¿alguien que sepa del tema de clamidia y me ayude?

Mi médico me mando hacer un examen de clamidia y salió positivo en el IGM 1:16. Le mandaron hacer los estudios a mi esposo y salió negativo tanto en el IGM como en el IGG. El urólogo me ordeno a mí a volverme hacer los estudios para descartar algún error en el laboratorio cosa que yo dudo. La pregunta mia es: como rayos a él le da negativo y a mi positivo si fue él el que me trasmitió la enfermedad, yo no e estado con otra persona y según leí la clamidia solo se contagia via sexual.

2 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Mejor respuesta

    Los errores existen, así que confía en el médico.

    - Es posible y frecuente que las pruebas no determinen la presencia de clamidia aún cuando la persona esté infectada. Sin embargo, esto varía de un país a otro, dependiendo del tipo de pruebas. En términos generales, el diagnóstico no se confirma aproximadamente en el 15% de las mujeres y hasta en un 50% de las pruebas realizadas a varones.

    Soi hay sospecha de clamidia, es recomendable brindar tratamiento, aunque las pruebas no sean concluyentes.

    Es imprescindible el uso del preservativo hasta el final del tratamiento (dura 7 días) o 7 días después si se tomó una monodosis.

    La recurrencia de la clamidia es común. Las personas cuyas parejas sexuales no han recibido el tratamiento adecuado corren un alto riesgo de volverse a infectar. Tener múltiples infecciones por clamidia aumenta el riesgo de que la mujer sufra graves complicaciones en su salud reproductiva, entre ellas la enfermedad inflamatoria pélvica y el embarazo ectópico. Las mujeres y los hombres con clamidia deben hacerse pruebas alrededor de tres meses después del tratamiento de la infección inicial, independientemente de que crean que sus parejas sexuales hayan sido tratadas exitosamente.

    Un saludo.

    Puede contactar con nosotros siempre que lo necesitas en:

    Teléfono gratuito: 900 111 000

    Chat: http://www.cruzroja.es/vih/chat

    Facebook: http://www.facebook.com/InformacionVIH

    Mail: informacionvih@cruzroja.es

    Web: http://www.cruzroja.es/vih

    Twitter: http://www.twitter.com/InfoVIHCruzRoja

    @InfoVIHCruzRoja

    Fuente(s): OMC – Organización Médica Colegial de España – Ministerio de Sanidad Guía de Buena Práctica Clínica (GBPC) en infecciones de transmisión Sexual.
  • La clamidiasis o infección por chlamydia, es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. La chlamydia se trasmite a través de contacto sexual, ya sea vaginal, anal u oral. Puede también ser trasmitida de la madre al niño durante el nacimiento.

    Generalmente la infección es asintomática en el 70% de las mujeres y en el 30% los hombres.

    Si hay síntomas, éstos aparecen generalmente entre 1 y 3 semanas después del contagio. En el caso de aparecer, los originados en los hombres son similares a los de la gonorrea (secreción a través del pene o el recto, ardor al orinar o al defecar) y además puede causar inflamación y dolor testicular, aunque es poco frecuente.

    Cuando aparecen, los síntomas más comunes en las mujeres son secreciones vaginales, ardor al orinar o dolor abdominal. El mayor problema es que la infección no tratada suele producir enfermedad inflamatoria pélvica, que puede provocar en último término esterilidad y aumentar las probabilidades de embarazos ectópicos.

    La chlamydia es fácil de tratar y de curar con antibióticos. Se debe realizar un análisis de seguimiento a las 4 semanas para determinar si la infección ha sido curada.

    Es importante realizar un diagnóstico precoz y recibir tratamiento temprano para que no ocurran problemas de salud más serios, ya que la falta de tratamiento de la infección puede generar enfermedad inflamatoria pélvica y finalmente esterilidad.

    Importancia de la PCR en el diagnóstico de la chlamydia

    Como ya se ha mencionado sólo cerca del 30% de las mujeres presentan síntomas por chlamydia, y el 70% de los hombres, razón por la cual es muy recomendable un diagnóstico fiable de aquellas que son asintomáticas, con el fin de disminuir el riesgo de complicaciones.

    La técnica de la PCR, permite detectar la presencia de cantidades mínimas de chlamydia desde los primeros momentos de la infección, incluyendo los numerosos casos de infecciones asintomáticas.

    Una vez detectada la infección, su tratamiento es muy sencillo, con lo que es muy recomendable un análisis de rutina, para evitar complicaciones futuras más graves. Además, en los casos positivos en los que se aplica un tratamiento, es aconsejable realizar un examen pasado un mes de la finalización del mismo. Conviene asegurar la eliminación total de la bacteria, para evitar el desarrollo de forma asintomática.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.