¿Qué camino seguimos, volveremos a las castas?

Considero que el libre comercio entre países es positivo siempre que los países entre los que se realice respeten y acepten los mismos controles y legislaciones. Si en tu país se ponen unos controles duros y caros a las empresas para que no contaminen el medioambiente mundial y en otros países con los que... mostrar más Considero que el libre comercio entre países es positivo siempre que los países entre los que se realice respeten y acepten los mismos controles y legislaciones.

Si en tu país se ponen unos controles duros y caros a las empresas para que no contaminen el medioambiente mundial y en otros países con los que comercias "libremente" esos controles no existen lo que se consigue al final es que tu país no sea viable al futuro ni competitivo y el planeta este cada vez más contaminado y llegue a ser irreversible su recuperación.

Sí la empresa obtiene mayores beneficios gracias a perjudicar el medio ambiente regional y a sus habitantes, quedará impune con la aquiescencia del gobierno de turno solo por procurar puestos de trabajo de alta peligrosidad y pagar impuestos.

Si se exigen en tu país unas condiciones laborables razonables de acuerdo con la justicia social y vida digna, se exigen unos estándares de educación profesional prohibiéndose el trabajo infantil, jornadas de 40 horas semanales y 30 días de vacaciones con una prudente calidad de vida de acuerdo al PIB nacional.

Pero existen otros países competidores en que obvian esas condiciones mínimas de respeto humano y calidad de vida, al final lo que se logra es más desempleo en tu país y más explotación en esos otros países llamados emergentes y siempre, mayor beneficio de las empresas oligopólicas que comercian fabricando en el tercer mundo y vendiendo aquí. Todos perdemos excepto las grandes empresas.

La globalización productiva y comercial sin escrúpulos sería algo así como una liga de fútbol donde a los jugadores de ciertos equipos privilegiados con carta blanca se les permitiera ir dopados y pegar patadas en las rodillas y a otros no. Para algunos descerebrados la solución pasa en que todos se dopen y puedan pegar patadas alevosas... al final todos cojos y enfermos.

En Occidente la globalización está significando la privatización de los beneficios y la socialización de las pérdidas castigando al ser humano. En el oriente central y sur algunos comienzan a pensar igual.

Se pagan cuantiosísimas subvenciones a multinacionales aterritoriales para que inviertan aquí y cuando obtienen beneficios, gracias a la globalización financiera, los evaden a paraísos fiscales como el caribe, pequeñas ciudades estado europeas o Suiza.

Cuando obtienen pérdidas, con la amenaza de echar a los trabajadores y montar "fabricas de sudor" en el tercer mundo, el estado debe asumir esas pérdidas y subvenir por su cuenta los abusos practicados.

El estado privatiza a privilegiados, las empresas rentables y "jugosas" y asume las que son ruinosas para reflotarlas con el dinero del ciudadano.

Otro resultado evidente es que los estados están dejando de luchar por impotentes o vinculados contra algo realmente peligroso para el funcionamiento de un capitalismo prudente después del fracasado en 37 años (1.971 a 2.008): La formación de oligopólios como concentración de la oferta de un sector industrial o comercial en un reducido número de empresas.

Con la excusa de competir en un mercado globalizado se está produciendo un acelerado proceso de fusiones y compras de unas compañías por otras. Solo cambian los consejos de administración y algunas veces ni ellos pues siguen los mismos apellidos de sus descendientes o testaferros.

Estos oligopolios imponen barreras de entrada a la libre competencia de un estado condicionándoles a aceptar su ideología y prácticas, convenciendo a los políticos de los estados fidelizados al proteccionismo. Se reparten el mercado, abusan de su posición, repartiéndose zonas de influencia, acordando precios de cara al consumidor y exprimiendo a los proveedores, obligándoles a producir con las calidades de mercaderías y materias primas que ellos privilegian y costo limitado. presionan a los gobiernos para que les den ventajas y los eximan de responsabilidad en caso de fracasar.

Si quieres software hoy en día se puede optar entre MS o Adobe. ¿Aviones? Boeing o Airbus ¿Microprocesadores? Intel o AMD ¿Ropa deportiva? Nike o Adidas ¿Refrescos? Pepsico o Cocacola (no confundirse con las miles de marcas, casi todas participadas por estos dos) ¿Automóviles? 4 o 5 grandes trusts dominan todas las marcas ¿Líneas aéreas? Se han fusionado hasta quedarse en un tercio, ¿Distribución? Carrefour o Auchan, etc., etc.

Pero, ¿tiene sentido que cuanto mayores sean los mercados sea menor el número de empresas que lo abastecen? Tendemos hacia los oligopolios terminando en un único monopolio.

Los profetas y evangelistas de la globalización son cada vez más partidarios de que no haya ninguna traba para que el capital fluya libremente por todo el mundo, en busca de la usura y la especulación.

¿Le molestan los controles medioambientales de su país? Fabrique en Malasia que allí no hay controles o a sus gobiernos no les interesan ya que su producto base es el proletario. Pero eso sí, siempre en diferentes divisas para ganar con el cambio.

¿En
Actualizar: ¿En su país los trabajadores se niegan a ser esclavos? Fabrique usted en Marruecos, con sueldos de 200 € al mes y jornadas laborales de hasta 12 horas sin descanso semanal. ¿Se pagan demasiados impuestos en su país? Guarde su dinero en las Islas Caimán, allí no pagará nada. etc. etc. Esta competitividad salvaje... mostrar más ¿En su país los trabajadores se niegan a ser esclavos? Fabrique usted en Marruecos, con sueldos de 200 € al mes y jornadas laborales de hasta 12 horas sin descanso semanal. ¿Se pagan demasiados impuestos en su país? Guarde su dinero en las Islas Caimán, allí no pagará nada. etc. etc.

Esta competitividad salvaje nos retrotrae al siglo XIX, donde los dueños de los medios de producción se quedaban con casi todo el excedente y los trabajadores a cambio no recibían casi nada ni tenían ningún derecho. En Estados Unidos durante los últimos 30 años el peso de las rentas salariales en el PIB han caído en un 28% y en Europa en un 24% a la vez que se han empeorado las condiciones laborales, jugando a la precariedad. Eso ha provocado concentraciones de renta en las capas más altas a costa de la clase media y trabajadora y ese proceso no se parará hasta que se reviertan sus causas.
Actualizar 2: El asunto Bolonia en la educación es el comienzo de lo previsto por Haldoux Husley de un mundo feliz, clasificando mentes y poderes adquisitivos en tres estadios intelectuales: Grado, Master y Doctorados ¿Se privatizarán las Universidades y Escuelas superiores técnicas? Tendemos al anarcocapitalismo y volvemos a... mostrar más El asunto Bolonia en la educación es el comienzo de lo previsto por Haldoux Husley de un mundo feliz, clasificando mentes y poderes adquisitivos en tres estadios intelectuales: Grado, Master y Doctorados ¿Se privatizarán las Universidades y Escuelas superiores técnicas? Tendemos al anarcocapitalismo y volvemos a empezar.
Actualizar 3: Amigo.

Perdona y estoy de acuerdo contigo. Por lo menos al inicio, Caupolican se lo puso dificil a los españoles. Lo curioso es que Lautaro dejo su impronta en las Logias masónicas que elaboraron la Independencia americana.
Actualizar 4: La base del artículo es de un foro en frances y está a disposición y libre en la Red pero la forma y parte del fondo lo he aprovechado para divulgar una reflexión.
4 respuestas 4