Sofia realizada en Salud y bellezaSalud Mental · hace 6 años

¿Fobia escolar.. descripcion?

Sufro fobia escolar por las burlas,los "Apodos", los insultos, me canse de todo :'(, hace un rato me trate de suicidarme,,. aunque no me crean ahora me llene la cara de rasguños y me quedo marcado con sangre, que idiota soy!, ahora cuando mis padres me vean me preguntaran :'(... solo porque fui una cobarde y no pude tratar de meterme el cuchillo dentro de mi cara...

Necesito que me ayuden..voy al psicologo y al psiquiatra... se los ruego!!! no se lo imaginan cuando me ayudarian!!! :'(

Mi padre y mi madre ya saben que tengo miedo de ir pero me obligaron,.. mi padre no me manda cuando tengo miedo... pero como le explico que esto me ATORMENTA!...

Que hago, que hago, que hagoo??!!!!...¿Como le digo?? (esa es mi pregunta)

Saludos y gracias a los que se molesten en contestarme :'(... tengo 12 años y soy una idiota gorda de ******...

4 respuestas

Calificación
  • hace 6 años

    Cómo hacer frente al acoso

    “[El acoso] es una conducta aprendida, y todo lo que se aprende puede desaprenderse.”—Doctora C. Sally Murphy.

    TANTO el acosador como su víctima precisan ayuda. El primero tiene que aprender a relacionarse con los demás sin abusar de su poder, y el segundo necesita sugerencias prácticas que le ayuden a lidiar con el problema.

    Con frecuencia, quienes recurren a la intimidación no saben tratar a los demás y son incapaces de ponerse en el lugar de sus víctimas. Necesitan, por tanto, que alguien los observe de cerca y les enseñe a comunicarse adecuadamente. El libro Take Action Against Bullying señala: “A menos que aprendan y adopten nuevas pautas de conducta, nunca dejarán de hostigar a otras personas. Intimidarán a su pareja, a sus hijos y posiblemente a sus subordinados”.

    Ayuda para las víctimas

    Las víctimas del acoso —en especial los jóvenes— afrontan un gran reto: mantener el equilibrio emocional bajo presión. Si alguien lo está hostigando a usted, tenga presente que su objetivo es hacerle perder el control, ponerlo furioso o aterrorizarlo. Si se encoleriza o si rompe a llorar y expresa su dolor o temor, está dándole al acosador lo que desea, y posiblemente este intentará provocarlo para que reaccione de la misma forma una y otra vez.

    ¿Qué puede hacer? Preste atención a las siguientes recomendaciones. Aunque están escritas pensando principalmente en los jóvenes, los principios contenidos en ellas también son útiles para los adultos que sufren acoso.

    ▪ Mantén la calma; no cedas a la ira. La Biblia da este sabio consejo: “Depón la cólera y deja la furia” (Salmo 37:8). Si pierdes los estribos, el acosador te controlará, y es probable que hagas cosas de las que luego te arrepientas (Proverbios 25:28).

    ▪ Intenta no abrigar deseos de venganza. Las represalias a menudo tienen un efecto contrario al deseado. De todos modos, desquitarse no reporta verdadera satisfacción. Una joven a la que golpearon cinco chicas cuando tenía 16 años recuerda: “Me prometí a mí misma que me vengaría. Así que pedí ayuda a mis amistades, y les dimos un escarmiento a dos de las muchachas que me habían atacado”. ¿Qué efecto tuvo dicha acción en ella? “Sentí un gran vacío en mi interior”, comenta. A partir de entonces, su propia conducta empeoró. Recuerda, pues, estas sabias palabras de la Biblia: “No devuelvan mal por mal a nadie” (Romanos 12:17).

    ▪ Si la situación comienza a ponerse muy tensa, márchate enseguida. Las Escrituras dicen: “Antes que haya estallado la riña, retírate” (Proverbios 17:14). Y de ser posible, procura evitar a quienes tienden a acosar a los demás. Proverbios 22:3 señala: “Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse, pero los inexpertos han pasado adelante y tienen que sufrir la pena”.

    ▪ Si el acoso persiste, quizás tengas que hablar claro con tu agresor. Escoge un momento en el que estés tranquilo, mírale a los ojos y dirígete a él en un tono firme y calmado. Dile que no te gusta lo que está haciendo, que no es divertido y que te causa dolor. No lo insultes ni lo provoques (Proverbios 15:1).

    ▪ Habla con un adulto responsable y comprensivo acerca de tu problema. Sé específico y pídele que te ayude. Haz lo mismo cuando le ores a Dios, quien puede ser una maravillosa fuente de consuelo y ayuda (1 Tesalonicenses 5:17).

    ▪ Reconoce tu valía como persona. El agresor quizá desee que pienses que no vales nada y que te mereces que te traten así. Pero él no es tu juez, lo es Dios, y él busca lo bueno que hay en cada uno de nosotros. De modo que es tu hostigador el que se rebaja con este tipo de comportamiento.

  • Victor
    Lv 7
    hace 6 años

    Alguna vez has creído en algo y se ha hecho realidad? puede que con algún regalo o con alguna cosa que te hacía ilusión recibir. Si creemos en algo y no dudamos de ello, se hace realidad.

    Pero ¿que pasa si creemos en algo que nos impide ser felices?, por ejemplo el creer que tus compañeros de clase se burlarán de ti y te dirán insultos. El creer que tus compañeros van a hacer eso atrae que ellos se comporten así, es conforme a lo que crees. Pero como eso que crees no te hace feliz, cuando lo recibes te resistes y culpas, eso es juzgar y al juzgar no tenemos fe.

    Tener fe sería ver que si tus compañeros se comportan así es debido a lo que crees que ellos van a hacer. Si tenemos fe en algo y al recibirlo nos resistimos y sentimos mal, negamos nuestra fe, eso hace que pensemos cosas peores que lo que recibimos, que creamos que eso nunca terminará o que nos será imposible conseguir poner fin a esa situación. Eso que tu piensas ante lo que tus compañeros te hacen se traduce en tener que ir al psicólogo y al psiquiatra, ante lo que ves que te hacen tus compañeros piensas tales cosas que el tener que ir al psicólogo y al psiquiatra convierten en realidad eso que piensas, como lo que te hacen tus compañeros para ti es "esto me ATORMENTA!...", eso te hace sentir mal por que juzgas, al juzgar surgen las emociones que te hacen hacer cosas como el hacerte arañazos o querer poner fin a tu vida y eso se traduce en que tus padres te obliguen a ir al psicólogo y al psiquiatra, donde haces realidad eso que piensas "esto me ATORMENTA!...".

    Lo que quiero que veas es que si tu crees que tus compañeros se burlarán de ti, cuando tus compañeros hagan realidad lo que crees no debes culparles ni culparte, por que entonces juzgas y eso despierta las emociones que te hacen cometer errores, los cuales se convierten en tener que hacer algo que convierte en realidad lo que temes, el ir al psicólogo y al psiquiatra.

    El ir al psicólogo y al psiquiatra te hace sentir mal y también juzgas que tu has creído que algo malo te iba a pasar (cosa que has creado cuando tus compañeros se burlan de ti).

    Lo que te hacen tus compañeros también tiene un motivo, es alguna situación que tienes con tu madre o tu padre. Tu quieres algo para ser feliz y eso que quieres te hace ver que alguno de ellos es un obstáculo para tenerlo, pero cuando ese padre se comporta como piensas te resistes y niegas tu fe, eso atrae que conviertas en realidad lo que piensas y son los compañeros de clase los que lo hacen. Como también niegas con los compañeros de clase, eso atrae que tengas que ir a ver al psicólogo y al psiquiatra que es lo que mas temes y como el tener que ir a verles también te hace juzgar solo te queda una salida, el poner fin a tu vida.

    Jesús decía a Pedro "antes de que cante el gallo me habrás negado tres veces" y si te das cuenta tu has negado tres veces, con tus padre, con tus compañeros y con los especialistas.

    Para poner fin a esa situación solo tienes que creer que recibes aquello en lo que crees, cuando tus padres se comporten como no te hace feliz no les juzgues, piensa que tu has creído que ellos iban a actuar así y no juzgarás, eso pondrá fin a lo que piensas y tus compañeros dejarán de burlarse de ti. Cuando tus compañeros se burlen de ti tienes que ver que tu has creído en ello y dejarás de juzgar lo cual pondrá fin a lo que piensas y no tendrás que ir al psicólogo ni al psiquiatra, y cuando vayas al psicólogo y al psiquiatra no les culpes ni te culpes, simplemente debes ver que es lo que tu has creído y eso pondrá fin a los pensamientos que te vienen de poner fin a tu vida y hacerte daño.

    Sea a tus padres, a tus compañeros, al psicólogo y al psiquiatra, no les culpes ni te culpes, pide perdón por ellos como nos enseñó Jesús "perdónales Padre por que no saben lo que hacen" y estarás demostrando que tienes fe, al tener fe cambiarán todas las situaciones, porque dejas de creer en las cosas que te hacen daño para creer en Jesús que es quien convierte en realidad las cosas en las que creemos.

  • Anónimo
    hace 6 años

    Eso me pasaba a mi, quiero ayudarte, tienes algun lugar para hablar por imbox?

  • Anónimo
    hace 6 años

    Tranquilo todos alguna ves hemos pasado por eso la mejor forma de salir de esto es tener seguridad en ti mismo no te sientas mal por lo que eres y como eres un buen consejo que te puedo dar es que ignores a las personas que te ofenden aunque tengas enojo coraje no les des importancia y poco a poco te dejaran de molestar no te sientas mal de tu condición física nadie tiene derecho ha hacerte sentir mal y menos que hagas destupieses por personas que no ven mas aya de la aparencia fisica ve a tu alrededor cuantas personas les importas tus padres familia no te sientas mal animo no te dejes caer por esa gente que no mira a mi desde chico me decían de todo tipo de apodos por mis orejas me decían dumbo, furcio orejon entre otros y si me hacia sentir mal pero nunca les tome importancia busque la forma de sentirme bien con migo mismos no para los demás y pase la etapa de la primaria secundaria con insultos pero te puedo decir que ahorita tengo 24 años estoy feliz tengo una carrera univesitaria familia amigos una novia, y me siento bien por que me siento bien con migo mismo nadie tiene hacerte sentir mal y si no estas ha gusto con tu apariencia física intenta cambiarla ir al Gym o hacer algún deporte pero hazlo por ti para que tu te sientas bien con tigo mismos animo

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.