¿un poco largo espero lo lean (gracias)?

LIBRE ALBEDRIO Convengamos, como decía el inmortal Platón,- que tenemos un hombre y este tiene en su poder una golosina, a la cual ha envenenado; pero que la misma no pierde su encanto, color, aroma y forma, y es terriblemente atractiva. La coloca sobre la mesa del comedor de su casa y, acto seguido, llama a uno... mostrar más LIBRE ALBEDRIO

Convengamos, como decía el inmortal Platón,- que tenemos un hombre y este tiene en su poder una golosina, a la cual ha envenenado; pero que la misma no pierde su encanto, color, aroma y forma, y es terriblemente atractiva. La coloca sobre la mesa del comedor de su casa y, acto seguido, llama a uno de sus hijos de corta edad y de gran inocencia, digamos entre cinco y ocho años de edad, que a su vez desconoce que es un veneno en cualquiera de sus formas y que significa la muerte: mostrándole la golosina le advierte que si la come morirá y nada podrá salvarlo, le explica de todas las formas posibles que no tiene que comer esa golosina y, acto seguido, lo deja solo. ¿Comerá o no el niño la golosina? Él no lo sabe. Hay aquí una circunstancia atenuante a saber: que le otorgó el libre albedrío, pues este sujeto no puede conocer el futuro de su hijo y menos leer su mente. Y podríamos decir en su defensa que "sí", lo puso a prueba, que le hizo las advertencias y explicaciones correspondientes para que el niño no tome el mortal caramelo envenenado.

Ahora convengamos en la misma situación, pero con una modificación importantísima: digamos que el mismo sujeto por una gracia divina, tiene el poder de saber de antemano, cuál va a ser la actitud del niño en cuestión, en cuanto a comer o no la golosina. Podríamos decir con seguridad que al poder leer con anticipación la reacción del niño y descubrir que a pesar de todas las advertencias dadas al mismo, éste va a tomar la determinación funesta de comer la golosina y sabiendo de esa actitud, dejar al mismo tomarla y morir irremediablemente.

¿Le da al niño alguna posibilidad o, simplemente, provoca una situación para que la criatura dé ese funesto paso? ¿Otorga al niño, libre albedrío? Terminantemente, no. Al contrario, provoca con ello la situación de colocar la golosina en semejante sitio y al alcance del niño, la muerte de la criatura que él trajo al mundo y las advertencias dadas anteriormente fueron un simple juego de sádica crueldad, para obtener un justificativo y así poder destruirle.

ESTRELLITAS, COMENTARIOS, INSULTOS Y DEMAS LINDESAS DE ALTEMANO GRACIAS.
17 respuestas 17