Sonia
Lv 7
Sonia realizada en Arte y humanidadesPoesía · hace 9 años

¿Te gustaría visitar ciudades en las que el frío es constante?

Comparto con Ustedes un cuento.

VIAJE A SIBERIA

Emplearían el descanso en un viaje soñado, diferente a todos los sitios que alguna vez había alojado a la pareja.

Sentían en el cuerpo el haber postergado las vacaciones invernales con el propósito de unirlas a las del estío en el hemisferio sur.

Buscaban un destino exótico.

El operador turístico mostraba diferentes cartillas para recorrer cualquier parte del mundo.

No importaban las horas de vuelo cuando de disfrutar se trataba.

En poco tiempo partirían en búsqueda de concretar sueños

Visitar Moscú en invierno ofrecía la posibilidad de encontrar los más bellos paisajes.

Antes de aterrizar el comandante de la nave los invitó a mirar por las ventanillas, indescriptible ver las nevadas que lenta y armoniosamente bajaban desde las nubes.

Finalizados los trámites en el aeropuerto, cargaron el equipaje en el auto que los llevaría al hotel.

La Plaza Roja se había vestido con copos blancos, los más chicos disfrutaban con los muñecos de nieve que confeccionaban.

La habitación asignada era cálida y confortable, descorrer los cortinados develaba la majestuosidad de la Plaza de las Catedrales, imposible no visitarlas.

Vigorosas columnas sostenían construcciones de todos los estilos, cúpulas de metal dorado culminaban con cruces de hierro que intentaban acariciar el cielo.

Visitarían algunas, cámaras fotográficas capturaban la belleza del interior, flores frescas en los altares, techos abovedados en la que artistas famosos habían dejado fabulosas obras.

Los imponentes salones del hotel fueron el punto de reunión con el guía quien preparaba la excursión del día siguiente.

Varios turistas desistieron del paseo, el resto aceptó encantado conocer paisajes siberianos.

Ordenaron la cena temprano, mientras esperaban descargaban las fotos que habían tomado.

El primer tramo del viaje sería en tren, la primera sorpresa la recibieron en la estación central, una voz femenina despedía a los pasajeros en distintos idiomas.

El operador turístico les explicó que en otros vagones viajaban trabajadores que día a día enfrentaban un clima hostil, escuchar a una mujer era la promesa de regresar con bienestar, costumbre de antaño que se respetaba desde siempre.

En la mitad del trayecto se trasladarían hasta la ciudad de Oymyakon en camionetas.

Población pequeña conocida por ser la más fría del mundo.

Fueron recibidos con chocolate caliente, supieron que los habitantes vivían lejos de la civilización dedicándose a la caza y pesca, para ello perforaban el hielo en círculos que les permitían sacar los frutos del agua.

Pocos se animaban a visitar esa zona blanca, nieves eternas cubrían todo, el intendente les entregaría un diploma donde constaría la visita con una imagen de un termómetro que revelaría que la temperatura estaba por debajo de los cincuenta grados.

Después del almuerzo habría tiempo de viajar en trineos, los mismos eran tirados por caballos salvajes.

Sabia, la naturaleza los había dotado de pelaje largo, las patas cortas propiciaban un mejor deslizamiento por la nieve.

Risas y alegría colmaban la excursión.

Prometieron regresar en verano, época en que el paisaje se transforma, temporada en que se pueden encontrar flores, pinos verdes al borde de los caminos.

Luna plateada que ilumina las noches de un lugar perdido en Siberia.

Ese viaje sirvió para conocer y aprender que se puede vivir en un clima adverso con alegría, solo basta proponérselo.

http://www.youtube.com/watch?v=FlCqqJugsB0

Youtube thumbnail

http://www.youtube.com/watch?v=8Fmu-Ud1k1o

Youtube thumbnail

&feature=related

21 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Mejor respuesta

    Gracias Sonia!!

    Este fue un homenaje maravilloso a la tierra de mis abuelos.

    Nos diste un agasajo visual y auditivo.

    Como siempre, tu cuento maravilloso nos lleva a viajar y sentir que

    somos los protagonistas de la historia.

    Gracias querida amiga por compartir.

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 9 años

    Bueno de "Los siete Pilares de la Sabiduría de T.E. Lawrence (Lawrence de Arabia) en el desierto a Miguel Strogoff novela de Julio Verne, hay mucha diferencia, en medio de esos dos climas me quedo yo.

    http://www.youtube.com/watch?v=KorkUcO6DPk

    Youtube thumbnail

    http://www.youtube.com/watch?v=XC2Bk8f8plU

    Youtube thumbnail

    &feature=related

    Saludos cordiales

    Mis respetos.

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 9 años

    Creo que cualquier lugar del mundo es hermoso si estás acompañada con la gente que amas. Hermoso tu relato, me transportaste allá muy lejos, pero no andando en trineo, sino a esa cabaña con un hogar con leños encendidos.

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 9 años

    Muy bello tu relato, apasionante,

    dan ganas de viajar

    pero desgraciadamente el frío , no lo soporto

    Muy bueno tu aporte. felicitaciones.

    Isabella

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • hace 9 años

    como no viajar ,sonia si con tus cuentos y narraciones haces de este mudo que sea mas bello de lo que es como esta ushuaia ya hace como 6 años que no voy por esos lados del sur

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 9 años

    Es increible como me haces viajar

    con tus bellos relatos, me siento la protagonista,

    gracias amiga por tus bellas e interesantes aportes.

    Brndiciones

    Fuente(s): Besos Mariposa
    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 9 años

    No no me gusta el frio no consco casi la nieve..

    TE,,,SALUDA,,,LEONIDAS,,,!

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • Te tengo que enviar un mail pero no sé si te lo puedo enviar o no y me dan vueltas en la cabeza muchísimas cosas.

    Me gustó tu tema y tu manera de exponerlo. Me encantaría viajar a esos lugares, de hecho, lo voy a hacer, pero yo con la nieve no, le tengo terror a todo eso. Bah, en realidad no sirvo para nigún deporte, cuando era jovencita hice hockey, qué desastre, todavía tengo las piernas aplanadas yagujereadas, dejame, con el hockey!!

    Así que los caballos salvajes tienen patas cortas, qué es eso de las patas cortas?

    qué lindo el fideo de la nieeeeeve!!!

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 9 años

    Bellísima tu historia como siempre, nos dejas algo bello para disfrutar y reflexionar.

    Yo pienso que sí es posible, la forma de vida la elegimos cada uno y mientras se tenga calor en el corazón, los climas gélidos serán hermosos.

    Muchas gracias es un placer enorme leerte.

    Fuente(s): Un beso.
    • Inicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 9 años

    Te contesto

    Leyendo tu cuento, me dan muchísimas ganas de hacer un viaje así...lo describís tan bién que hacés que uno quiera imitarlos, HERMOSO, como siempre...en cuanto a mi persona, prefiero los lugares cálidos, aunque vuelvo a repetir...dejándome llevar por tu relato, también a mí me gustaría tener una experiencia de ese tenor!!...Te mando un abrazo y, GRACIAS por seguir compartiendo tu "DON"!!!

    • Inicia sesión para responder a las preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.