vida. Más que equilibrio entonces, hablemos de armonía, una interacción armónica entre la razón y la emoción. Eso nos llevaría al uso inteligente de nuestra emocionalidad, no a su supresión o a su liberación como forma de expresarnos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    RoseBud

    HOLA CÓMO LOS EXTRAÑÉ... es que no tenía Internet

    Si uno tiene interés en algo y le produce una emoción o conmoción, pues emplea su entendimiento y le pone un poco de orden y método

    Y sin entrar en religión a TODO hay que ponerle Fe y Esperanza Y SOBRE TODO AMOR y esto hará que todo armonice perfectamente.

    No digo que sea fácil, pero NO IMPOSIBLE.

    Gracias por tu pregunta

    Espero haberte respondido como tú te mereces

    Un abracito y una estrellita, como siempre

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    Lo ideal seria tener emociones racionalizadas y como es común entre los humanos esto es casi imposible porque generalmente encontramos gente manejado por su razón o su emoción uno de sus ejemplos es la religión y las guerras.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 1 década

    En realidad, lo racional no parece opuesto a la emoción, ya que son planos diferentes de la realidad. Una racionalidad sin emociones daría por resultado aquel personaje frío y calculador que más da risa que certeza y se refiere a una caricatura de la razón. Y lo emocional sin razón, que puede llamarse irracional, sería su inverso, aunque es más real que ficticio. Es decir, en cuanto pensamiento lo racional depende del conocimiento y la emoción de lo orgánico, pero hay personas que se emocionan con las ecuaciones y las fórmulas de la ultrafísica o encuentran belleza en la matemática. Y hay quien llora en las películas porque todo es mentira y porque no razonan la ficción sino que la viven.

    En cuanto equilibrio o armonía, lo racional proviene de las buenas emociones, nada razonable sale de lo negativo y si se considera irracional es posterior al acto.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.