¿Tienes algún método para combatir la tristeza?

Estos tiempos que vivimos a veces nos llevan a perder fuerzas para enfrentar la vida, trato de transformar todo aquello que acontece en cuentos para compartir con Ustedes, les dejo un saludo. TRISTEZA Etérea, volátil, con su vestido de color indefinido se adueñaba de todos los espacios. La tristeza no era... mostrar más Estos tiempos que vivimos a veces nos llevan a perder fuerzas para enfrentar la vida, trato de transformar todo aquello que acontece en cuentos para compartir con Ustedes, les dejo un saludo.

TRISTEZA

Etérea, volátil, con su vestido de color indefinido se adueñaba de todos los espacios.
La tristeza no era bienvenida cuando desplegaba sus manos huesudas intentando opacar los colores del firmamento.
Como un alquimista sabía transformar la lluvia en llanto.
Congoja que estrujaba los corazones de todos aquellos que se dedicaban a contemplar los colores del arco iris.
Ningún ser humano la odiaba, en las rejas que contienen las almas un pequeño sitio estaba destinado a ella.
Achicaba las formas con el único objetivo de ingresar a espacios que le estaban vedados.
Alguna vez fue una mujer hermosa, del sol había robado el color de sus rayos para obtener su dorada cabellera, cual manto rizado caía sobre la espalda.
De las profundidades del océano tomó los matices que iluminaban su mirada.
A la roca tallada le quitó un rubí para formar su apetitosa boca.
Los mimbres que crecen a orillas de cualquier curso de agua le otorgaron flexibilidad a una figura envidiada.
Adolescente dejó que el novel pintor plasmara su belleza en la tela, él creía que sus manos como pájaros al esbozar sus curvas vírgenes podría acariciarla.
Insinuante se acercaba al artista, el temor la convertía en un ser arisco pronto a correr como una gacela, idéntica a las que paseaban en el bosque que circundaba la casa.
Buscaban la mejor luz, no deberían perder ningún detalle.
Apenas cubierta con un lienzo blanco quiso ver su propio retrato.
Estaba encantada con la obra que se expondría en pocos días.
Crepúsculos púrpuras dieron nacimiento a un amor tórrido.
La luna colgaba sus destellos encendiendo las estrellas.
Gotas de rocío se posaban sobre los pétalos de las flores.
Una luciérnaga daba majestuosidad al encuentro de dos cuerpos.
Se juraron amor eterno.
Consolidados los sentimientos, juntos asistieron a la muestra.
Por primera vez, como si fuera un designio de su vida futura, eligió para la ocasión un vestido negro, parecía parte de su piel, el cabello sostenido por pequeñas flores naturales otorgaba espectacularidad a su atuendo.
En unos instantes las miradas de todos se posarían en el cuadro.
El joven pintor recibió el primer premio, dedicándoselo a la mujer que lo había inspirado.
Nada es perfecto, él obtuvo un pasaje para llevar la pintura a muestras internacionales.
Las obligaciones no le permitían acompañar a su hombre.
Mutuamente esperaban comunicarse por cualquier vía, no tenían en cuenta los husos horarios, la única intención era alimentar el amor hasta el regreso.
Las llamadas y correos se fueron espaciando hasta que por fin culminaron en silencio.
Desde ese día ella, como una vagabunda busca espacios, cambia de apariencia, sin dejar de lado la tristeza.
Sabe que su presencia intimida, conoce llantos y lamentos.
Nada detiene su derrotero.
Al percibirla intentan alejarse.
La sonora risa de un niño la incita a internarse en el agua.
Desde ese día nadie sabe de esa mujer que se convirtió en sombra, de vos, de mi depende no convocarla.

http://www.youtube.com/watch?v=zOXJTJUry...

10 respuestas 10