¿LA DIETA BAJA EN PROTEINAS ES LA DIETA HUMANA?

LA DIETA BAJA EN PROTEINAS ES LA DIETA HUMANA El bíblico, hermafrodita y auto-fertilizante Adán y otros individuos partenogénicos eran definitamente no-carnívoros. Sus necesidades dietéticas se expresan específicamente "Y Dios dijo: Contemplad todas las hierbas que os he dado sobre la faz de la tierra y las... mostrar más LA DIETA BAJA EN PROTEINAS ES LA DIETA HUMANA
El bíblico, hermafrodita y auto-fertilizante Adán y otros individuos partenogénicos eran definitamente no-carnívoros. Sus necesidades dietéticas se expresan específicamente "Y Dios dijo: Contemplad todas las hierbas que os he dado sobre la faz de la tierra y las frutas de los árboles; serán tu carne" . En tiempo de Matusalem no se exigía una preparación dietética complicada, solamente lo que venía directamente del árbol o la planta.

Es difícil ver que el hombre primitivo no tenía garras ni colmillos, ni la velocidad en los pies para coger presas, podría haber sido todo menos el animal frugívoro que Charles Darwin y Julian Huxley mantienen que fue.

En "El origen del Hombre", Darwin muestra una relación inequívoca entre los monos frutívoros antropoides y el hombre en su estructura y función. Sería extraordinario que todos los primates, excepto el hombre fueran frugívoros.

Un residuo definitivo de las verdaderas necesidades dietéticas del hombre es el primer alimento que ingeriría, que emergería, naturalmente, de la leche del pecho de la madre.

Una comparación, a igual medida, de la leche materna y la fruta, muestra que la leche de la madre tiene el contenido en calcio de una naranja; los valores de sodio de un melón, el valor en potasio de las frambuesas, el peso en magnesio de una manzana, la composición férrica de las grosellas, el cobre de los higos, el fósforo del limón, el cloro de la piña, el azufre de la naranja, la vitamina A de la ciruela, la B1 de la uva, la B2 de la banana, las calorías de las peras.

Incluso el contenido proteínico de la leche de la madre humana ambívora tiene un promedio de 1,4%. Este pequeño porcentaje proporciona al bebé todos los aminoácidos esenciales y proteínas, durante el período de crecimiento. Los humanos adultos no tienen necesidad de valores tan altos de proteína una vez que han terminado de crecer. El exceso de las necesidades dietéticas provocará gordura y enfermedades.

Hay muchos ejemplos de dietas carnívoras que producen individuos robustos y aparentemente saludables. Fue el Dr. L.H. Neuberg, de la Universidad Ann Arbor, quien descubrió que cuando alimentaba a los animales de laboratorio con grandes cantidades de carne, crecían más grandes y más alerta que otros animales con dieta vegetariana. Pero tres meses más tarde, estos animales contrajeron enfermedades renales y murieron, mientras los animales vegetarianos vivieron saludable y felizmente.

Se ha demostrado que el triptófano en concentraciones lo suficientemente altas, cuando se ingiere continuamente durante un período de tiempo, puede provocar cáncerurinario. El contenido medio de triptófano en 20 frutas relacionadas es 1/20 del valor encontrado en la carne grasa de vaca.

El espectro de contenido de proteínas en la fruta fue de 0,4 a 2,2%, que es, aproximadamente, el espectro proteínico de la leche materna humana. La carne tiene del 10 al 24% de proteína, y es un alimento inadecuado para el hombre. Los granos, nueces y semillas tienen de un 10 a 50% de proteína y a menos que estén germinados (y por lo tanto reducen la concentración protéica) son alimentos inadecuados para los humanos.

Por sentido común anticiparíamos que la concentración proteica en la leche materna humana debería ser mayor que en una gata madre si el tamaño del organismo producido fuera el criterio principal. Las necesidades proteicas humanas se parecen más a las necesidades proteicas del mono frutívoro. Cualquier gorila puede probarte que sus cuerpos grandes y fuertes, se construyen con proteína frutal.

Uno de los anatomistas más famosos, el profesor Bason Cuvier, en su ""Lección de Anatomía Comparativa" citado por Shelley en su ensayo titulado "Una Reivindicación de la Dieta Natural", dice:

"La anatomía comparativa nos enseña que el hombre se parece en todo a los animales frugívoros, y en nada a los carnivoros... Solamente ablandando y enmascarando la carne muerta con preparaciones culinarias se hace susceptible de masticar y digerir, y que la visión de sus jugos sangrientos y crudeza no excite la repugnancia y el disgusto..."

"El hombre no se parece al animal carnívoro. No hay excepción, a menos que el hombre se una, a la regla de los animales herbívoros de tener colon celulado. El orangután se parece perfectamente al hombre en el orden y en el número de sus dientes".

"El orangután es el más antropomórfico de la tribu de los monos, que son estrictamente frugívoros. No hay otras especies animales que vivan con alimentos diferentes a los que esta analogía existen".

Incluso la fruta puede ser una fuente proteica. El Dr. Hillert describe la estructura completa de una naranja:

"Reconocemos ahora 11 aminoácidos; 17 pigmentos carotenoides, de los que cuatro tienen actividad vitamínica A, y 11 flavonoides... los Constituyentes asomáticos del aceite son no menos de 28, desde luego hay muchos otros por descubrir. (...)

El ser humano requiere una dieta prot
3 respuestas 3