¿Cuarto lugar común: la carga de la prueba corresponde en exclusiva a los creyentes?

Es común que desde el ateísmo se plantee que, dado que los creyentes afirmamos (la existencia de Dios), nos corresponde a nosotros probar esta afirmación. La contraparte de este planteamiento señala que la no existencia de Dios, por ser una negación y no una afirmación, no tiene por qué probarse. ¿Qué... mostrar más Es común que desde el ateísmo se plantee que, dado que los creyentes afirmamos (la existencia de Dios), nos corresponde a nosotros probar esta afirmación. La contraparte de este planteamiento señala que la no existencia de Dios, por ser una negación y no una afirmación, no tiene por qué probarse.

¿Qué argumentos sustentarían un cuestionamiento o un rechazo de esto que se plantea?
Actualizar: ¿Pretendes darme lecciones de lógica, Bankay? Ten cuidado.
Actualizar 2: Mira, Jacko, cuando a mí no me quieren en un lugar, tengo la mínima decencia de no volver por ahí, por aquello de que más vale ser deseado que ser sobrado. Así que pincho el ratón en el mismo lugar, te mando de paseo y a otra cosa..
Actualizar 3: Masm, más claro ni el agua de un manantial virgen, de esos que abundan en la campiña de mi querida tierra, allá por sus montañas. Se concluye que nos enfrentamos a un seudo-argumento sustentado en la falacia de distorsionar principios jurídicos y aplicarlos a una materia onto-epistemológica que no le corresponde. ... mostrar más Masm, más claro ni el agua de un manantial virgen, de esos que abundan en la campiña de mi querida tierra, allá por sus montañas. Se concluye que nos enfrentamos a un seudo-argumento sustentado en la falacia de distorsionar principios jurídicos y aplicarlos a una materia onto-epistemológica que no le corresponde. Eso es deshonesto, ha sido deshonesto y seguirá siendo deshonesto, más que suficiente para derribar toda posibilidad de un debate apropiado al respecto.

En cuanto a una pregunta que se me hizo por ahí acerca de qué pruebas consideraríamos los creyentes suficientes para sustentar la fe en Dios, ya has adelantado respuesta al remitirnos al discurso teológico y filosófico que permite fundamentar racionalmente la fe. Buscar pruebas en el sentido empírico, que es pertinente a un discurso inválido para dar cuenta de lo divino, es buscar peras en el olmo o pretender alzar el vuelo con remos.
Actualizar 4: Buen punto , Comte. No es afortunado meter en el mismo costal la crítica a las concepciones doctrinales de Dios (con un razonamiento epicúreo, por ejemplo) y el debate filosófico y teológico en torno a su existencia más allá de tales concepciones. Pero a cada rato sucede, ni más ni menos.
Actualizar 5: Ezio Auditore, tus tres puntos son claros y básicamente correctos. La negación de la existencia de Dios implica en el fondo una afirmación: Dios es inexistente, irreal, ilusorio, fantasioso, etc. Incluso cabe agregar presunciones ateístas que se plantean como afirmaciones de buenas a primeras, tales como "Dios es... mostrar más Ezio Auditore, tus tres puntos son claros y básicamente correctos. La negación de la existencia de Dios implica en el fondo una afirmación: Dios es inexistente, irreal, ilusorio, fantasioso, etc. Incluso cabe agregar presunciones ateístas que se plantean como afirmaciones de buenas a primeras, tales como "Dios es un producto de la imaginación humana", o bien "Dios es un comodín explicativo", o bien "Dios sólo existe en la mente de quien cree en Él (o ellos)·". Siendo todas afirmaciones, deberían probarse en un discurso que pueda dar cuenta de lo sobrenatural en sentido positivo o "negativo"; el problema de entrada, una aberración apriorística, es que en un porcentaje creciente de casos el amague probatorio apela a un discurso incapaz en su definición para tal menester, como si la consideración de problemas metafísicos y teológicos pudiera reducirse a una aproximación empirista. Como bien señala Masm, el nivel de argumentación y debate debe ser otro; yo añadiría que el objetivo de es
Actualizar 6: Como bien señala Masm, el nivel de argumentación y debate debe ser otro; yo añadiría que el objetivo de este otro nivel nunca podrá ser probatorio en el sentido fáctico,sino sólo en el sentido inherente a su coherencia y propiedad conceptual y argumentativa.
Actualizar 7: Es cierto, Sebastian Zschech, De ambos lados tendremos siempre argumentos, pero no pruebas en el sentido inequívoco del término. Lo que lleva a concluir que cualquier aproximación al tema de Dios que pretenda hacer de la prueba inequívoca un recurso necesario o pertinente, es una falacia en su definiciòn y en su... mostrar más Es cierto, Sebastian Zschech, De ambos lados tendremos siempre argumentos, pero no pruebas en el sentido inequívoco del término. Lo que lleva a concluir que cualquier aproximación al tema de Dios que pretenda hacer de la prueba inequívoca un recurso necesario o pertinente, es una falacia en su definiciòn y en su propósito. Y esto debería atañer a ateos y creyentes por igual.
Actualizar 8: Se me ha preguntado qué pruebas consideraría yo suficientes para aceptar como cierta la afirmación "Dios no existe" (Dios es un ente inexistente). No lo sé ni me corresponde saberlo porque yo no soy quien sostiene dicha "negación"; la carga probatoria en este caso no es mia. Y en cuanto a la carga probatoria que... mostrar más Se me ha preguntado qué pruebas consideraría yo suficientes para aceptar como cierta la afirmación "Dios no existe" (Dios es un ente inexistente). No lo sé ni me corresponde saberlo porque yo no soy quien sostiene dicha "negación"; la carga probatoria en este caso no es mia. Y en cuanto a la carga probatoria que sí me correspondería, refiero a lo que se viene argumentando en torno a la pertinencia de lo probatorio en su acepción fáctica e inequívoca, y en torno al discurso cuya validez sea pertinente para tratar (estudiar, categorizar, analizar, debatir, sintetizar) lo que se trata.
Actualizar 9: Jaime, amigo, no, no son dudas personales. Creo en Dios porque he experimentado su Amor en mi vida. Pero también tengo la manía de racionalizar, y parte de eso es tratar de poner en evidencia seudo-argumentos que se toman como incontestables. Gracias por tu noble inquietud y por tu presencia.
Actualizar 10: Dione, en parte concordamos. Yo no necesito comprobar a Dios. De hecho, no puedo hacerlo. Pon atención a lo que se ha argumentado en torno al afán probatorio: "cualquier aproximación al tema de Dios que pretenda hacer de la prueba inequívoca un recurso necesario o pertinente, es una falacia en su definiciòn y en... mostrar más Dione, en parte concordamos. Yo no necesito comprobar a Dios. De hecho, no puedo hacerlo. Pon atención a lo que se ha argumentado en torno al afán probatorio: "cualquier aproximación al tema de Dios que pretenda hacer de la prueba inequívoca un recurso necesario o pertinente, es una falacia en su definiciòn y en su propósito". Y lo que planteas acerca de la manifestación perfecta de la creación, aunque no lo veo como una prueba inequívoca (¡ni siquiera busco pruebas así!), a mí también me ha ayudado a nutrir mi fe. No me desligo de lo religioso como católico, pero lo concilio con mi experiencia.
Actualizar 11: Dark Dragon, gracias por participar. Ustedes pueden concluir que la idea de Dios (o de lo sobrenatural, para extender el concepto) no es necesaria en determinados sistemas conceptuales (llámeseles científicos o filosóficos); sistemas que parten, necesariamente, de preconcepciones acerca de qué se entiende por... mostrar más Dark Dragon, gracias por participar. Ustedes pueden concluir que la idea de Dios (o de lo sobrenatural, para extender el concepto) no es necesaria en determinados sistemas conceptuales (llámeseles científicos o filosóficos); sistemas que parten, necesariamente, de preconcepciones acerca de qué se entiende por conocimiento, que se entiende por realidad a conocer y qué se entiende por modo de conocerla. Pero de allí a concluir que se ha comprobado la inexistencia de Dios de forma inequívoca hay un abismo epistemológico. Sólo se ha concluido que esa noción teológica es innecesaria en un modelo teórico o explicativo que, a priori, ha descartado incluirla en sus supuestos metateóricos. El nivel probatorio sigue siendo escurridizo.

Nosotros podemos concluir que la existencia de Dios es razonable y necesaria en otros sistemas o modelos conceptuales (llámeseles teológicos, filosóficos, doctrinales, éticos o antropológicos), los cuales también tienen sus preconcepciones, una de ellas la nec
Actualizar 12: cuales también tienen sus preconcepciones, una de ellas la necesidad de la fe en lo empíricamente intangible (refiriendo la acepción de empírico a lo estrictamente observable y medible en el prisma del consenso). Pero, igualmente, con ello no hemos probado la existencia de Dios de forma inequívoca. Reitero: de... mostrar más cuales también tienen sus preconcepciones, una de ellas la necesidad de la fe en lo empíricamente intangible (refiriendo la acepción de empírico a lo estrictamente observable y medible en el prisma del consenso). Pero, igualmente, con ello no hemos probado la existencia de Dios de forma inequívoca.

Reitero: de ambas partes sobran los argumentos, pero no hay pruebas que puedan ser aceptadas por todos como tales. Lo que un científico plantea al decir que en el modelo con el que pretende explicar el cosmos no es necesaria la hipótesis de Dios, para los creyentes es tan nulo como prueba de su inexistencia como para los ateos puede ser nulo el testimonio de las experiencias espirituales de un místico o las tesis de un modelo teológico como prueba de su existencia.
Actualizar 13: Amiga Patri, la única "prueba" que hasta ahora he visto de la inexistencia de Dios es el hecho de que su existencia no pueda probarse como objeto empírico. Dado que la naturaleza divina no puede palparse, tocarse, mirarse, olerse, oírse ni gustarse en nuestro plano de experiencia sensorial (Pues hombre, sí, claro,... mostrar más Amiga Patri, la única "prueba" que hasta ahora he visto de la inexistencia de Dios es el hecho de que su existencia no pueda probarse como objeto empírico. Dado que la naturaleza divina no puede palparse, tocarse, mirarse, olerse, oírse ni gustarse en nuestro plano de experiencia sensorial (Pues hombre, sí, claro, aquí está, ¡al fin!, jálele las barbas y hágale cosquillas), se salta a la conclusión de que su existencia es imposible. La apelación constante e ininterrumpida a los datos de la experiencia como único criterio de validez cognoscente enfoca la cuestión de una forma sesgada, asumiendo que la realidad (lo óntico) sólo cabe definirlo con base en lo que nuestros sistemas perceptuales decodifican (lo epistémico); así, se plantea la imposibilidad de una aplicación ad absurdum del principio de verificabilidad. Como no puede medirse su longitud con la balanza, no debe existir.
Actualizar 14: Dark Dargon: 1) las opiniones objetivas de la ciencia acerca de la realidad pierden su objetividad cuando: 1.1) se formulan como enunciados asépticos, libres de preconcepciones paradigmáticas que descansan en posturas filosóficas (positivimo lógico, materialismo dialéctico, empirismo, etc) acerca de la definición... mostrar más Dark Dargon:
1) las opiniones objetivas de la ciencia acerca de la realidad pierden su objetividad cuando: 1.1) se formulan como enunciados asépticos, libres de preconcepciones paradigmáticas que descansan en posturas filosóficas (positivimo lógico, materialismo dialéctico, empirismo, etc) acerca de la definición de realidad y conocimiento (no idealicemos tanto el paradigma científico como modelo de conocimiento); 1.2) pretenden asentar conclusiones definitivas acerca de dimensiones que no corresponden a su punto de partida ontológico, lo que equivale a decir que invaden terrenos ajenos.
2) un modelo teológico sí es una forma de aprendizaje, si bien no referida a datos empíricos (volvemos a lo mismo) sino a esquemas conceptuales que se derivan de contenidos doctrinales y experiencias de vida, las cuales según la fe proceden de algo más (aunque esto último no lo aceptes). Que este modelo no tenga validez para ti, es otro cantar.
3) se ha demostrado que Dios no es necesario dentro de
Actualizar 15: 3) se ha demostrado que Dios no es necesario dentro de esos modelos científicos en particular. No has salvado con eso el vacío a la demostración definitiva de la inexistencia de Dios: tan sólo has concluido lo que un esquema apriorístico dado lleva a concluir. 4) por supuesto, no sigue adquirir conocimiento de algo... mostrar más 3) se ha demostrado que Dios no es necesario dentro de esos modelos científicos en particular. No has salvado con eso el vacío a la demostración definitiva de la inexistencia de Dios: tan sólo has concluido lo que un esquema apriorístico dado lleva a concluir.
4) por supuesto, no sigue adquirir conocimiento de algo que no se percibe si partiéramos del supuesto de que sólo el discurso empirista es válido para conocer. Ya esto se está tornando repetitivo.
5) el último punto, de sugerir una analogía entre las experiencias de fe y un cuadro de eso que mencionas, ni siquiera merece contestación
23 respuestas 23