promotion image of download ymail app
Promoted
Anónimo
Anónimo realizada en Ciencias socialesPsicología · hace 6 años

¿Como olvidar malos recuerdos y pensamientos?

5 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta favorita

    Cómo superar un pasado doloroso.

    Bookmark and Share

    Estoy llegando de mi último viaje ministerial (escribe José Luis). Estuve todo el fin de semana dictando conferencias en una gran ciudad a cientos de kilómetros de distancia. No puedo dejar de pensar en las palabras de Juan. Me había escuchado atentamente hablar acerca del diseño de Dios para la familia y, especialmente, para el matrimonio. Estaba regresando a su casa cuando decidió volver y abrir su corazón. Temblaba y sollozaba. Ver llorar a un ser humano conmueve, pero ver llorar a un hombre, conmueve aun más. Comenzó a contarme una historia tristísima de frustración y fracaso matrimonial. Mencionó una y otra vez que él había sido el único responsable de que su matrimonio fuera un fastidio. Era culpable, sin embargo, se sentía arrepentido por haber llevado una vida desordenada.

    De pronto, tuve claridad acerca de Juan. Él permanecía atado al pasado, a lo que se había ido y había quedado atrás. Seguía dándole el poder a lo viejo y esto condicionaba su presente haciéndolo miserable a él y a toda su familia.

    Con qué asombrosa facilidad nos sucede a nosotros lo mismo que a Juan. Permanecemos atados a lo que fue, a lo que, si vive, sólo vive en el pasado. Juan no se animaba a enfrentar la vida porque estaba pegado al ayer. Y a menos que camines de cara al futuro te pasará exactamente lo mismo. Siempre hay menos en el ayer y mucho en el mañana. Nunca lo que se fue será mejor que lo que vendrá. Lo prometedor y lo bueno de Dios para tu vida está adelante, en el futuro; allí se encuentra verdaderamente lo mejor.

    Hay personas que sistemáticamente priorizan los recuerdos desagradables. Les rinden sus pensamientos. Sus mentes han sido capturadas en esa traición, engaño, infidelidad o pérdida. Recuerdan, reviven y resienten, pero no toman la decisión de poner punto final a ese dolor. Viven atormentadas por sus recuerdos, encadenadas a malas experiencias.

    Vivir así es torturante. Rendir pleitesía a los acontecimientos desagradables del ayer malogra el presente y condiciona el futuro de muchas maneras.

    No seas de los individuos que pasan la mayor parte de su tiempo pensando en el pasado o en el futuro. Dios está en el presente. El pasado y el futuro son algo que no podrás controlar jamás. “Es imposible ejercer control sobre el futuro, porque no es real, y nunca lo será. No intentes jugar a ser Dios. Simplemente sé tú mismo y no te cargues de ansiedad y te llenes de miedo. Recuerda que quien vive con los temores no encontrará la libertad del amor de Dios”.9

    ¿Has sufrido alguna experiencia dolorosa? Rompe esa imagen. Olvídala. No hables más de eso. No le des importancia. En vez de relatar o explicar tu pasado, enfrenta tus miedos y resuelve tus conflictos. Sacúdete de la frustración. No viajes por la vida con heridas sin sanar. No permitas que esos momentos tristes se conviertan en tu lastre. ¿Por qué seguir pegado al pasado? “Ir hacia atrás es vivir atrasando la vida. Ir hacia atrás no es ir hacia delante. No se puede vivir en eterna reversa. No debes, no debo vivir así. No es bueno, no es justo, no es saludable y, es más, no es un buen negocio. Atraparás lo nuevo sólo cuando te hayas sacado de encima lo viejo. Bueno o malo, están el ayer y el ayer no está en ninguna parte, sólo en tu recuerdo”, Omar Herrera.

    ¡Vamos! Vacía el baúl de los malos momentos. Despójate de lo viejo. Échale alas a tus sueños. Vuela y vuela alto. Date una nueva oportunidad. Lo bueno de Dios te está esperando.

    Cuanto más llores tus miserias, cuanto más tiempo viajes con tus desgracias a cuestas, cuanto más permanezcas quejándote por tus problemas y cuanto más tiempo convivas con tu dolor, menos probabilidad tendrás de superar tus fracasos y de aprovechar las oportunidades que la vida te ofrece. Extender la temporada de lágrimas no resolverá tu conflicto, lo profundizará. Llora, pero no llores toda la vida. Preocúpate, pero no demasiado. Sufre, pero sólo por un rato. Asimila el golpe y vuélvete a parar. Duerme en medio de tus tormentas. Siéntate encima de tus ruinas y entona tu mejor canción. No llores tu fracaso, transfórmalo en la antesala de una gran victoria.

    Aprende a reír más de lo que lloras; a cantar más que a gruñir.

    Lee cuidadosamente este pasaje: “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”, Romanos 8:38-39. Observa que Pablo no dice nada del pasado. Tu pasado no sanado podría estorbar tu relación con Dios. En otras palabras: tú podrías ser tu peor enemigo.

    El pasado no resuelto podría hacerte perder innumerables bendiciones. Juan 20:24 dice: “Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino”. ¿Por qué no estaba Tomás con el resto de los discípulos? Posiblemente porque estaba llorando su tristeza en la soledad. “En su melancolía algunos creyentes que tienen a un Cristo muerto, no van a la iglesia y pasan sus días de reposo evitando la adoración colectiva con el resto de los creyentes aburriéndose somnolientamente. Sea como fuere, en cualquier caso, se pierden, como Tomás, un buen sermón. ¡Si sólo hubiese sabido que tal disertación habría de ser pronunciada esa noche! Uno nunca sabe cuándo llegarán cosas buenas y la única manera de estar seguro de obtenerlas es estando siempre en nuestro debido lugar”, Alexander Bruce.

    PARA MEDITAR Y ACTUAR

    ¿Existe algún recuerdo emocionalmente negativo al que rindes “adoración” una y otra vez? ¿Qué harás con él a partir de lo que has leído?

    ¿Asistes regularmente a los servicios dominicales de la iglesia? ¿Te reúnes en una célula junto a otros creyentes? No olvides que Tomás se perdió el mensaje inaugural del Cristo resucitado porque estaba demasiado ocupado en lamentar su tristeza y dolor. ¡Qué a ti no te suceda lo mismo!

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • sola
    Lv 7
    hace 6 años

    Los malos recuerdos no se borran, se superan.pensando que solo debes aprender de ellos, y que la vida sigue por que nunca se detiene al igual que el tiempo que es el mejor aliado para poder encausar nuevamente nuestro andar.solo calmate y piensa que no se solucionan los problemas huyendo de ellos, sino enfrentandolos. no hay q olvidarlos hay q aprender de ellos, el tiempo hace q se te pase. Los recuerdos buenos o malos no se deben olvidar,pero sí el paso del tiempo hará que te duela menos al recordar los malos.Olvidarlos la mayoría de las veces no es bueno,porque integran precisamente esa famosa experiencia de la que se habla.Si los olvidásemos parte de ella se perdería y lo que se aprende de los fracasos aunque nos haga sufrir y aporte esos malos recuerdos ,es lo que evita que nos vuelva a ocurrir lo mismo.Además cuanto más intentes olvidar algo,más lo estás recordando.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 6 años

    Esa es la pregunta mas importante del mundo, lo puedes ver en todas partes, las personas no olvidan ni perdonan, se hacen guerras por eso.... salvo muy pocas y son a las que admiramos como Nelson mandela, quien después de estar encerrado por décadas en la cárcel, por sus ideas políticas, sale y dice, Si no perdonamos ahora, cuando perdonamos?.

    Tu pregunta tiene que ver con el perdón, talvez, que es perdonar?. O será que tiene que ver con los procesos mentales solamente, hay alguna conexión cerebral que se forma a partir de un recuerdo, le damos energía al traerla todo el tiempo, y se hace mas fuerte por que la alimentamos. Comprendes?...

    No creo que alguien tenga la respuesta, si no mira, el mundo sería distinto, pero creo que la respuesta la puedes obtener tu, a partir de una intensa observación de ti mismo. Espero que estés bien.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • hace 6 años

    Cambiando de ambiente, (lugar, de gente) ademas de trabajar, ayuda a estar mas entretenido mentalmente. Puedes ir a terapias, como también puedes salir y divertirte con amigos. Busca lo que te agrade hacer y hazlo.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • hace 6 años

    ve con un psiquiatra

    • Commenter avatarInicia sesión para responder a las preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.