Gabriel O realizada en Arte y humanidadesPoesía · hace 11 meses

¿Alguna día me contagiaré de "normalidad"?

No le prestes atención a la letra, es mas, si no leyeras estas palabras mejor sería el resultado. Guíate... no se, si te apetece busca debajo del bullicio la melodía que provoca la delicada voz que suena en tu interior, o centra tu atención en la percusión de tus latidos. Descubrirás como el sonido hace a la amplitud y grandeza de ese espacio que solo puede ser tuyo acompañando el extasiado mundo que respira tu mente.

Hoy hurgaba en los estrechos pasadizos secretos de mi subconsciente y notaba que por momentos se crean relámpagos de viento, y por sobre todas las cosas se advierte el continuo golpeteo de libertad con un dejo melancólico memorando tiempos antiguos, tan lejanos que fácilmente podrían ser inventados... Hay un recuerdo al que guardo en una gota, un grano de sal. Las olas golpean un muelle... mientras una joven acaba por dar su último paso, magistral salto hacia la eternidad, arrojándose a las intempestivas aguas de un gris invierno marino.

Las dudas se aferran a mi cuerpo en un intento por afirmar que estoy vivo, mientras las olas abrazan con amor aquel debilitado cuerpo, haciendo suyo su dolor.

Estos son recuerdos que me exigen y merecen dedicación de mi parte. Olvidar sin comprender requeriría de mayor dolor, no seria justo desvalorizar tremenda experiencia de la cual fui un simple testigo. ¿Cuál es la finalidad de tener que presenciar el suicidio de una joven a la que jamás he conocido en vida?

Actualizar:

Al menos no en esta vida, ni conoceré a sus parientes, ni a sus amigos... aunque recordare por siempre con un enorme cariño, con todo el amor que por entonces estuvo ausente y provoco la fatídica decisión.

De un mundo de suicidas a cuentagotas  en pleno acto, fui testigo desde pequeño. Hoy pocos comprenden el porqué cuando la elección es estar muriendo a solas, sin compartirlo.

Nos observan como a seres amargos, nos confunden y nos piensan depresivos por hacer nuestro el dolor...

Actualizar 2:

Desconocen que tenemos la triste facultad ingobernable de recoger la pestilencia energética emanada por doquier, por quienes nada saben de que todo es energía, sin comprender que somos envasadores de vivas penas ajenas, filtros necesarios de este patético mundo, y con la exclusiva finalidad de lograr que se atrevan a comenzar un camino que consideran pavoroso, construyendo por ende nuestro abismo.

Actualizar 3:

Si, tu vida podría ser en color de rosas y perfumada como tal, mas nuestras son en este hoy que asfixia, las espinas en aliento tinto.

No es loco, ni absurdo, ¿entiendes?, Es un estado de consciencia creciente, en donde comenzaras a lograr los imposibles de otros como parte de un proceso ocurrente. Cuando en consciencia sabemos que esta no es la vida real, que la libertad se consigue mas allá de lo que llamas muerte nada malo puede tener añorarla. No obstante, en ocasiones, para morir también...

Actualizar 4:

hay que hacer mérito, mas con resistir el intento de algún desesperanzado y desesperado bajo los efectos de las drogas en deseos de robarte, es suficiente!!  Preserva tu vida, no te defiendas... ¡Vive!... deja que te roben, es la constante insistencia que resuena por dentro, mientras los decrépitos cobardes, con manos abusadoras no dudan en llevarse cuanto pueden.

¿Es la muerte un mérito? no existe el derecho a luchar por los objetos, nada nos pertenece. ¿en qué quedamos?

Actualizar 5:

 (Te lo estabas preguntando... te leo).

Morir es la meta, por eso es inevitable, porque inevitable es la libertad que tanto te aterra. Lo demás, excusas ante el temor absurdo a ese abismo al que estoy tan acostumbrado navegar. Esa endemoniada cosa para vos desconocida, toda mortuosa, llena de una nada insaciable que te traga de a pedazos quedando de vos solo las letras que componen un nombre en una helada lápida adornada con las marchitas flores del último aniversario…

10 respuestas

Calificación
  • hace 11 meses

    Es demasiado para estas tristes, pecaminosas y ensombrecidas almas decadentes amigo Gabo.

    Lo conveniente para estos casos llenos de pasión gris es regurgitar con ritmo. tal y como lo hizo....

    Pero leve.

    Dosifique no sea encajoso.

    Pd. Lo felicito. Anda usted de pipa y guante verbal. 

  • hace 11 meses

    Hola gabriel O.

    Aunque ese es un contagio necesario, pero muchas veces inmerecido, lo mejor que te pudiera suceder es seguir gozando de toda esa  brillante "anormalidad"  que tanto esfuerzo te ha costado lograr.....dejar que las cosas pasen sin tratar de detener la voràgine depredadora, que està llevando  a este planeta a la mier.da

    COMO RUEDAS CUADRADAS.

    Por Hoz-kar              2019.

    ¿Cuàntos somos como ruedas cuadradas,

    que no caminamos, ni pa' lante, ni pa' atràs,

    que aun cuando miramos las cosas pasar,

    seguimos diciendo, que no pasa nada?

    ¿Cuàntos somos, como viento violento,

    que con prisa por llegar, jamas llegamos,

    pues estando, en constante movimiento,

    retrocedemos, al tiempo que avanzamos?

    ¿Cuàntos somos, asi de peresosos,

    que, estando echados, bajo una palma,

    en la cabeza,  nos caen los cocos,

    y no movemos, ni las zandalias?

    ¿Cuàntos somos, como ruedas cuadradas,

    que al recordar, cosas ya pasadas,

    intentamos repetirlas y no podemos,

    por tener las bizagras, todas oxidadas?.

    ¿Cuàntos, los que ya, no queremos ser,

    y solo esperàmos, la hora para morir,

    que nos desespera, el no poder partir,

    y anhelamos recibir, aun sin merecer.?

    Que pases felices fiestas decembrinas.

    Todos  caben en mi abrazo.

  • hace 11 meses

    Soy tan normal como un día frío de verano...  ya está, la norma, es escrita en líneas generales, lo extraño, lo extraordinario, queda más allá...

  • Ada
    Lv 7
    hace 10 meses

    ¿Dónde están tus límites, en lo físico, o en la mente? Cualquier cosa sucede aquí. No hay nada que indique imposibilidad de cualquier hecho, en la ciencia o en la metafísica. Quita el velo de lo increíble de todo lo que vivas y eleva el vuelo en libertad.

    ¿Para qué quieres la “normalidad” de la indiferente consciencia dormida del resto del género humano borreguil? Ya has logrado evitar el velo dela hipnosis colectiva de la falta de conocimiento y del ancestral letargo espiritual, mental y energético que sobre la dormida humanidad tienden los seres que gobiernan el universo. Permanece en la luz de lo increíble, lo indecible, lo impredecible, lo invisible. Vuela sobre lo que al resto de nosotros nos es prohibido vivenciar, Alquimista de inmenso.

    Hubo, hace siglos, una joven pelirroja que se arrojó al vacío tal como narras. Ella es ahora mi hermana del alma, que no de sangre. Tiene sueños y recuerdos de esa muerte buscada por su propia desesperación en corazón roto y persecución de sus enemigos. A su lado, en esta vida, he conocido la inmensidad del tiempo humano, que se cuenta en vidas y calendarios, olvidados por la matrix actual que nos ha secuestrado el conocimiento milenario. Yo no quiero recuerdos, ni vislumbres del futuro, como los suyos, o los tuyos, gentil Amigo. Sólo sé que el mundo es más ancho e increíble que lo que pueden constatar los ojos velados por el mito de la ciencia y el olvido perverso de lo que en realidad somos. Vive lo que eres con todas sus consecuencias, te lo has ganado, has luchado por hacerlo. No reniegues del logro espiritual que representa, aún con sus dolorosos momentos.

    Te abrazo desde mi gélida tierra norteña.

    ^_^

    Attachment image
  • ¿Qué te parecen las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar la respuesta.
  • hace 11 meses

    Antes ya te di mi respuesta ,la leiste? O te estás copiando preguntas de otros ?

  • hace 11 meses

    No sería recomendable. Por suerte, los seres que hurgan en sí mismos y captan lo aparentemente insignificante, los claroscuros y abstractos laberintos de los tesoros inasibles para otros ...por su esencia no pueden contagiarse de mediocridad, ni aunque lo quisieran, en un rapto de ceguera propiciatoria de algún resquicio de aire respirable...

    Felicitaciones por este texto Gabriel. Me resulta delicioso y digno de releer y guardar.

    Un muy buen aporte. 

    "Oscilaba, allí, casi rozando un suelo que pisó para volar, como un paria, un péndulo morboso.Los ojos invidentes bien abiertos, exaltados. Esos que ya no se asombran y que, quizás por mucho tiempo, sólo vieron en la nada una vía de escape a la vida. Qué vida, me pregunto? El reflejo que espanta de ese rostro amoratado? Tomo las fotos. Las numero. Las braguetas empapadas de orín. Las manos gruesas, entintadas en sangre de vino.Y lo más triste es el silencio. Lo mató el silencio de su propia voz, quien sabe desde cuándo, ahorcándolo sin prisa. Uno más de esos que tanto tienen que decir, pero quiebran su tallo sin dar flor."

    patricia

  • hace 11 meses

    La verdad que me gustaría conocerte personalmente....creo que eso sería bueno para que salgas del ostracismo al que te condenaste en vida....en too lo demás sos como cualquiera de nosotros....lo único que te diferencia esa esa ENORME inteligencia que es tu gran tesoro...

    Decime la verdad....lo considerás tan genial como el cree ser?

    Es inteligente, culto...instruido....pero eso lo convierte en un ser especial?

    Habla de "valores" en NO humillar a las personas....dar lecciones sin necesidad de hacerlo....recordás la humillación sistemática a la que me sometió? Vos fuiste testigo de ello...doble cara...de piedra....doble moral....un personaje ejemplar que esconde a un ser nefasto....(al  menos es la conducta que tuvo hacia mi)....y aun lo continua haciendo....refiriéndose a su "amiga" como CORAZÓN BOMBÓN que fue una de las razones de la gran pelea....

  • Anónimo
    hace 11 meses

    noooooooooofffffffffffffffff

  • Anónimo
    hace 11 meses

    que gay ereeeeeeees

  • Daevid
    Lv 7
    hace 11 meses

    No, pero contagiarse de pendejez aun es posible.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.