Anónimo
Anónimo realizada en MascotasCaballos · hace 1 década

Golosinas para caballos?

Hola, actualmente empecé a ir a un hípico, y al principio al caballo que montaba le empezaba a dar zanahorias... Pero ví muchas personas le daban más cosas (azúcar, piloncillo)...

Así que... ¿Qué otras cosas le puedo dar al caballo? alguna fruta y verdura les guste y les ayude?

5 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor respuesta

    Le puedes dar muchas cosas pero siempre en una cantidad responsable.

    Hay muchas golosinas para caballos algunas naturales y otras artificiales.

    Las naturales son las zanahorias, manzanas, lechuga, sandía, melón, avena, alfalfa, heno, algarrobas, azúcar, y gran parte de las verduras aunque prefieren todo lo que te he mencionado antes.

    Las artificiales son pan duro ( cuando te sobre pan lo pones en alguna bolsa sin cerrarla hasta que se quede duro y ya se lo puedes dar) y galletas especiales para caballos, con estas golosinas tienes que ir con cuidado porque si le das mucho pan podrían tener dolor de barriga al no estar acostumbrados a comer cosas con levadura dale siempre un trozo pequeño del tamaño de tu mano, Con las galletas pasa lo mismo porque deben comer dos o tres trozos pequeños ya que contienen un alto valor calorico.

  • hace 1 década

    Comer para ser feliz

    El orden en el que son suministrados los alimentos es esencial para que sus hábitos sean sanos. Es importante que mantenga una dieta equilibrada porque el sobrepeso puede afectar enormemente a su estado de salud, atacando a su agilidad. Los caballos son, ante todo, animales independientes que disfrutan de la velocidad, algo de lo que depende en gran medida su estado de ánimo.

    Otros caracteres de su personalidad, como su temperamento, pueden provocar un cambio en su nutrición. Existen especies que se embravecen ante su dueño a la hora de comer. En este sentido, lo mejor es tratar con ellos con paciencia para que se acostumbren. Para ello, lo mejor es seguir una dieta basada en carbohidratos, fibras y grasas, minerales y proteínas.

    Los forrajes en la dieta

    El heno y la paja son la base de la alimentación pero todo depende del tipo de hierbas de su composición, la cantidad de abono y el momento de la recolección. El forraje de recolección tardía tiene menos minerales y proteínas; conocer sus características es fundamental para saber los nutrientes suplementarios que debemos aportar a la alimentación del caballo.

    - Heno: lleva una gran cantidad de nutrientes. Generalmente puede contener plantas venenosas que los caballos no pueden distinguir, pero no son peligrosas porque estas sustancias acaban desapareciendo sin dañar al animal. Puede comer todo el que quiera y si se le administra húmedo, lo digiere mejor.

    - Hierba: aporta gran cantidad de minerales; de hecho, pueden sobrevivir sólo con ella durante largo tiempo. Sin embargo, físicamente engorda el vientre, por lo que no es recomendable para los caballos que compiten. Serán ellos mismos quienes seleccionen las especies vegetales que más les gusten.

    - Remolacha forrajera: no es una gran portadora de nutrientes pero contribuye a ganar peso a los caballos más delgados, por lo que conviene tener cuidado con el resto para que no coman demasiado porque pueden sufrir cólicos.

    Como aporte de energía suelen darse las avenas y piensos, especialmente la cebada y el maíz que proporcionan una buena digestión en el intestino delgado y son un alimento equilibrado y completo fisiológicamente. Con una alimentación exclusiva de cereales conviene complementar con aportes de minerales.

    - Avena: entera, aplastada, remojada o húmeda, es importante que sea de buena calidad pues será el mayor proveedor de energía. Aporta una gran cantidad de nutrientes, especialmente si se combina con el heno.

    - Salvado: proporciona vitaminas y facilita la digestión de los alimentos. Es bueno, pero necesita complementos minerales.

    - Maíz: es muy recomendable pues aporta grandes volúmenes de energía, pero también de fibra, por ello lo mejor es mezclarlo con heno y otros forrajes.

    Menús especiales

    Según la Asociación de Ganaderos de Caballos P.R.E de la Comunidad de Madrid (AGAMA), debemos tener muy en cuenta las características de nuestro animal y conocer bien sus costumbres y actividades habituales para adaptar su alimentación a este estilo de vida específico. Conviene mantener una dieta constante, con alimentación variada pero con cierto control de la cantidad, pues estos animales por su estructura corporal, podrían estar comiendo continuamente.

    Dale de comer siguiendo ciertas rutinas para que se mantenga su estabilidad y adquiera unas costumbres nutritivas permanentes, sin cambios bruscos ni repentinos. El agua es muy importante: asegúrale un bebedero con agua fresca y limpia porque supone un elemento indispensable para su digestión y un 60% de su peso. Procura evitarle trabajos duros, especialmente después de su momento culinario.

    El suministro de un caballo depende de su peso. Así, el consumo será un 2% de éste, es decir, unos 2 k. por cada 100 k. de peso corporal. Una ración conveniente para un animal que realice un trabajo intenso sería un 25% de pasto y heno y un 75% de cereal mientras que para un trabajo mediano sería de 50% y 50%. La comida de mantenimiento o básica es de entre el 100% y el 70% forraje y entre el 0% y el 30% de piensos concentrados.

    Dulces premios

    Como complementos nutritivos para cubrir carencias, te proponemos alimentos o suplementos que actúan ante las deficiencias para pelaje, piel y cascos.

    - Zanahorias: aportan betacarotenos principalmente y son un buen complemento para la dieta diaria, aunque conviene lavarlas para eliminar la arena pues los restos en el estómago del caballo pueden provocar cólicos. La cebada hervida también es excelente, especialmente en invierno.

    - Aceite de hígado de bacalao: muy recomendable para los animales que no tienen a su alcance vegetación al aire libre.

    - Aceite de linaza: le ayuda en la digestión y le da brillo al pelo.

    - Linaza hervida: combinada con otros alimentos supone un gran aporte proteínico.

    Las golosinas como galletas de zanahoria especiales para caballo están provistas de un combinado perfecto de nutrientes carenciales y necesarios, especia

  • hace 1 década

    Generalmente gustan MUCHO de los caramelos mentolados

  • klaus
    Lv 6
    hace 1 década

    despues de haberlo montado puedes darle caramelos de menta

  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Hola, mira depende del gusto de cada caballo, pero tengo un caballo que como casi de todo, ha comido pan, yoghurt, tortas, y muchas otras cosas mas, pero algo que normalmente le gusta a un caballo y que se lo puedes dar como golosina es la azucar, zanahorias, manzanas, alfalfa, hay galletas para caballos y premios que venden ya hechos, espero y esto te ayude un poco... Suerte

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.