Anónimo
Anónimo realizada en Ciencias socialesEconomía · hace 10 años

¿- ¿Cómo podría definir la superestructura ideológica y política del capitalismo?

es algo de sociales es pa la recuperacion

Actualizar:

por fa es q la verdad no c

T_T

2 respuestas

Calificación
  • hace 10 años
    Respuesta favorita

    Hola,

    en primer lugar te sugiero que hagas un esfuerzo y leas los materiales que te han asignado; también puedes leer sobre este tema en algunos textos marxistas, por ejemplo de Luis Althusser: "ideología y aparatos ideológicos del Estado".

    Los conceptos de infraestructura o base y superestructura, fueron desarrollados por la teoría marxista para dar una explicación general acerca de cómo las diferentes formas de organizaciones sociales no sólo ejercen su poder de unas clases sobre otras, sino también cómo se reproducen.

    En la base o infraestructura, se encuentran las fuerzas productivas (los trabajadores y el capital), y las relaciones sociales de producción (es decir, la forma concreta como se relacionan los trabajadores con el capital). En el capitalismo, estas relaciones toma la forma del trabajo asalariado, es decir, el capitalista compra fuerza de trabajo por un salario; el trabajador se ve obligado a venderse o alquilarse por este salario porque está desposeído de todo medio de producción. Las relaciones de producción constituyen la base directa de la cual se originan las ideas y las correspondientes instituciones y organizaciones del sistema económico. Las fuerzas productivas se relacionan con las ideas y las instituciones a través de las relaciones de producción; estas últimas constituyen la base económica sobre la cual se fundamenta y se rige todo el edificio ideológico e institucional, y en general todas las demás relaciones sociales de cualquier sociedad o forma de organización económica.

    La superestructura está compuesta por todo el conjunto de ideas sociales (políticas, jurídicas, religiosas, etc.) y las instituciones y organizaciones (el Estado, la iglesia, la escuela, la familia, los partidos políticos, medios de comunicación, sindicatos, etc.). La superestructura surge de la base y está condicionada por esta, a la vez que la condiciona. La superestructura constituye lo que Althusser llamó los "aparatos ideológicos del Estado"; estos aparatos no sólo contribuyen a perpetuar el Estado y las relaciones económicas que éste representa, sino a reproducirlas. El Estado como agente representante de las clases dominantes y como agente represor que tiene en su poder el monopolio legítimo de la fuerza, se reproduce así mismo y reproduce la infraestructura que a su vez le da el poder legítimo que tiene; sin embargo, como esto no lo puede hacer solo el Estado acude a los aparatos ideológicos ya mencionados que están a su servicio. El papel de la religión, la escuela, los medios masivos de comunicación, etc., es perpetuar y reproducir estas condiciones.

    Fuente(s): Conocimiento personal, además de Marx y Althusser.
  • Anónimo
    hace 10 años

    Frente a las concepciones de la historia que hacen depender de las ideas la realidad práctica, material, del ser humano, (o de los ideales políticos, filosóficos o religiosos, de los "grandes protagonistas de la historia"), el materialismo histórico se propone explicar la historia desde la producción práctica de la existencia, invirtiendo la relación, tradicional en la época de Marx, entre la existencia real y la idea que los seres humanos se hacen de su existencia, (o los ideales que conciben en torno a su realización). La historia no es, para Marx, ni una colección de hechos, como parecían concebirla los empiristas, ni una sucesión de categorías, como la concebían los idealistas; tampoco el resultado de la acción aislada de los considerados "personajes históricos". La historia es el resultado del modo en que los seres humanos organizan la producción social de su existencia. "Toda la concepción histórica, hasta ahora, ha hecho caso omiso de esta base real de la historia, o la ha considerado simplemente como algo accesorio, que nada tiene que ver con el desarrollo histórico. Esto hace que la historia deba escribirse siempre con arreglo a una pauta situada fuera de ella; la producción real de la vida se revela como algo protohistórico, mientras que la historicidad se manifiesta como algo separado de la vida usual, como algo extra y supraterrenal."( La Ideología alemana, I, A, 2)

    La concepción materialista de la historia

    1.

    Si el materialismo dialéctico se ha considerado tradicionalmente como la expresión "filosófica" del pensamiento de Marx y Engels, el materialismo histórico, la explicación materialista de la formación y desarrollo de la sociedad, ha sido presentado como la expresión científica de su pensamiento. La sociedad y su historia, al ser concebidas como el resultado de la actividad productiva, práctica, del ser humano, encuentran en tal actividad un elemento objetivo, material, mensurable, del que se pueden extraer leyes tan objetivas como las que puede aspirar a formular cualquier otra ciencia. Resulta significativo, a este respecto, que la actividad intelectual de Marx, después de este hallazgo, que constituye una de sus mayores aportaciones, se haya centrado en el análisis de la actividad productiva del ser humano, ofreciendo como resultado del mismo varias de sus obras más significativas, entre las que se encuentra su obra cumbre: "El Capital".

    2.

    La concepción materialista de la historia la resume Marx, con estas palabras, en un breve párrafo de la "Contribución a la crítica de la economía política":

    "En la producción social de su existencia, los hombres entran en relaciones determinadas, necesarias e independientes de su voluntad, en relaciones de producción que corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones constituye la estructura económica de la sociedad, o sea, la base real sobre la cual se alza una superestructura jurídica y política y a la cual corresponden formas determinadas de la conciencia social. En general, el modo de producción de la vida material condiciona el proceso social, político y espiritual de la vida. No es la conciencia de los hombres lo que determina su ser, sino al contrario, su ser social es el que determina su conciencia. En un determinado estadio de su desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o, por usar la equivalente expresión jurídica, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo que eran las fuerzas productivas, esas relaciones se convierten en trabas de las mismas. Empieza entonces una época de revolución social."

    3.

    Hasta entonces se había creído que la forma en que se organizaba la producción dependía exclusivamente de la voluntad de los seres humanos, al igual que las formas de organización social y política y, por supuesto, de la conciencia. Marx afirma lo contrario: las relaciones de producción son independientes de la voluntad de los seres humanos, y el modo en que los seres humanos producen la vida material "condiciona el proceso social, político y espiritual de la vida".

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.