¿Fui alcoholico con 16 años y me gustaría contar mi experiencia?

Hola a todos, para empezar me gustaría decir que ya soy una persona adulta y responsable que supe parar mis vicios a tiempo. Aunque para decir verdad no fui yo quien decidió dejar la bebida y los porros, sino que mi propio cuerpo me obligó a hacerlo, pues destruí temporalmente mi salud, tanto mental como física. Y... mostrar más Hola a todos, para empezar me gustaría decir que ya soy una persona adulta y responsable que supe parar mis vicios a tiempo. Aunque para decir verdad no fui yo quien decidió dejar la bebida y los porros, sino que mi propio cuerpo me obligó a hacerlo, pues destruí temporalmente mi salud, tanto mental como física.
Y bueno, lo único que quiero es desahorgarme y escuchar opiniones, pero al fin y al cabo todo está superado y ya no necesito ayuda ni de médicos, ni de vosotros los amigos del yahoo, aunque eso sí, podéis darme opiniones.
Bueno, sin enrrollarme mas me gustaría contar las peores experiencias vividas para que si algún niño quiere empezar a beber, tal vez (y sólo tal vez) se lo plantee dos veces.
Pues bien, la verdad esque todos mis amig@s bebían mucho y casi la mayoría consumían drogas. No estoy hablando de un grupo reducido, sino de unas 40 personas que nos juntabamos en los parques a hacer botellón. Entre baso y baso, porro y porro y alguna que otra ralla o pasti, muchas veces vi a la gente denigrarse hasta el punto de que si nuestros padres nos hubieran visto habrían llorado.
El caso mas extremo fue el de una chica muy amiga mia que cogió coma etílico por pasarse. Como siempre, competíamos a ver quien bebía más y mas rápido, y esta vez le tocó a ella.
Si bien nadie se alarmó (al fin y al cabo todos estábamos acostrumbrados a vernos entre nosotros vomitando, llorando, tirados en el suelo semi-inconscientes), esto se debió a que no creímos que fuese un coma, sino una simple borrachera.
Pero finalmente nos dimos cuenta de que no reaccionaba, y llamamos a una ambulancia. La pobre estubo a punto de morir. Gracias a dios se salvó.
Otro caso, del que prefiero no hablar mucho pues me da tristeza, es el de un colega que iba drogado y bebido todo ciego y decidió conducir para llevar a su novia a casa.
Desgraciadamente no lo contó, pues tubo un accidente que le costó la vida. Al menos la novia no se hizo demasiado daño y sobrevivió, pero él murió.
De todas formas esto no nos escarmentó a ninguno, sino mas bien con el disgusto de su muerte alguno que otro se fumó más de 40 canutos de hachís en una noche. Sin exagerar, de hecho me quedo corto.
También se del padre de un amigo con quien nos colocábamos, que murió de sobredosis, al igual que la madre de un colega la cual había mantenido relaciones sexuales con un amigo de su hijo, que murió de lo mismo que el anterior.
Y yo, sin ir más lejos, con 16 años me vi atrapado en las redes del alcohol y las drogas blandas*, que no por ser blandas enganchan menos.
*(Me enseñaron que hay dos clases de drogas: las blandas, que son el tabaco, alcohol y porros, y las duras, que son las pastis, las rallas y la heroína inyectada)
Cunado salíamos los amigos, no salíamos a pasarlo bien, sino que ibamos a emborracharnos básicamente, si no había drogas regresabamos a casa.
Y así fue como destruí mi cuerpo y mi alma, pues tube problemas cerebrales, una especie de cáncer (más benigno que el cáncer) pero una enfermedad que podría haberme costado la vida. Y con ello caí en depresiones influenciadas por mi salud, mi adicción, las malas experiencias vividas y la muerte del chico de la moto.
Finalmente fui a psicólogos y a médicos, quienes me ayudaron a salir de éste mundo. Perdí el contacto con mis anteriores amigos, (los cuales han pasado a las drogas duras) y a día de hoy, gracias a mi espíritu de superación he dejado toda clase de droga a excepción del tabaco, he recuperado mi salud y he encarrilado mi vida por otros caminos (voy a empezar una carrera despues del verano).
Sin embargo, he de decir que aunque ya no consuma drogas ni beba, siempre seré un alcohólico y un drogadicto, pues sigo amando la sensación que me da un "colocón", el sabor de la mariwana y el hachís y todo lo que tenga que ver con el mundo de las drogas.
Vivo añorando esas sensaciones y a la vez sabiendo que soy más feliz ahora que no consumo, pero lo indudable es que pese a que lleve dos años sin consumir, puedo recaer en cualquier momento.
Tengo fuerzas para decir que no, lo malo es que no se por cuanto tiempo.
Amigos, nunca os metais en este agujero negro, pues una vez que se entra, aunque salgas, es muy fácil volver a caer.

Os deseo a todos mucha salud, vida, y que nunca os pase nada parecido.
24 respuestas 24