Rata sucia . realizada en Arte y humanidadesPoesía · hace 7 años

¿Volverías un rato a tu niñez (hoy que es día del niño)?

Siendo niño jugaba con cualquier cosa que se atravesara en mi camino. Terminaba rompiendo cada cosa que caía en mis manos de estomago y terminaba con la despensa con mi estómago de mastodonte.

Cuando un carrito se quebraba recogía los pedazos en una bolsa y por las noches corría a sentarme a la mesa para repararlos con pegotes, con cinta adhesiva o con hilo cáñamo o de cualquier manera que se me ocurriera, y quedaban mejor que nuevos porque era yo quien los reparaba.

Un buen día me comenzó a importar más lo que los demás dijeran de mis juegos, de mi bolsa con pedazos de carritos, de mis pantalones con las rodillas rotas. Cosas que antes no miraba ahora valían más que los chuches, que atrapar arañas, que atar latas a las colas de los perros.

En mi bolsa no llevaba más pedazos de juguetes sino un corazón partido que jamás me detuve a reparar sentado a la mesa.

Un día la conocí y ese día volví a ser niño, los billetes volvieron a ser papeles, los perros dragones, las cajas de cartón naves espaciales, las tardes un viaje por mundos diferentes, las noches universos, nuestra plática se convirtió en la mesa donde saque los pedazos de mi corazón para que ella me ayudara a repararlo.

http://www.youtube.com/watch?v=DbYXH-q8-gw

Youtube thumbnail

http://www.youtube.com/watch?v=UqMD3cg1qxM

Youtube thumbnail

Actualizar:

@verde Te entiendo, a veces se pone uno a tomar para no ver las cosas y termina uno viendo todo "doble" jajajaja

12 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Mejor respuesta

    Un abrazo a tu niño interior.

    Es muy cierto que los amores, los miedos, los asombros (y quizás la vejez), nos vuelven niños.

    Nos incitan a creer en un mundo paradisíaco, donde todo está bien, la vida es mágica y los hombres son hacedores de prodigios.

    Has descripto con sagacidad los cambios que se operan en la psiquis, en esa recta lineal del tiempo que vamos pasando. Lindo relato.

    Yo, más que volver, trato de tener una relación de 'vida paralela' con mis niñadas.

    Tenerlas cerca, como libro de consulta, para cuando estoy viendo las cosas desde una seriedad que debe ser interrumpida por improductiva o necia.

    Un beso para vos!

  • hace 3 años

    Querida Tinker Hermos obsequio el que tu nos has dado Con este bello cuento,me ha hecho estremecer De emocion,pareciera que yo estaba ahi en esa cena Tan especial,ojala y haya muchos de estos obsequios Como este en muchos hogares. Gracias,fue lindo y emotivo leerte.

  • hace 4 años

    para el dia del niño un buen ejemplo

    http://www.donmago.com/ninos-prodigio

  • hace 7 años

    Tan solo mira mi Avatar.

    Saludos.

  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • hace 7 años

    Hola Rata Sucia.

    A cada rato vuelvo a mi niñez,y leyéndote me causo gracia

    eso de que todo destruías con tus maitas de intestino,jajajajaja

    por que yo era mas o menos igual,solo que a mi me encantaba

    desarmar las cosas y lo pero es que al tratar de dejarlas tal cual

    estaban,no se que diablos pasaba,pero siempre me sobraban piezas

    en fin recuerdos de la niñez.

    Un gusto leerte y saludarte.

    Matis.

  • bUENO, EL TEXTO ES BUENO a secas (como solemos decir los toreros)

  • TARA
    Lv 6
    hace 7 años

    Pues no sé si pueda volver, porque nunca la he dejado del todo, esa niña grandota que llevo dentro se resiste a marcharse y yo desde luego no la invito a salir.

    Es de una ternura y dulzura total tu pensamiento en voz alta, sí así voy a llamarlo, porque no es un texto, ni un relato, es un sentimiento profundo que hoy decides compartir con nosotros.

    Pues te cuento, esta que soy, cuando era un poco más bajita y menos loca, era una niña pizpireta y soñadora, sí eso no ha cambiado, no veía limitaciones ni imposibles, bueno, eso tampoco, me encantaba jugar con mis hermanos, rápido montábamos el fuerte apilando las sillas del salón y cubriéndolas de mantas, ellos eran el séptimo de caballería, yo siempre me pedía ser india... bueno, lo cierto es que ahora lo hago con mis niños, de pequeña cazaba ranas, de mayor también algunas veces... lo ves??? solo he crecido y ejerzo de adulta en horario laboral, mi tiempo, el de mi gente, es totalmente espontáneo y loco, de entrega y sin complicaciones...

    Y sí un día también apareció alguien que me amó por cómo soy y que también amó y comprendió a esa niñota, ahora soy su "niña" y compartimos y compartiremos locuras...

    Me encanta Rata, me has dejado suspirando, a la mujer por el amor que derraman tus letras y a la niña por el mundo de posibilidades que se abren en lo que nos cuentas... sólo puedo decirte GRACIAS!!!.

    Besos

  • Anónimo
    hace 7 años

    yo vuelvo a esa pequeña niña cada que tengo la oportunidad, aunque los demás me dicen que devo crecer. jaja

    ojala hoy tenga la oportunidad!

    Fuente(s): be yourself, you'll be fine!
  • hace 7 años

    Abrazo y cuido con amor a mi niña interior.

    Es ella quien tiene miedo,

    es ella quien sufre;

    es ella quien no sabe que hacer.

    Estoy a su lado.

    La abrazo y la quiero,

    le digo que ria y que sea feliz.

    Cuidemos por siempre a nuestro niño interior.

    Por que todos los niños y lo no tan niños vivan felices.

    Hermoso relato Rata, un gusto leerte.

    Bendiciones amigo .

    Fuente(s): Besos Mariposa
  • Sonia
    Lv 7
    hace 7 años

    Querido amigo qué bella semblanza del niño que fuiste, un cuento con añoranzas al que se puede acudir cada vez que lo necesitamos, de aquella época recuerdo todo, en especial cuando estando en la escuela la maestra pidió que dibujáramos un moisés, siempre fui mala con los dibujos o pinturas, fue la única vez que lloré en la escuela, más adelante sabría que eso se llamaba impotencia, quería un dibujo como el que nos mostraban, ni siquiera lo intenté, buscaba la perfección por lo tanto no hice nada, mi esencia no estaba en los dibujos, solo en las letras.

    Qué hermosos recuerdos.

    En mi país se celebra el segundo domingo de agosto, aprovecho tu espacio para hacerles llegar un abrazo imaginario a todos los niños, sobre todo a aquellos que padecen ausencias, no físicas, sino de juguetes y juegos, a los que no pueden estudiar pese a que estamos en pleno siglo veintiuno, a los que la vida les da un empujón y los hace grandes, a los que nunca tuvieron sonrisas de caramelos, a los que nunca nada, gracias por tu texto, beso y estrella.

    PD: Agradezco la fábula de los espejos, no la conocía esos objetos son parte de mi delirio de jugadora de letras, son enigmáticos, me permiten recrear el pasado o bien delinear futuros inciertos.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.