Mar realizada en SaludSalud mental · hace 3 años

¿He hecho de todo para aumentar mi seguridad y autoestima, pero no lo logro, que me pasa?

Tengo casi 30 años, llevo mas de 10 años con depresión y baja autoestima o inseguridad, que tras tantos intentos si ha mejorado pero no llega a ser suficiente, sigo siendo una persona insegura que le afecta la opinion del resto y q no puede decir no o me cuesta defenderme.

Lo ironico es que en el intento de demostrarme a mi misma cuanto puedo.lograr he hecho cosas que pocos han cumplido como recorrer el.mundo con mochila, y una parte la hice sola la otra con una persona que recien conoci, he estado en terapia por meses (creo que simplemente revolcandome en autocompasion) he logrado ascensos en mis trabajos y hago cosas que el resto no se atreve, y sere sincera en este intento he probado LSD que me ayudo mucho, pero no es suficiente, siento un vacio, un bloqueo emocional o yo que se que no me deja ser.. sonrisas a medias, mi mirada esquiva, mi incomodidad con el contacto fisico, mi idea de no merecer el tiempo de otros, estoy agotada y quiero lpor favor a opinion de ustedes :( gracias

2 respuestas

Calificación
  • bliss
    Lv 4
    hace 3 años

    La ansiedad es un problema muy grave... si no sabes la solución. La solución para tomar el control de tu vida es esta http://SuperarTuAnsiedad.latis.info/?a9aV Había probado muchos métodos para curar mi ansiedad, pero todo lo que hacía estaba en vano. Un día, buscando en internet encontré esta solución, mas mal no podía hacerme así que la he probado y en poco tiempo he sentido como las cosas cambiaban, ya no tenía tantas malas pensamientos y empezaba a no tener tanto miedo. Ahora puedo decir que me he curado por completo de esta mala enfermedad con este método.

  • hace 3 años

    No te conozco pero, creo que parte importante de la salud mental lo es el desarrollo de una adecuada espiritualidad (¡evita confundir este termino con religiosidad! ¡No es lo mismo! ¡Yo puedo ser una persona muy religiosa, y nada espiritual!). El que logres aun todo lo que te propongas; no tiene nada que ver con que seas cabalmente feliz.... como muestra te ofrezco un par de relatos (según se, reales).-

    Cuentan que a un rico petrolero árabe un día le organizaron una fiesta de cumpleaños, y el regalo más grande que recibió fue muy peculiar: le pusieron en una balanza, y del otro lado de esta los asistentes comenzaron a poner diamantes hasta que la balanza finalmente se niveló... esto es, este rico petrolero literalmente recibiió como regalo su peso en diamantes. este hombre, al ver este gran detalle, se sintió muy emocionado mientras estaba en la fiesta; mas al marcharse todos y quedarse él finalmente sólo, o más bien, acompañado de la servidumbre; airadamente exclamó: "lo que yo más quiero es paz".

    Por otro lado, y en escala diametralmente opuesta, se encuentra el relato de San Francisco de Asis; que dice más o menos así.-

    Cuando, cansado, mojado y fatigado, en medio del bosque y en pleno invierno... hermana sed, y hermana hambre; llames a una puerta solitaria y pidas algo de comer y de beber; y en vez de ello recibas golpes, escupitajos e injurias, y aún así seas feliz... esa mi hermano, será la dicha perfecta...

    El relato de San Francisco no te lo expongo tal como lo conocí, pues no recuerdo las palabras exactas, sin embargo, el contenido del mensaje si es el que te expreso; y a mi muy limitado juicio el caso se centra en que la dicha perfecta es aquella que permanece, sin importar mas nada lo que suceda a tu alrededor, o incluso a ti misma.

    La diicha, la felicidad entonces pues, no es una situación externa a ti en manera alguna; sino estrictamente un acto de amor propio; y en consecuencia; un acto de tu propia voluntad.

    El amor estimada lectora, no es un sentimiento de naturaleza propia ajena a tu voluntad. Ell amor, y el acto de amar propiamente dicho, constituye naturalmente un ACTO DE LA VOLUNTAD. YO DECIDO AMARME... y al decidir amarme... me hago posible amar...

    ¿Te acuerdas de ese mandamiento que tenemos los judeocristianos y que dice "Amaras al Señor tu Dios sobre todas las cosas, y a tu prójimo tanto como a ti mismo?

    Pues bien, la razón de ese mandamiento es que precisamente fuimos creados para amar, hemos nacido para amar, y en el acto de amar sin reservas, o mejor dicho, sin mas reserva que amarnos a nosotros mismos, radica nuestra propia dicha perfecta, la cual es por lo tanto naturalmente inmune a todo aquello que suceda en nuestro entorno, y naturalmente sensible a lo que sucede en nuestro interior.

    :-) Por tu atención :-) ¡Mil Gracias :-)!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.