promotion image of download ymail app
Promoted
Mario 2 realizada en Arte y humanidadesFilosofía · hace 7 años

¿La DESOLACIÓN es una DEPRESIÓN ESPIRITUAL?

Que es la DESOLACIÓN ? En qué se diferencia de la DEPRESIÓN ?

La has vivido ?

Dicen que muchos santos la vivieron y por muchos años.

Actualizar:

Tienen algo en común Desolación y Depresión ? No has sabido cuando tienes una y cuando otra?

Gracias por vuestras amables respuestas.

17 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta favorita

    edito no cierres......

    --------------------

    Gracias por la espera amigo mio:

    Te responderé espiritualmente como siempre lo hago,

    La metáfora de la noche oscura de Juan de la Cruz nos recuerda que la experiencia del amor de Dios no es siempre una experiencia punta de la unión de toda la creación. En la noche oscura el amor de Dios se acerca de una manera que parece negarnos. En la noche parece que Dios está contra nosotros. Pero Juan sostiene que nada en el amor es oscuro o destructivo, pero por quienes somos y por la purificación que necesitamos se experimenta el amor como oscuro.

    Cuando los dioses mueren durante la noche, se eclipsa la personalidad. Carl Jung, el psicólogo, dijo que no podía distinguir los símbolos de dioses de los símbolos que representan al ser humano. Cuando una persona pierde su Dios-símbolo la personalidad comienza a desintegrarse. Esta afección oscura permanece hasta que emerge un nuevo símbolo-Dios o se establece una nueva relación con el símbolo-Dios antiguo.

    El consejo que da Juan de la Cruz durante estas crisis en la vida es de mucha ayuda. Nos asegura que el amor de Dios está en algún lugar presente en medio de los desechos de la vida, pero que inicialmente no será experimentado como amor. Juan aconseja paciencia, confianza y perseverancia. Esta actividad amorosa de Dios nos libera de los ídolos y restablece la salud de nuestras almas. Los "dioses" se mueren en la noche y el alma necesita pasar por un proceso de sufrimiento. El camino incorrecto sería solucionar o sanar esta condición artificialmente, o negarla totalmente. Juan aconseja enfrentar la condición, entrar en ella con paciencia, y allí donde el corazón esté luchando con más fuerza estar atentos a la llegada del amor.

    Juan nos invita a una "atención amorosa" en la oscuridad; es tiempo de ser un guardián en la noche. La contemplación es una apertura al amor transformante de Dios, especialmente cuando éste aparece disfrazado.

    Si afirmativo desolación, depresión y/o noche oscura del alma es desde mi punto de vista, lo mismo.

    Saludines desde la capital mundial del aguacate.

    • carmenhace 4 añosDenunciar

      la desolación espiritual no es depresión

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Diana
    Lv 7
    hace 7 años

    Príncipe: Coincido totalmente con la amiga Sharon de J.ella lo ha fundamentado muy bien..Muchos santos han experimentado la "Noche obscura del alma".Me he nutrido de su respuesta,sabía de Santa Teresa porque la he leído,pero ha hecho una descripción completísima..Gracias por compartir tu inquietud,es bueno tener claras esas dos cuestiones que son muy diferentes,una de base emocional y otra espiritual.Besos y cariños amigo lindo

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Mi querido Principe Caspian

    Desolación significa tener sentimientos de tristeza, soledad y amargura.

    La desolación es una depresión del alma, es un desánimo, y "des"-"ánimo" significa "sin"-"alma", o sea que el alma está como "desinflada" , sin aliento, y Espiritu significa Aliento.

    Hay un estado de desánimo espiritual, de falta de ánimo, es una depresión pero no de la psiquis sino que del alma.

    Sentimientos de mucha soledad y tristeza, y de deben que se siente a Dios ausente, no es que esté ausente sino que se siente mucha angustia por que se extraña la presencia de Dios y de su amor, Es como un estado de desierto espiritual pero desolado, o sea sin la presencia de Dios.

    Y es cierto que muchos santos, la mayoría, vivieron la desolación y prolongada a lo largo de muchos años, y vivida como una verdadera agonía en vida.

    Muchas veces coinciden depresión psíquica con desolación espiritual, y también los mismos tratamientos que se aplican para curar una también son los mismos o parecidos o bien sirven para curar a la otra.

    Vuestra humilde doncella

    La Mujer de Tu Prójimo

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Anónimo
    hace 7 años

    Desolación, ahora mismo es lo que me hace sentir el accidente de tren en mi tierra, y ayer un accidente de autobús en Italia, entre otras desgracias de la actualidad. La depresión la relaciono con el estado de ánimo cuando no pasas por momentos buenos en la vida.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • Anónimo
    hace 7 años

    La desolacion es un estado en el que algo se encuentra caido en la sombra en una solitaria quietud en armonia con la destrucción o la no creación, la depresión es una energia que emana derrota ante la verdad de la existencia.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 7 años

    Interesante pregunta .... Si la desolación es una depresión Espiritual .... ¿ Entonces la depresión será una depresión meramente emocional ?.

    En el contexto espiritual que mencionas y en particular a tu alusión a los santos, es muy cierto que estas personas que se encuentran en un estado de conciencia y alumbramiento espiritual mayor que el del resto de las personas comunes sean atormentados por esa Desolación y sus demonios internos ( paradóxicamente entre mas cerca de Dios se encuentren mas tentados son ) y tienden a encerrarse en ellos mismos alejandose de las personas ...... Desolación implica soledad y sufrimiento.

    La Desolación se me hace una Depresión extrema que abarca no solo lo emocional y psicológico sino también lo espiritual.

    Ambas están emparentadas en tanto que tienen en común el sufrimiento y la desesperanza aunque a distinta profundidad del ser. Las dos erosionan la condición y voluntad humana y ponen a prueba las convicciones morales y espirituales.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 7 años

    Para mí la desolación es un sentimiento más profundo que la tristeza pero mucho menor que la depresión...

    Lo que mencionas como depresión espiritual a mí me "suena" muuuyyyyy grave, así que ¡ojalá que no!

    ;)

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 7 años

    no tienen mucho que ver porque estar deprimido si es algo mas espiritual la desolacion mas bien es un desencadenante por una accion externa no se si me entiendes ...

    te puedo decir claro es que la desolacion no tiene nada que ver con el espiritu sino mas bien con el ego:)

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 7 años

    Wow, no sabía que tenia a Harry entre mis contactos!

    Te dieron muy buenas definiciones, a mí me da que la desolación es un estado extremo, como quedarse sin esperanzas, como sentirte desconectado de tu alma. Creo que de la desolación no se vuelve, de la depresión si. Si lo he vivido? Solo en sueños.

    Saludos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • Hola Harry Potter!

    Por experiencias propias puedo deciros que la depresión y la desolación,

    aunque muy parecidas no son lo mismo, mis depresiones ,

    fueron controladas por medicamentos, pero de la desolación solo Dios,

    pudo librarme. La desolación es "La noche obscura del alma".

    La noche oscura de San Francisco de Asís fue una crisis, una prueba terrible.

    Tuvo el sentimiento de fracaso. Allí le esperaba Dios.

    Fue una suprema purificación. Con el alma desgarrada,

    el pobre de Asís avanzó hacia un despojo de si completa y definitiva.

    A través de la turbación y de las lágrimas iba por fin a llegar a la paz y la alegría.

    ROSA DE LIMA Y CATALINA DE SIENA

    A Rosa de Lima, como a santa Catalina de Siena,

    se les concedió la gracia mística de participar físicamente en la pasión de Jesús

    y Rosa durante quince años tuvo que atravesar la dura experiencia interior

    de la ausencia de Dios,

    ese sufrimiento del espíritu que San Juan de la Cruz llama la "noche obscura".

    La de Rosa fue una vida escondida y atormentada que, dócil al Espíritu Santo,

    alcanzó las más altas cumbres de la santidad.

    En uno de los misteriosos mensajes que recibió del Señor.

    "Que sepan todos le confió Jesús— que la gracia sigue a la tribulación;

    entiendan que sin el peso de las aflicciones no se llega a la cumbre de la gracia;

    comprendan que en la medida en que crece la intensidad de los dolores,

    aumenta la de los carismas. Ninguno se equivoque ni se engañe;

    esta es la única y verdadera escalera hacia el paraíso y, fuera de la cruz,

    no hay otra vía por la que se pueda subir al cielo".

    EL PAPA BEATO JUAN ** III

    El Papa Beato Juan XXIII, que tu­vo la inspiración de convocar el Concilio Vaticano II,

    el Concilio del «aggíornamento» para poner al día a la Iglesia,

    ante las inflexibles críticas de gran parte de la Curia romana llegó a dudar

    de que su intuición fuese obra de Dios.

    A Pablo VI se le conoce como el Papa hamletiano:

    su pontificado estuvo lleno de dudas.

    Antes de morir aseguraba: «El humo de Satanás ha entrado en la Iglesia».

    Juan Pablo II tenía una fe instinti­va, mística. No necesitaba creer:

    para él Cristo era evidente, aun en medio de las tinieblas interiores.

    Benedicto XVI es un intelectual posmo­derno: cree a fondo, no obstante las dudas.

    La fe para él es una continua victoria de la razón.

    Que Dios existe y Jesús es su Hijo lo demuestra con razonamientos.

    Pero la razón se topa a menudo con el silencio de Dios.

    TENTACIONES DIABÓLICAS Y ESPIRITUALES

    En la noche se sufren dos tipos de tentaciones.

    Las diabólicas, en las que Satán impide dormir,

    como a san Juan María Vianney o llevar una vida normal.

    Las espirituales, intentan destruir la fe,

    sembrando dudas sobre la existencia de Dios.

    Es el peaje de los que aspiran a llegar a las cumbres de la santidad:

    filósofos, Papas, santos y el mismo Jesucristo,

    que fue tentado en la montaña por Satanás

    en el huerto de Getsemaní y en la cruz,

    ha dicho el cardenal español Julián Herranz.

    El Nazareno murió gritando:

    «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?».

    Y de Jesús abajo, todos los grandes pasaron por el mismo trance.

    María duda del anuncio del ángel de que va a ser madre de Dios:

    « ¿Cómo puede ser eso?». También José,

    envuelto en un mar de dudas ante el embarazo de su esposa,

    estaba decidido a re­pudiarla, hasta que el ángel le anunció:

    «Eso es cosa de Dios»

    Bienvenido H.P.

    Sharon de Yeshua Jesús Dios.

    Desde la capital mundial del aguacate.

    Fuente(s): Cristo en mi.
    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.