¿Que os parece esta parábola bíblica? ¿Cual creeis que puede ser su significado oculto?

Érase una vez, un perro llamado Pedro que vivía en un antiguo y remoto país. Dicho can se encontraba realizando su habitual paseo matutino por el monte cuando de repente se le apareció un Carcayú, un animal que nuestro protagonista nunca había tenido la dicha de contemplar. El perro le pregunta: ¿Quién eres? a lo cual el Carcayú contesta: mi nombre es Aoae Ie Ueaoe y vengo desde muy lejos. Tendría usted la bondad y la amabilidad de hospedarme unos días, para poder recuperar fuerzas? El perro accedió a su petición y lo hospedó durante tres días, durante los cuales tuvieron la oportunidad de intercambiar sus puntos de vista sobre política, religión y filosofía. Ambos se entendían muy bien y eran intelectos afines. Llegado el tercer día, el perro decidió acompañar a su huesped hasta su destino, que no era sino la mismísima capital del reino. Una vez llegados, el Carcayú miró a los cielos y escupió fuego cuántico, abriendo un portal interestelar, del que surgió una flota de Ovnis que empezaron a arrasar la capital del reino con rayos láser, el Carcayú empezó a levitar y usó sus poderes psicoquinéticos para desintegrar a la gente, el perro no sabía qué hacer, fue entonces que recordó que la clave de todo triunfo era creer en el poder de las cartas Yu-Gi-Ho, por lo cual adquirió superpoderes electrocuánticos y pudo destruir al malvado Carcayú y la Flota de Ovnis y todo volvió a la normalidad. Moraleja: no acaricies a un oso polar si dan Smallville por la tele doblado al esperanto.

1 respuesta

Calificación
  • hace 4 meses

    Curiosa história. Por supuesto es una fábula, pero no es bíblica porque la biblia no tiene esta historia.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora y obtén respuestas.