¿Es cierto que participar del carnaval es ...?

¿Es cierto que participar del carnaval es malo, pecado?

Lo digo por que aui en Bolivia hay una secta de Ricardo Claure que dice que participar del carnavla es dar Carne a BAL

uSTEDES QUE DICEN?

10 respuestas

Calificación
  • hace 10 años
    Respuesta favorita

    La opinión popularmente aceptada es que la palabra “carnaval” tiene que ver con la abstinencia de carne durante el ayuno católico de la Cuaresma. Se dice que la palabra se deriva del latín carne vale, que significa “carne, adiós.” Así es que “carnaval es la última fiesta antes del comienzo de los austeros 40 días de Cuaresma durante los cuales se observa la abstinencia de carne,” explica The Encyclopædia Britannica.

    Pero, puede que alguien pregunte, ‘¿qué tienen que ver la borrachera, la promiscuidad sexual y la parranda, tan características de las celebraciones de carnaval, con el comienzo del ayuno de la Cuaresma católica romana?’

    Los católicos sinceros que deploran estas tumultosas celebraciones están listos a reconocer que parece haber poca relación. ¿Dónde, entonces, se originaron estas costumbres carnavalescas, como el ponerse trajes de disfraz, el “matar” la efigie del carnaval, emborracharse, parrandear y tener desfiles de carrozas que a veces se parecen a barcos sobre ruedas?

    La Encyclopædia of Religion and Ethics, redactada por James Hastings, hace la siguiente explicación:

    “Las procesiones atenienses con las carretas-barcos se celebraban en honor del dios Dionisio. La adoración de Dionisio tuvo su paralelo romano en las bacanales, así como en las saturnales y las lupercales... festivales que en el período romano posterior se caracterizaron por licenciosas burlas, y libertinaje sin freno, y eran de cierta manera una subversión temporaria del orden civil. Este espíritu en general, junto con ciertas características especiales, fue transmitido al carnaval en particular, y esto explica por qué ese festival ha asumido su carácter peculiar en las regiones donde reinó suprema la civilización romana.”—Tomo 3, pág. 226.

    El hecho de que el carnaval que se celebra en los países católicos es verdaderamente una adaptación de antiguos festivales paganos también lo declara The Encyclopædia Britannica, en su edición undécima. Esta fuente también explica las actitudes de los papas hacia este festival, declarando:

    “Antiguamente la celebración del carnaval comenzaba en la doceava noche (el 6 de enero) y duraba hasta la medianoche del martes de Carnaval. Existe poca duda de que este período de libertinaje represente un acto de transigir, cosa que la Iglesia siempre se ha inclinado a hacer en cuanto a los festivales paganos y que el carnaval en realidad representa las saturnales romanas. Roma siempre ha sido la central del carnaval, y aunque algunos papas, notablemente Clemente IX. y XI. y Benedicto XIII., hicieron esfuerzos para detener la marea de la parranda bacanal, muchos de los papas fueron grandes patronos y promotores de la observancia del carnaval.—Tomo 5, página 366.

    uno pudiera preguntarse: ¿Puedo imaginarme a Jesucristo o a sus apóstoles participando en los festivales de los que se originó el carnaval, tomando parte en la borrachera, la inmoralidad y el baile desenfrenado de esas antiguas festividades? Si no, ¿cómo puede ser una persona un verdadero seguidor de Cristo y participar en las actividades del carnaval del día actual? Considere la admonición de la Biblia:

    “No lleguen a estar unidos bajo yugo desigual con los incrédulos. Porque ¿qué consorcio tienen la justicia y el desafuero? ¿O qué participación tiene la luz con la oscuridad? Además, ¿qué armonía hay entre Cristo y Belial? ¿O qué porción tiene una persona creyente con un incrédulo? ¿Y qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? . . . ‘Por lo tanto sálganse de entre ellos, y sepárense,’ dice Jehová, ‘y dejen de tocar la cosa inmunda’; ‘y yo los recibiré.’”—2 Cor. 6:14-17.

    Un saludo!!!

  • hace 10 años

    pecado es hacerle daño a los demas , divertirse y bailar y tomar una cerveza y convivir es natural. no es malo ..sal y diviertete pequeño saltamontes. se vive una sola vez. sirve , ama y perdona y seras feliz

  • Shamir
    Lv 6
    hace 10 años

    Considero que el hombre tiene razón, es ofrecerle fiesta a Baal, si te das cuenta no se hace nada espiritual ahí, sino es una fiesta con bailes terribles.

  • Anónimo
    hace 10 años

    Pues en mi barrio hay una secta que dice van a invadirnos los extraterrestres de la galaxia de Raticulí.

    Fuente(s): Pone que soy chu-chu-chuliii... ¡y tiene el dibujo de un tren!
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • Anónimo
    hace 10 años

    Y qué es Bal?

    Si tu hermana me da su carne no me molestaría.

  • Anónimo
    hace 10 años

    Pues si tienes mal cuerpo y lo haces desnudo, si

  • hace 4 años

    Pues mira yo tambien soy cristiano evangelico y tengo %. tiempo de convertido pero yo que sepa si es malo por que es una fiesta pagana al igual que el halloween y ahi lo unico que es es darle homenaje a satanas y cube en l. a. biblia“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.” (a million Corintios 6:12) l. a. esencia del carnaval se encuentra en el descontrol, es una época de permisividad, darle gusto a l. a. carne, dejarse llevar por los placeres del mundo como un desahogo antes del inicio de l. a. cuaresma, época de ayuno, recato, oración y en favourite abstención de cualquier tipo de placer mundano. ¡Vamos a festejar l. a. carne! Debemos enfrentarnos con varias realidades que hacen imposible reconciliar las verdades bíblicas que un cristiano debe seguir como norma de vida con l. a. tradición del carnaval. Espero te aya servido de algo Dios te bendiga Shalom

  • Anónimo
    hace 10 años

    no creo que sea pecado, pero sin duda, que es de muy mal gusto

  • hace 10 años

    En todas partes hay deschavetados,no lo escuches.

  • hace 10 años

    yo creo que si

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.