¿No puedo dejar de fumar y tengo 15 años!!?

Pues eso, tengo 15 años, y hacia lo 12, empece con la cachimba y eso, y despues con el tabaco, y por influencia de alguna gente, empece a fumar mas de la cuenta, no es mucho tampoco, pero yo no quiero seguir asi, lo que pasa es que siempre acabo cayendo, incluso cuando no tengo de mi paquete le robo a mi padre, ayudenme, respuestas serias!!

4 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Mejor respuesta

    Pues mira, mucha gente lo deja, y es una cosa difícil mental mente, solo piensa en tu futuro, si corres, te cansaras rápido, tendrás problemas respiratorios y infinidades de cosas.. Haz deportes, lee libros, para que pase el tiempo y no pienses en el cigarro, y asi mantener tu mente ocupada. Hazlo todos los dias. Y eres muy chico para fumar. "Fuman por moda y mueren por imbeciles"

  • hace 6 años

    Como te dijeron anteriormente, pensá en tu futuro. Y pená en o que tiene un cigarrilo y realmente no querrás fumar más.

    El Cigarrillo:

    (*) = Cancerígeno (que puede provocar cáncer)

    que contiene?

    amoniaco

    monóxido de carbono

    nicotina

    óxico nitroso

    cianuro de hidrógeno

    mercurio

    alquitrán*

    trazas de metales tóxicos (níquel*, plomo, cadmio*, cromo*, arsénico* y selenio)

    nitrosaminas específicas del tabaco (TSNAs): N-nitrosonornicotina*, nitrosamin-cetona (NNK)*, N-nitrosoanatabina* y N-nitrosoanabasina*.

    aminas aromáticas: 1-aminonaftaleno, 2-aminonaftaleno, 3-aminobifenil y 4-aminobifenil*

    benzopirenos*

    carbonilos volátiles (formaldehído*, acetaldehído*, acetona, acroleína, propionaldehído, crotonaldehído, metil-etil-cetona y butiralehído)

    10 semi-volátiles: piridina y quinolina

    11 componentes fenólicos: hidroquinona, resorcinol, catecol, fenol, m+p-cresol, y o-cresol

    13 volátiles: 1,3-butadieno*, isopreno, acrilonitrilo*, benceno*, tolueno* y estireno.

    ¿Cómo dañan la salud?

    Las nitrosaminas específicas del tabaco (TSNAs) y el alquitrán son particularmente cancerígenos, mientras que el monóxido de carbono provoca la disminución de oxígeno en la sangre. O sea, que el corazón tiene trabajo extra para bombear la sangre al cuerpo. Esto provoca el aumento de la frecuencia cardiaca (el pulso) y de la tensión arterial y acaba causando dificultad respiratoria.

    Además de cancerígeno, el alquitrán se deposita en los pulmones como una sustancia marrón y pagajosa que transporta muchas otras sustancias nocivas procedentes de la combustión. Finalmente, el alquitrán anula progresivamente el efecto beneficioso de los cilios de los pulmones (diminutas pilosidades que filtran el aire) inhibiendo su movimiento y "apelotonándolos".

    La nicotina causa adicción, dificultando dejar de fumar. Hay fumadores que, incluso bajo la amenaza de la amputación de uno o más de sus miembros, son incapaces de dejar de fumar.

    Algunos estudios muestran que el amoniaco aumenta el poder adictivo de la nicotina, incrementando su efecto.

    Se ha acusado a las tabaqueras de añadir amoniaco al tabaco, pero esto es objeto de polémica pues algunas variedades de tabaco lo contienen per se, y además es un sub-producto de la combustión.

    El formaldehído puede causar cáncer, además de resultar perjudicial para la piel, pulmones, estómago y riñones.

    El cianuro de hidrógeno es uno de los componentes más tóxicos del humo del tabaco. Puede causar dolores de cabeza, náuseas, vértigos y vómitos.

    El benceno es causante de cáncer, particularmente, leucemia.

    El cadmio perjudica el cerebro, los riñones y el hígado.

    El plomo daña seriamente el cerebro, los riñones y los glóbulos rojos.

    ¿Por qué aditivos?

    Al tabaco se le añaden productos con varias intenciones. Por ejemplo, para evitar que el cigarrillo de desmenuce se añade una sustancia absorbente, como el glicerol.

    Para uniformizar la combustión y que el cigarrillo arda por igual se añaden diferentes sales, así como otros aditivos al papel. igualmente, se incluyen diversos saborizantes para dar un sabor particular a cada marca de tabaco.

    El mentol y el eugenol (la esencia del clavo) se añaden como anetésicos, para "dormir" las membranas mucosas de la garganta, de modo que el humo parezca menos irritante. Para mejorar el sabor también se incluye, por ejemplo, azúcar, extracto de licores y cacao.

  • diriel
    Lv 5
    hace 6 años

    si ves que que no puedes, acude a un profesional para que te ayude, no sé de donde serás, pero por ejemplo en españa en los centros de salud hay programas de deshabituación que te pueden ayudar (no importa la edad)

  • hace 6 años

    No tienes porque dejarlo.. Yo tengo 16 años i fumo.. Mientras te guste... Intenta reducir un poco la cantidad.. Pero si te gusta no lo dejes

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.