¿La música puede disparar tus letras?

Buen fin de semana para todos, comparto con Ustedes un juego de letras. LA VOZ Las noches sureñas son cortas, todas las casas de la zona tiene doble cortinado, uno es pesado para impedir la entrada de la luz temprana. Cuando todos se encuentran entregados al descanso en este sitio encantado, el alba se... mostrar más Buen fin de semana para todos, comparto con Ustedes un juego de letras.

LA VOZ

Las noches sureñas son cortas, todas las casas de la zona tiene doble cortinado, uno es pesado para impedir la entrada de la luz temprana.
Cuando todos se encuentran entregados al descanso en este sitio encantado, el alba se desespera por teñir con las primeras luces el cielo.
Paisajes que ningún artista ha podido plasmar en la tela.
Predominio de colores rosados despiden el negro azulado que contiene las estrellas encendidas.
Pudoroso el sol comienza a emerger de las aguas.
Me gusta contemplar la majestuosidad en silencio solo interrumpido por el canto de los ruiseñores que salen de su letargo.
Vuelvo a la realidad, la casa huele a café recién molido y tostadas.
Mientras desayuno reviso los correos, descarto los spam, nunca supe por qué llegan tantos, soy de las que preserva la intimidad y mi dirección electrónica la tienen las personas que se han ganado mi cariño.
El celular pasea entre el teclado y la coqueta lámpara que utilizo cuando el amanecer estalla trayendo en su carga fragancias exquisitas.
¿Quién llamará tan temprano?
El dueño de la editorial para la que trabajé un par de años me desea un buen comienzo de año, adivino que detrás de la propuesta habrá un pedido.
Sabe que soy viajera incansable, me pide una colaboración para la revista que dirige, el tema es libre, tengo todo el tiempo que quiera, entiende que sin esas condiciones no se caería una sola letra.
No me costó elegir el destino, en esta ocasión viajaría al Norte de Italia.
En viajes anteriores había tenido la oportunidad de conocer Roma, ciudad histórica que guarda riquezas culturales invaluables.
Como todos los turistas arrojé las monedas en la Fontana de Trevi, la tradición dice que ello asegura la vuelta, quería regresar a esa ciudad donde el amor florece en cualquier estación del año, no tenía idea de la fecha de ese posible regreso, en mi interior sabía que un día no lejano volvería con el objetivo de visitar ciudades que no conocía.
En mi equipaje coloqué todo aquello que necesitaría, en un rincón de la maleta iría una pequeña caja transparente, a los ojos de los humanos era una caja vacía, pocos sabían que allí estaban contenidos los sueños que no había cumplido.
Expectantes esperaban salir de ella, transformarse en realidad tangible.
Aún no habían llegado las copiosas nevadas, ello me permitiría viajar sin dificultades en auto desde el aeropuerto de Bolonia en Italia hasta Módena, una ciudad de pocos habitantes si lo comparamos con las grandes urbes.
Quería conocer el sitio donde había nacido uno de mis cantantes favoritos, no era fácil el encuentro con alguien que mora en el cielo.
Para viajar en el tiempo visité el Duomo de Módena, una catedral antiquísima, allí todo es silencio.
Ubicada en uno de los bancos de la nave central pude iniciar una regresión temporal.
Me enamoró la voz de un pequeño integrante del coro, parecía que los ángeles se habían ubicado en su garganta cristalina.
Imposible no emocionarse ante los acordes de la música, decidí seguirlo en mi estado de ensoñación por todos los lugares en los que ofrecía su canto inmaculado.
Aprecié su arte en distintos escenarios del mundo, la inmensidad de su voz no pasaba desapercibida.
Fue uno de los cantantes más reconocidos, su voz llegaba al alma.
Lloré su partida, transitaba el ascenso al cielo el gran Luciano, lo despedí con lágrimas.
Transformé el llanto en una sonrisa de agradecimiento, entendí que los grandes que han desparramado su arte por el mundo no mueren, siguen vivos en los corazones de sus admiradores, siguen deleitando con su canto aún cuando los años pasen, a ellos jamás llegará el pesado manto del olvido.
Debo regresar, seguiré soñando mientras tenga vida, hoy solo puedo darte las gracias Luciano Pavarotti.
Gracias que se multiplicarán en forma infinita desconociendo el paso del tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=07ZNJ1Pw...

16 respuestas 16